Arquetipo

De Metapedia

Un arquetipo (del griego αρχή, arjé, 'fuente', 'principio' u 'origen', y τυπος, tipos, 'impresión' o 'modelo') es el patrón ejemplar del cual otros objetos, ideas o conceptos se derivan. En la filosofía de Platón se expresan las formas sustanciales (ejemplares eternos y perfectos) de las cosas que existen eternamente en el pensamiento divino. También puede entenderse como una estructura funcional que subyace a la conducta de un individuo, grupo o sociedad en su conjunto, estableciendo una serie de automatismos a los que se responde de forma espontánea.

En psicología analítica

El término fue introducido por Carl Gustav Jung para designar formas a priori de estructurar la percepción y el conocimiento. De este modo, los arquetipos son cada una de las imágenes originarias constitutivas del "inconsciente colectivo", muchas de las cuales son comunes a toda la humanidad, si bien existen arquetipos particulares a cada pueblo, o bien, dichas imágenes universales se manifiestan de forma muy distinta en concordancia al espíritu de cada pueblo. Configuran ciertas vivencias individuales básicas, se manifiestan simbólicamente en sueños, fantasías o en delirios y son contenidos más o menos encubiertos en religiones, mitos, leyendas, cuentos de hadas, obras de arte y literatura de todas las culturas.

Jung consideraba que el arquetipo es un principio fundamental de la creatividad, anclado en las cualidades biológicas, genéticas, raciales, en consonancia con el principio racialista de que "la cultura es expresión de la raza", o bien, que la cultura, como expresión psíquica, tiene una base genética.

El pasado del hombre contemporáneo (alrededor de 4 millones de años desde el Australopithecus) se acumula en nuestros genes y, por tanto, en la base de la psique humana, y dirige e influye el comportamiento actual. Para Jung, el inconsciente colectivo fue el receptáculo poderoso y controlador de las experiencias ancestrales. En consecuencia, Jung vinculó la personalidad de cada individuo con el pasado, no solo con la niñez sino también con la historia de las especies.

Jung establece que '«No se trata, pues, de representaciones heredadas, sino de posibilidades heredadas de representaciones. Tampoco son herencias individuales, sino, en lo esencial, generales, como se puede comprobar por ser los arquetipos un fenómeno universal».

De la amplia gama de arquetipos existentes, como pueden ser el Viejo sabio, el Puer aeternus, el Héroe, la Muerte, el Timador, la Cuaternidad, etc., así como otras imágenes presentes en sueños y fantasías con un fuerte significado emocional: conjuntos numéricos, una montaña, un reloj, un padre dominante, un amigo traicionero, etc., cinco son los que han alcanzado un desarrollo superior al de cualquier otro: Ánima, Ánimus, Sombra, Persona, Sí-mismo.

Los arquetipos se manifiestan a nivel personal (a través de los complejos) y a nivel colectivo (como características de todas las culturas). Jung pensaba que la tarea de cada generación es comprender en forma diferente su contenido y efectos.

Como última elaboración del concepto Jung habla de "una tendencia innata a generar imágenes con intensa carga emocional que expresan la primacía relacional de la vida humana".

Artículos relacionados

Herramientas personales