Alerta Nacional

De Metapedia

Alerta Nacional

La publicación nacionalista argentina Alerta Nacional fue publicada en la década del 80 y era dirigido por Alejandro Biondini, líder del Partido Nuevo Triunfo.

Contenido

"Ni liberales, ni marxistas: Argentina será Nacionalista"

(Extractado de ALERTA NACIONAL, Año 7, 2da. Epoca, No. 16 , p. 1 - Buenos Aires, 27 de septiembre de 1989)

Juan Manuel de Rosas de vuelta en su Patria. El sueño y la larga lucha de generaciones del Movimiento Nacional, por fin cumplidos. Llega a nuestra tierra el Primer Nacionalista, el verdadero hacedor de nuestra Argentinidad, luego de más de un siglo de oprobios, calumnias y ataques sistemáticos de la vieja lacra unitaria y de sus dignos herederos: la escoria liberal y la subversión marxista.

No vuelve Rosas para ser usado por politiqueros o gobiernos de turno. No vuelve para servir a la mezquina estrategia de los que quieren unir lo inconciliable, de los que quieren mezclar o confundir en un mismo bando a los que lucharon por nuestra independencia y a los que nos entregaron premeditadamente al extranjero. No vuelve el Iluste Restaurador para que algún presidente, en su soberbia ignorancia neoliberal, intente reeditar la frustrada ambición masónica y lopezrreguista de igualar en un "altar de la patria", la traición con la lealtad.

Maniobras propagandísticas

Pese a quien pese, Rosas no vuelve para servir a las maniobras propagandísticas de un pseudo-nacionalismo de la "eficiencia", poco ingenioso eufemismo con el que se pretende justificar la alianza con la oligarquía gorila, la sumisión a la voz del amo anglosajón, el renunciamiento deliberado a las banderas de la Doctrina Nacional y la actitud mendicante y cobarde frente a la usura y la banca capitalista. Quien pretenda utilizar a Rosas está loco o es un imbécil. Pues si la Historia es la memoria de la Patria, no hay nada más peligroso para los traidorzuelos del presente, que el Pueblo Argentino recuerde lo que es un Jefe y un Líder Nacional, que con medios infinítamente menores a los actuales doblegó la voluntad de las dos potencias más grandes e la Tierra de su época. Rosas vuelve para recordarnos con su gigantesco ejemplo a los nacionalistas, a los peronistas, a los civiles y a los militares, a jóvenes y viejos, que el patriotismo no es una entelequia tecnocrática y eficientista; que la Fe y el Heroísmo no se cotizan en la Bolsa de Valores; que los enemigos de la Argentina son los mismo de siempre y que el único Nacionalismo auténtico es aquel que es fiel al Suelo, a la Sangre y a la Bandera.

No queremos la "paz" de los esclavos y la "unidad" con quienes han sido y siguen siendo la desgracia de nuestro país. Si Inglaterra y sus agentes vernáculos piensan que tolerar el retorno de Rosas a cambio del restablecimiento de relaciones diplomáticas que el gobierno menemista acordó para el próximo 17 de Octubre -justo y "casualmente" el 17 de Octubre, Día de la Lealtad-, si piensan que es un buen "negocio", están muy equivocados. Idéntico error del que adolece el régimen, que tal vez considere que con la repatriación de Rosas tiene el campo libre para acelerar la entrega generalizada y de paso taparle la boca a los que se oponen a sus designios.

Símbolo

Ya no vuelve un hombre, vuelve un Símbolo. No son simples restos mortales los que vienen. Es el segundo triunfo sobre el destierro de la Argentina digna y soberana, que como un sol, despertará a los durmientes, reafirmará la convicción y la militancia nacional y será el preanuncio del escarmiento para una dirigencia que cree y afirma públicamente que la Idea Peronista es un "bien mutable", casi diríamos, una especie de plastilina en manos de cualquiera, a la que se puede estirar o hacer una pelota, según se prefiera. Esta maldita dirigencia que nos viene traicionando desde el primero de julio de 1974 ha elegido vivir de rodillas y cuando le llegue la hora, sabemos que tampoco tendrá agallas como para morir de pie.

Cuidado con el Restaurador ! No vaya a pasarles como a los falsos profetas de un "cristianismo" dulzón, diluído y enclenque que tergiversando y ocultando quieren hacer una fe minúscula, a su medida. Rosas vuelve como un nuevo amanecer de la conciencia nacional y su retorno debe hacernos recordar el mensaje de Cristo: "He venido a prender fuego en la tierra. Y cuanto deseo que ya arda!".

A no dudarlo, Argentina será nacionalista.

por Alejandro Biondini

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales