Blitzkrieg

De Metapedia

Blitzkrieg (en alemán: Guerra Relámpago) es una estrategia de combate militar se basa en el movimiento permanente hacia adelante; mientras la infantería copa la línea de defensa enemiga y la fija al terreno, los vehículos acorazados sirviendo de punta de lanza penetran en el sistema de defensa, seguidos de la artillería autopropulsada y la infantería motorizada, esta penetración se hace a gran velocidad, no permitiendo que el enemigo reaccione, creando grandes embolsamientos de tropas y destruyendo las líneas de comunicaciones, puestos de mando y líneas de suministro; mientras tanto mas atrás la infantería de a pie empieza a penetrar en territorio enemigo; este esquema se repite una y otra vez, llevando a la desarticulación total del ejercito contrario. La aviación sirviendo de artillería de largo alcance, mientras tanto impide la llegada de refuerzos al frente principal.

Contenido

Estrategias del Blitzkrieg

Fase I

Fase I del Blitzkrieg

La infantería del frente (cuadros negros) fija al enemigo en toda la longitud del frente, mientras oculta con cortinas de humo los movimientos de las columnas acorazadas (flechas negras); la aviación (flechas grises) mientras tanto actuando como artillería de largo alcance aísla el campo de batalla. Las fuerzas acorazadas irrumpen en el frente acompañadas de la artillería autopropulsada (flechas blancas) y la infantería motorizada (flechas moradas).

Fase II

Fase II del Blitzkrieg

Las fuerzas de zapadores ensanchan la brecha y las columnas acorazadas irrumpen a través de la brecha. La artillería autopropulsada y la infantería motorizada eliminan los focos de resistencia y protegen los flancos; mientras los bombarderos atacan las líneas de retaguardia, líneas de comunicaciones y reservas.

Fase III

Fase III del Blitzkrieg

Las vanguardias acorazadas, abierta la brecha se despliegan, desbordando las defensas y atacando la retaguardia, ocupan los nudos de carreteras, nudos ferroviarios y puestos de mando. La infantería empieza a avanzar, destruyendo lo poco que queda de la organización defensiva enemiga.

Fase IV

Fase IV del Blitzkrieg

Las tres primeras fases se repiten una y otra vez, mientras las fuerzas acorazadas penetran dentro del territorio enemigo, alcanzando las ciudades y encerrando el ejército contrario en bolsas, mientras la infantería motorizada y la artillera autopropulsada elimina los focos de resistencia, la infantería de segunda línea avanza con el fin de proteger la logística de las unidades que van adelante.

Su utilización durante la Segunda Guerra Mundial

Introducción

La estrategia de guerra del Ejercito Alemán combinaba en 1939 dos conceptos: la operación conocida como "Maniobra decisiva" desarrollada por el General Prusiano von Moltke en los años 1850 y la "Blitzkrieg" desarrollada por el General Heinz Guderian a finales de los años 1920. Ambas maniobras necesitaban para su ejecución la utilización de fuerzas extremadamente moviles, capaces de atacar en frentes consecutivos, desarrollando un ataque decisivo por sorpresa en un frente, destruyendo al enemigo y reagrupándose rápidamente para atacar en otro, impidiendo con ello una guerra en dos frentes, la cual Alemania perdería irremediablemente.

La "Maniobra decisiva", utilizaba la infantería para atacar las líneas enemigas en retirada, atrapando las mismas en bolsas que serian rápidamente reducidas. La "Blitzkrieg" usaba por su parte concentraciones de tanques, infantería mecanizada y aviones en picada con el fin de abrir un hueco en las líneas enemigas, penetrando hacia la retaguardia con el fin de destruir los centros de mando, forzando un colapso en la moral de las tropas enemigas. Las campañas en Polonia y Escandinavia fueron concebidas bajo en concepto de "maniobra decisiva", mientras la guerra en Francia y los Países Bajos se condujo como una operación tipo "Blitzkrieg".

Las maniobras políticas de Hitler y la resistencia de Francia y Gran Bretaña a entrar en la guerra, después de haber transcurrido solo 20 años de la terminación de la Primera Guerra Mundial, permitieron al Ejercito Alemán alcanzar varias victorias sin sangre antes de Septiembre de 1939. La Wehrmacht se anexo territorios vecinos en operaciones conocidas como la "guerra de las flores", refiriéndose a los recibimientos recibidos por las tropas alemanas en la entrada a Austria, Checoslovaquia y los Sudetes.

El 7 de mayo de 1936, 30.000 hombres de las 5°, 9°, 15° y 16° Divisiones de Infantería marcharon a través del Rhin y ocuparon la zona desmilitarizada del Saar en el lado oeste. El 12 de Marzo de 1938, 200.000 hombres del 8° Ejercito (VII Y XIII Cuerpo de Ejercito y la 2° División Panzer) invadieron Austria, anexándola, siendo dividida en los Wehrkeise XVII y XVIII en Abril de 1938 y absorbiendo el Ejercito austriaco como las 44° y 45° Divisiones de Infantería, la 4° Ligera, y las 2° y 3° Divisiones de Montaña. El Ejercito esperaba desplegar 39 divisiones en cinco ejércitos contra Checoslovaquia en la "Operación Verde", pero después de los Acuerdos de Múnich en Septiembre de 1938, se ejecuto la ocupación de los Sudetes entre el 1 y el 10 de Octubre con elementos de los Cuerpos de Ejercito IV, VII, VIII, XIII, XVII, XVIII; los sudetes fueron integrados como los Wehrkeise IV, VII, VIII, XIII y XVII. El 15 de marzo de 1939 estas unidades ocuparon el resto de Bohemia-Moravia, siendo designadas como Wehrkeiss Böhmen und Mähren en octubre de 1942. Finalmente en Marzo de 1939 unidades del I Cuerpo se anexaron el distrito de Memel en la Lituania, quedando integrado al Wehrkreis I.

Los 600 hombres, voluntarios del Grupo Imker, en el Drohne Panzergruppe, con dos compañías de señales, una antitanques, unidades de suministros y mantenimiento, estuvieron en combate en la Guerra Civil Española, entre julio de 1936 y mayo de 1939 como parte de la Legión Cóndor de la Luftwaffe.

Campaña de Polonia

El 26 de agosto de 1939 la Wehrmacht inicio una movilización parcial tendiente a la ejecución de la Operación "Caso Blanco" o Campaña de Polonia, llegando a la movilización total el 3 de septiembre de 1939. El 1 de septiembre se inició el ataque, uniéndose las fuerzas con el Bau-Lehr Bataillon zbV 800 de comandos y otras unidades de la inteligencia del ejercito (Abwehr) que se habían previamente infiltrado en Polonia para asegurar los puentes. La fuerza de invasión consistente en 1.512.000 hombres, estaba organizado en dos grupos de ejercito con un total de 53 divisiones (37 de infantería, cuatro motorizadas, tres de montaña, tres ligeras y seis Panzer). Estas fuerzas atacaron en tres frentes, el Grupo de Ejércitos Norte, al mando del Coronel General Fedor von Bock con el 3° y 4° Ejercito, ataco desde el Noreste de Alemania y Prusia del Este. El Grupo de Ejércitos Sur, al mando del Coronel General Gerd von Rundstedt con el 8°, 10° y 14° Ejercito avanzo desde el sureste de Alemania y el norte de Eslovaquia soportado por las 1° y 2° División Slovacas.

El Ejercito polaco de 1.100.000 hombres, estaba organizado en 40 divisiones de infantería, dos mecanizadas y 11 brigadas de caballería, desplegadas muy cerca del frente, siendo rápidamente flanqueado, y atacado el 17 de septiembre desde el este por el Ejercito soviético con 7 Ejércitos (41 divisiones). Obligado a pelear una guerra en dos frentes, el Ejército polaco se vio obligado a rendirse el 27 de septiembre, cesando las hostilidades el 8 de Octubre. Después de ser ocupada, Polonia fue entregada al control militar, los distritos de Ciechanöw y Suwalki fueron integrados al Wehrkreis I en septiembre 1939, Bialistok en agosto 1941; Danzing y el noroeste de Polonia como el Wehrkeis XX y Polonia oeste como Wehrkreis XXI en septiembre de 1939; y el sureste como el Gobierno General en septiembre de 1942.

Campañas de Dinamarca y Noruega

Temeroso Hitler de que las fuerzas anglo-francesas atacaran a Alemania a través de Dinamarca y Noruega, decidió invadir estos dos países en un ataque preventivo que denominó Operación Weserübung (Ejercicio Weser) comandado por el General de Infantería Nokolaus von Falkenhorst. El 9 de abril de 1940 el Höheres Kommando z.v.V XXXI con las 170° y 198° Divisiones de Infanteria, la 11° Brigada Motorizada Rifles y el 40° Batallón Panzer especial, atacaron Dinamarca; el Ejército de Dinamarca contaba con 6.600 hombres organizado en dos divisiones de infantería y fue obligado a rendirse después de cuatro horas de resistencia.

El mismo día, el XXI Cuerpo con la 3° División de Montaña, la 69° y 163° Divisiones de Infantería desembarcaron en Noruega, siendo reforzadas mas tarde por la 2° División de Montaña, las 1811°, 196° y 214° Divisiones de Infantería, con aproximadamente 100.000 hombres; contra seis divisiones de infantería noruegas y una Fuerza Expedicionaria aliada con el equivalente de dos divisiones, rindiéndose al 9 de junio de 1940.

Campaña de los Países Bajos

Con el propósito de ocupar los Países Bajos y Francia, Operación "Amarillo", el Ejercito alemán concentro 2.750.000 de hombres distribuidos en 91 divisiones en tres Grupos de Ejercito; el Grupo A al mando del Coronel General von Rundstedt con los 4°, 12° y 16° Ejércitos y el Panzergruppe Kleist avanzaria a través de Bélgica hacia Francia; el Grupo de Ejércitos B al mando del Coronel General von Bock con los 6° y 18° Ejercito atacaría los Países Bajos y Bélgica; el Grupo de Ejércitos C al mando del Coronel General Wilhelm Ritter von Leeb con los 1° y 7° Ejércitos quedaría frente a la Línea Maginot con el fin de fijar a los ejércitos franceses en la zona. Esta fuerza contaba con 75 divisiones de infantería, una aerotransportada de la Luftwaffe, cuatro motorizadas, una de montaña, una de caballería y diez Panzer con 42 en reserva.

La ofensiva se inicio en mayo 10 de 1940, con unidades de comando y la Abwehr activas en los Piases bajos y Bélgica; al Grupo de Ejércitos B ataco con nueve divisiones y tropas de paracaidistas neutralizando rápidamente al ejercito holandés, que contaba con 250.000 hombres encuadrados en diez divisiones, viéndose obligado a rendirse el 15 de mayo de 1940.

Luxemburgo cayo el 10 de mayo ante el 16° Ejercito; el mismo día, el Grupo de Ejércitos A, junto con el 6° Ejercito del Grupo de Ejércitos B avanzo sobre Bélgica, con una avanzada de paracaidistas que se tomaron el Fuerte de Eben-Emael. El Ejército belga contaba con una fuerza de 600.000 hombres organizados en 18 divisiones de infantería y dos de montaña, soportado por fuerzas francesas y británicas. El 28 de mayo se rinde Bélgica.

Campaña de Francia

El 16 de mayo, los Grupos de Ejercito A y B inician el avance en Francia; el Ejercito francés con 4.320.000 hombres, organizados en los I, II y III Grupos de Ejercito, con ocho ejércitos compuestos por 38 divisiones de infantería, una de fortaleza, nueve motorizadas, tres ligeras mecanizadas, cuatro de caballería ligera y tres blindadas, esta soportado por nueve británicas, una checoslovaca y cuatro polacas.

Una fuerza de nueve divisiones Panzer, agrupadas en el Panzergruppe von Kleist, XV Cuerpo de Ejercito y el Panzergruppe Guderian, XIX Cuerpo, con el Regimiento de Infanteria Motorizada Grossdeutschland , ataca al I Grupo de Ejercito francés en Sedan, alcanzando la costa en mayo 22. El 5 de Junio se inicia la Operación "Rojo", el Grupo de Ejércitos B avanza a lo largo de la costa francesa, parando en Bordeaux en junio 22; mientras el Grupo de Ejércitos A ataca a través de la parte central de Francia y el C en la zona de la Linea Maginot; el Ejercito frances se rinde en junio 25. Los distritos de Eupen y Malmedy en Bélgica son anexados al Wehrkreis VI, Luxemburgo y Lorraine al Wehrkeis XII y Alsacia al Wehrkreis V. La parte norte, oeste y este de Francia es ocupada, dejando la parte central y sur bajo un gobierno francés al mando del Mariscal de Campo Petain, denominado Régimen de Vichy.

Campaña de la Unión Soviética

La utilización de fuerzas blindadas fue crucial para ambas partes del Frente Oriental. La Operación Barbarroja, la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941, implicó una cantidad de roturas de frentes y envolvimientos por parte de fuerzas motorizadas. Su objetivo era "destruir las fuerzas rusas desplegadas en el Oeste y evitar su huida hacía los espacios abiertos de Rusia." Esto se consiguió con cuatros Ejércitos Panzer que cercaron a las sorprendidas y desorganizadas fuerzas soviéticas, seguidos por la infantería a pie que completaba los envolvimientos y derrotaba las fuerzas atrapadas. El primer año de la ofensiva en el Frente Orienal puede ser considerada como la última Blitzkrieg importante con éxito.

Tras no haber conseguido destruir a los soviéticos antes del invierno de 1941, los límites de la superioridad táctica alemana llegaron a ser evidentes. Aunque la invasión alemana conquistó con éxito extensas zonas del territorio soviético, los efectos estratégicos generales fueron más limitados. El Ejército Rojo pudo reagruparse más allá de la línea principal de batalla, y finalmente derrotar a las fuerzas alemanas por primera vez en la Batalla de Moscú.

En el verano de 1942, cuando Alemania lanzó otra ofensiva contra el sur de la Unión Soviética sobre Stalingrado y el Cáucaso, los soviéticos perdieron una cantidad importante de territorio, sólo contraatacando una vez más durante el invierno. Los triunfos alemanes fueron limitadas por el desvió por parte de Hitler de fuerzas para el ataque de Stalingrado e intentar alcanzar los campos petrolíferos del Cáucaso simultáneamente en lugar de seguidamente como se había considerado en el plan original.

Artículos relacionados

Herramientas personales