Alemania de posguerra

De Metapedia

Zonas de la ocupación alemana en 1946. Sarre (en la zona francesa) se muestra con franjas ya que fue removida de Alemania en 1947 como un protectorado francés.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue ocupada militarmente por los cuatro ejércitos vencedores y luego dividida en dos estados, uno bajo la dominación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), la República Democrática Alemana (RDA) y el otro bajo la de los ejércitos occidentales, la República Federal de Alemania (RFA). Sólo en 1990 la RFA pudo integrar a la RDA en su territorio nacional.

Contenido

Cuatro zonas de ocupación

(Artículo principal: Zonas de ocupación aliada en Alemania)

En la conferencia de Potsdam realizada en agosto de 1945, poco después de la rendición alemana el 8 de mayo de 1945, los aliados dividieron Alemania en cuatro zonas de ocupación militar -Francia al suroeste, Gran Bretaña al noroeste, Estados Unidos al sur, y la Unión Soviética al este-. Las antiguas (1919-1937) provincias de Alemania al este de la Línea Oder-Neisse (Prusia oriental, el este de Pomerania y Silesia) fueron transferidas a Polonia, mudando el país hacia el oeste. Aproximadamente 15 millones de alemanes étnicos sufrieron terribles penalidades de 1944 a 1947 durante su huida y expulsión de los territorios de Alemania del este y de Sudetes (Ver artículo: Expulsión de alemanes tras la Segunda Guerra Mundial) [1]

De los cerca de 12.4 millones de alemanes que en 1944 vivían en territorio que después del desmembramiento de Alemania se convirtiría en parte de la Polonia de la posguerra, un aproximado de 6 millones huyeron o fueron evacuados antes del avance del Ejército Rojo. Del resto, más de un millón fueron asesinados y 3.6 millones fueron expulsados por los polacos, un millón fue nacionalizado polaco y 300.000 permanecieron. Miles murieron de inanición y de congelamiento durante su expulsión en lentos y contaminados trenes.[2] De este holocausto nadie se acuerda. La parte de Prusia oriental que rodeaba Kaliningrado fue anexionada a la Unión Soviética.

La expulsión de los alemanes de Polonia, de la Unión Soviética, de los Sudetes, Hungría, Yugoslavia y de Rumania, fue autorizada por los aliados en Potsdam, pero los países fueron exhortados a parar las expulsiones a partir de cierto momento debido al agotamiento que los refugiados pondrían a los recursos existentes en Alemania.

Muchos de los alemanes que se quedaron, la mayoría mujeres y niños, fueron objeto de fuertes actos de ultraje, hasta que finalmente fueron deportados a Alemania en la década de 1950. Fueron forzados a usar brazaletes identificadores y miles murieron en campos de concentración como en Lambinowice, Zgoda, Potulice, Jaworzno, Glaz, Milecin, Gronowo, y Sikawa.[3]

En añadidura, entre 2 y 2.5 millones murieron como resultado de una evacuación alemana mal planeada, bombardeos, hundimientos de barcos de refugiados, de hambre y privación durante largas marchas durante el frío glacial, en los trenes de expulsión, en campos de concentración o asesinados por tropas de saqueo y por habitantes locales. Otros 165.000 fueron transportados por los soviéticos a Siberia. Un verdadero genocidio por el cual nadie, hasta el momento, ha sido responsabilizado.

El cuerpo gubernamental pretendido para Alemania fue llamado el Consejo de Control Aliado. Los comandantes en jefe ejercieron autoridad suprema en sus respectivas zonas y actuaron de acuerdo en temas que afectaban a todo el país. Berlín, que se encontraba en el sector Soviético (al este), fue también dividió en cuatro sectores, con los sectores del oeste convirtiéndose posteriormente en Berlín Occidental y el sector soviético en Berlín Oriental, capital de Alemania del Este.

Un tema clave en la agenda de los invasores era la desnazificación; cerca del fin, la esvástica y otros símbolos públicos del régimen nacionalsocialista fueron prohibidos, y una Insignia civil provisional se estableció como una bandera temporal para Alemania; la cual permaneció como la bandera oficial para el país (necesaria por razones de derecho internacional, ya que los barcos alemanes necesitaban portar algún tipo de marca indentificatoria) hasta que Alemania del Este y del Oeste comenzaran su existencia por separado en 1949.

Los Estados Unidos, el Reino Unido, y la Unión Soviética acordaron en Potsdam un amplio programa de descentralización, tomando en cuenta a Alemania como una sola unidad económica con algunos departamentos de administración central. Estos planes se rompieron en 1948 con la aparición de la Guerra Fría.

Para convencer a los alemanes de la opinión aliada sobre ellos, una estricta política de no fraternización fue añadida por el General Eisenhower y el departamento de guerra. Sin embargo, gracias a la presión del Departamento de Estado y congresistas de Estados Unidos en lo individual, la política fue levantada en etapas. En junio de 1945 la prohibición de hablar con niños alemanes fue hecha menos estricta. En julio fue posible hablar con alemanes adultos en ciertas circunstancias. En septiembre de 1945 toda la política fue depuesta en Austria y en Alemania. Solamente la prohibición de matrimonios entre civiles estadounidenses y alemanes o austriacos permaneció por algún tiempo.[4]

Expulsión de alemanes después de la Segunda Guerra Mundial. Un verdadero holocausto olvidado por la historia oficial

Desarme industrial en Alemania Occidental

La propuesta inicial para la política de los poderes del Oeste que siguió a la rendición, el llamado Plan Morgenthau propuesto por Henry Morgenthau, Jr., era para el siguiente:
"Debe ser el objetivo de las fuerzas aliadas el conseguir la desmilitarización de Alemania en el menor periodo de tiempo posible después de la rendición. Esto significa un desarme completo del ejército alemán y de los civiles (incluyendo la remoción o destrucción total de todo el material bélico), la total destrucción de toda la industria armamenticia alemana, y la remoción o destrucción de otras industrias clave que son básicas para el reforzamiento militar. En un corto periodo de tiempo, si es posible en no más de 6 meses del cese de hostilidades, todas las plantas industriales y equipamiento no destruido por acciones militares deberá ser o completamente desmantelado o removido del área (Ruhr) o completamente destruido. Todo equipo deberá ser retirado de las minas y las minas deberan ser minuciosamente desbaratadas.

El Plan Morgenthau, aunque subsecuente y ostensiblemente archivado debido al rechazo público, influyó en la política de la ocupación; más notablemente a través de la directiva punitiva de ocupación los Estados Unidos [5][6] y los planes industriales para Alemania[7][8] .[9]

El Nivel de los planes industriales para Alemania eran planes para reducir el potencial industrial de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. En la conferencia de Potsdam, con los Estados Unidos operando bajo la influencia del plan Morgenthau,[10] los triunfadores aliados decidieron abolir las fuerzas armadas alemanes así como también todas las fábricas de municiones e industrias civiles que las apoyaban. Esto incluía la destrucción de toda la capacidad de construcción de naves marítimas y aéreas. Incluso, se decidió que las industrias civiles que pudieran llegar a tener potencial militar, que en la era moderna de la "guerra total" incluía virtualmente a todas, iban a ser severamente restringidas. La restricción de estas fue para preparar las "necesidades aprobadas en tiempos de paz" de Alemania, que estaban definidas para establecerse en un promedio del estándar europeo. Para poder alcanzar esto, cada tipo de industria fue subsecuentemente analizada para saber cuantas fábricas requería Alemania con este nivel mínimo de requerimientos industriales.

El primer plan, del 29 de marzo de 1946, indicó que la industria de Alemania debía ser reducida a 50% de los niveles de 1938 con la destrucción de 1.500 plantas manufacturadoras enlistadas.[11] En enero de 1946 el Concejo de Control Aliado sentó las bases para una futura economía alemana poniendo un límite al máximo de producción acerera, permaneciendo lo permitido en alrededor de 5.800.000 de toneladas al año, que equivalía al 25% del nivel de producción anterior a la guerra.[12] El Reino Unido, en cuya zona de ocupación la mayor producción de acero se localizaba, había argumentado por una mayor capacidad de producción, fijando el tope a 12 millones de toneladas de acero por año, pero se tuvo que someter a la voluntad de Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética (quienes habían fijado el límite a 3 millones de toneladas). Alemania iba a ser reducida al nivel de vida que conocía en el clímax de la Gran Depresión en 1932.[13] La producción de automóviles se fijó a 10% del nivel anterior a la guerra.[14]

Muro de Berlín

(Artículo principal: Muro de Berlín)

Alemania encarnaba la situación que se vivía a nivel mundial en el marco de la Guerra Fría. Berlín, la antigua capital imperial, fue dividida en dos bloques. Así en 1962 la parte oriental de la ciudad queda bajo un bestial control comunista que construye un muro para evitar el contacto de su población con la parte occidental.

Sarre

El Estatuto del Sarre fue un proyecto de resolución enmarcada en los Acuerdos de París de 1954 que buscaban dotar al estado del Sarre de un "Estatuto Europeo" y no permitir que esta región volviese a Alemania.

En el caso de que el hubiese ganado el referéndum de 1955 en favor del Estatuto Europeo del Sarre, Saarbrücken, capital del Sarre, sería la sede de los estamentos europeos supraestatales en lugar de Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo. Pero por abrumadora mayoría, la población del Sarre dice No y poco después la región vuelve a ser parte de Alemania.

Referencias

  1. The Expulsion of Germans from Poland
  2. The Expulsion of Germans from Poland
  3. H-Net Review: An Exploration of the Inner Landscape of Experience
  4. Perry Biddiscombe "Dangerous Liaisons: The Anti-Fraternization Movement in the U.S. Occupation Zones of Germany and Austria, 1945-1948", Journal of Social History (Diario de la Historia Social) 34.3 (2001) p. 619
  5. Michael R. Beschloss, "The Conquerors: Roosevelt, Truman and the Destruction of Hitler's Germany, 1941–1945" ("Los conquistadores: Roosevelt, Truman y la destrucción de la Alemania de Hitler, 1941-1945") pg. 233
  6. Vladimir Petrov, "Money and conquest; allied occupation currencies in World War II". ("Dinero y conquista: ocupación aliada divisa en la Segunda Guerra Mundial" Baltimore, Johns Hopkins Press (1967) pg. 228-229
  7. Frederick H. Gareau "Morgenthau's Plan for Industrial Disarmament in Germany" The Western Political Quarterly, ("Plan Morgenthau para el desarme industrial en Alemania" El Trimestral Político Occidental) Vol. 14, No. 2 (Junio de 1961), pp. 517-534
  8. Draft, The President's Economic Mission to Germany and Austria, Report 3, March, 1947; OF 950B: Economic Mission as to Food…; Truman Papers
  9. Draft, The President's Economic Mission to Germany and Austria, Report 3, March, 1947; OF 950B: Economic Mission as to Food…; Truman Papers
  10. Frederick H. Gareau "Morgenthau's Plan for Industrial Disarmament in Germany" ("Plan Morgenthau para el desarme industrial en Alemania" El Trimestral Político Occidental) Vol. 14, No. 2 (Junio de 1961), pp. 517-534
  11. Henry C. Wallich. Mainsprings of the German Revival (1955) pg. 348.
  12. "Cornerstone of Steel" ("Fundamento del acero"), Time Magazine, 21 de enero de 1946
  13. Cost of Defeat ("Costo de la derrota"), Time Magazine, 8 de abril de 1946
  14. The President's Economic Mission to Germany and Austria, Report 3 ("La misión económica del presidente para Alemania y Austria, reporte 3") Herbert Hoover, marzo de 1947 pg. 8

Artículos relacionados

Herramientas personales