Louis-Ferdinand Céline

De Metapedia

(Redirigido desde Celine)
Rencorosos, dóciles, violados, robados, con las tripas fuera y siempre jodidos (...) Hemos nacidos fieles y así morimos
Louis-Ferdinand Céline
Céline

Louis Ferdinand Auguste Destouches, más conocido por su seudónimo Louis-Ferdinand Céline abreviado generalmente como Céline (Courbevoie, Francia, 27 de mayo de 1894 – París, 1 de julio de 1961), es uno de los escritores franceses más traducidos y difundidos del siglo XX. Admirador de Adolf Hitler y de Alemania. Era un convencido antijudío.

Céline adhirió, junto con un grupo de jóvenes y talentosos intelectuales franceses, a lo que Benito Mussolini llamó "la tentación fascista", en el período que va de la Primera a la Segunda Guerra mundiales. Este "pecado", con variantes, también se dio en Bélgica, Holanda, Noruega, Finlandia, Croacia, Polonia y Hungría. Ninguno de estos países, sin embargo, contó con una congregación de autores tan brillante, trágica y malograda como la de Francia. Entre sus principales exponentes figuran, entre otros, Pierre Drieu la Rochelle y Robert Brasillach. A todos ellos se les aplicó, según los casos, la ley del "encierro, destierro o entierro"; todos ellos recibieron el despectivo apodo de colabos, es decir "colaboracionistas" con el enemigo.

Contenido

Uno de los gigantes de nuestra época

Lo cierto es que no existe polémica acerca de su talento. Casi todos los prólogos a sus obras incluyen -junto con el repudio a su elección ideológica- las alabanzas al estilo literario: "escritura hablada", "anárquica expresividad", "grafía desquiciada". Entre las etiquetas también hay que incluir "absoluto cinismo", "pesimismo radical", "nihilismo deslumbrante". Sus admiradores políticos, incluso, lo llaman "el profeta de la decadencia europea".

Céline es voluntario en la Primera Guerra Mundial, de la que regresa con el 75 por ciento de su cuerpo mutilado. Al terminar el conflicto, comienza a estudiar medicina. Egresa en 1924, con una tesis sobre el médico húngaro Felipe Ignacio Semmelweis (1818-1865), a quien un colega contemporáneo definió como "un poeta de la bondad".

Antisemitismo

Robert Brasillach comenta acerca de Bagatelles pour un massacre: "El antisemitismo instintivo halló su profeta en Louis Ferdinand Céline". La cuestión reaparece en L'Ecole des cadavres: "Personalmente encuentro a Hitler o a Mussolini, admirablemente magnánimos, infinitamente más a mi gusto, destacados pacifistas, en una palabra, dignos de 250 premios Nobel", escribe Céline.

En Les Beaux Draps critica a la burguesía, impulsa medidas sociales, propone un salario único. Recomienda nacionalizar los bancos, la produccion minera, los ferrocarriles, las compañías de seguros y los grandes almacenes, así como la industria pesada en general. El libro es tan virulento que el propio régimen colaboracionista de Vichy, pro nazi, no lo tolera y prohíbe la distribución. La crítica a la burguesía es una característica de toda su obra; por ese motivo muchos izquierdistas lo leen y, en cierta forma, lo admiran.

Un destino trágico

Después de la caída del régimen de Vichy, la vida de Céline será una sucesión de sufrimientos que parecen copiados de sus propias novelas. Y parece confirmarse que la vida imita al arte hasta en sus aspectos más desgarradores.

Radio Londres, portavoz de la Resistencia Francesa, ofrece una recompensa por su captura, vivo o muerto. En 1944, Céline se retira de Francia, hace una escala en Alemania, donde sus libros están prohibidos por los nazis.

En septiembre de 1945, un juez le dicta orden de arresto por "traición a la patria". Poco después, una denuncia anónima informa a la embajada francesa en Copenhague que el fugitivo se encuentra en esa ciudad. El 17 de diciembre de 1945, Céline es encarcelado. El novelista permanecerá en una celda de la severa prisión de Vestre Faengsel durante 16 agónicos meses. Entre otros vejámenes, sus carceleros lo mantienen sin calefacción en pleno invierno danés. Hay que tomar en cuenta que había quedado mutilado después de la Primera Guerra; además, estaba enfermo y se le agravaron sus dolencias hasta límites insoportables: enteritis, pelagra y reumatismo. Céline sale en libertad el 24 de junio de 1947, sin cargos, con 40 kilos menos.

El juicio al escritor "maldito" se lleva a cabo el 21 de febrero de 1950, en París, en ausencia de acusado y de un abogado defensor; lo condenan a un año de prisión, pena inferior a la cumplida con carácter preventivo en Dinamarca. Puede regresar a Francia recién el primero de julio de 1951. A seis años de terminada la guerra, toda su obra ha sido destruida.

Pretexto para una "partida de caza"

Céline se establece con su mujer y decenas de gatos y perros en Meudon, cerca de París. En 1953 abre un consultorio médico para atender a personas sin recursos. Se hace imprimir tarjetas de presentación en las que se lee: "Louis Ferdinand Céline - Ave del paraíso". Recibe siete u ocho cartas diarias con insultos y amenazas; y otras tantas llenas de admiración y elogios. Unas y otras lo tienen sin cuidado. Escribe: "Anarquista soy, he sido, sigo siendo. ¡Y me traen sin cuidado las opiniones!"

Poco a poco, Céline recupera el prestigio literario que, a pesar de todo, le pertenece. Pero el sistema se lo devuelve a regañadientes, haciendo constar siempre que había sido -y continuaba siendo- un "maldito".

Carlos Manzano, traductor de Cartas de la cárcel -y de la mayoría los libros de Céline en español- respalda las afirmaciones de François Gibault: "El sentía desprecio por los alemanes, nunca fue colaborador de los nazis. Siempre lo negó y nunca se pudo demostrar nada; después, cuando volvió a Francia, se encerró y nunca quiso hablar con la prensa ni con nadie".

Céline falleció en Meudon en 1961, a los 77 años. En algún momento de su vida, escribió: "En este mundo vil, nada es gratuito. Todo se expía: el bien, como el mal, se paga tarde o temprano. El bien mucho más caro, lógicamente".

Obra

Su obra más famosa es Viaje al fin de la noche (Voyage au bout de la nuit), una narración de rasgos autobiográficos publicada en 1932. Su protagonista, Ferdinand Bardamu, enrolado en un momento de estupidez en el ejército francés, y asqueado en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, decide desertar haciéndose pasar por loco, no sin describir toda suerte de personajes pintorescos y de pintar el absurdo y la brutalidad de la guerra. Tras la guerra y un noviazgo con una estadounidense, Lola, va a parar a una colonia francesa en África; su descripción del sistema colonial francés es hilarante y sumamente crítica: viene a decir más o menos que las Colonialismo francés son el paraíso de los pederastas y que todo se funda en la explotación del negro (recordando a El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad).

La aparición de Viaje al fin de la noche fue una innovación literaria sin igual. El lenguaje oral, grosero y muy jergal, escandalizó a los contemporáneos y fue mucho más lejos que escritores que intentaron, antes de Céline, escribir usando este registro, como Émile Zola. Su prosa, como su forma de abordar los temas, y los temas en sí mismos, es extremadamente violenta, amarga y quebradiza. Su ritmo es salvaje, acelerado —y en él reposa gran parte del mérito literario del autor—. Su lenguaje es vivo, libre de todo tipo de formalidades, para escribir del modo más expresivo posible.

Céline muestra una visión del mundo y sus habitantes descarnada y mordaz. Defensor de una visión de la miseria sin adornos que la conviertan en una parodia, mostrar la naturaleza humana sin máscaras es un acto de sinceridad. "En Céline la opción en pro de una escritura agresiva, el gusto por las bromas —más exactamente, ocurrencias— y la provocación se apoyan en este caso en una conciencia permanente en su valor como escritor.""'

De estilo vivísimo, a veces intraducible a causa de su propensión a calcar el lenguaje oral, influyó profundamente en las generaciones posteriores. Autores como Charles Bukowski, Jean-Paul Sartre, Henry Miller, William S. Burroughs, Kurt Vonnegut, Billy Childish, Irvine Welsh y el contemporáneo Alessandro Baricco le reconocen una profunda influencia.

Presión sionista

Como todos los años, el gobierno francés da a conocer la lista de personalidades y hechos culturales que se celebran en ese país a lo largo del año. Pero en 2011, cuando se supo que el nombre de Louis-Ferdinand Céline estaba en la lista, la reacción del sionismo en Francia fue inmediata: Serge Klarsfeld, figura fundamental en el antinazismo francés, expresó su indignación en nombre de la Asociación de Hijos de los Judíos Deportados desde Francia.

Dos días después, el ministro de Cultura, Frédéric Mitterrand, aceptando las presiones sionistas eliminaba a Céline de la lista. Pero eso desató un debate intelectual de los que sólo Francia es capaz: Philippe Sollers acusó de censura, Frédéric Vitoux (de la Academia Francesa) habló de stalinismo y Bernard-Henri Lévy dijo que se debía recordar a ese un gran autor. Céline es considerado, junto a Proust, el mejor escritor francés del siglo XX.

Bibliografía

Narrativa

  • Viaje al fin de la noche (1932), novela.
  • Muerte a crédito (1936), novela.
  • Apología de Muerte a crédito (1936).
  • Guignol's Band (1943), novela
  • Casse-pipe (1952), novela.
  • Fantasía para otra ocasión (1952), novela.
  • Fantasía para otra ocasión II — Normance (1954), novela.
  • Conversaciones con el profesor Y (1955).
  • De un castillo a otro (1957), novela.
  • Norte (1960), novela.
  • El puente de Londres (1964), novela.
  • Rigodón (1969), novela, obra póstuma.

Obra no narrativa

  • La iglesia, drama escrito hacia 1930.
  • Homenaje a Zola (1933), discurso.
  • Mea culpa (1936).
  • Bagatelas para una masacre (1938).
  • La escuela de los cadáveres (1938).
  • Semmelweiss (1936), ensayo novelado.
  • Ballet sin música, sin nadie, sin nada]].

Correspondencia

  • 1979: Cahiers Céline 5 : Lettres à des amies. Ed. Gallimard.
  • 1979: Pierre Monnier: Ferdinand furieux, (313 cartas inéditas). Lettera, L'Age D'Homme.
  • 1981: Cahiers Céline 6 : Lettres à Albert Paraz 1947–1957. Ed. Gallimard.
  • 1984: Lettres à son avocat : 118 lettres inédites à Maître Albert Naud. Paris : La Flûte de Pan.
  • 1985: Lettres à Tixier : 44 lettres inédites à Maître Tixier-Vignancour. Paris : La Flûte de Pan.
  • 1987: Lettres à Joseph Garcin (1929–1938). Paris : Librairie Monnier.
  • 1988: Lettres à Charles Deshayes, 1947–1951. Paris : Bibliothèque de Littérature Française Contemporaine.
  • 1989: Le questionnaire Sandfort, précédé de neuf lettres inédites à J.A. Sandfort. Paris : Librairie Monnier.
  • 1991: Lettres à la NRF 1931–1961. Paris : Gallimard.
  • 1991: Lettres à Marie Bell. Aigre : Du Lérot.
  • 1991: Céline et les éditions Denoël, 1932–1948. Paris : IMEC.
  • 1995: Lettres à Marie Canavaggia, 1 : 1936–1947. Tusson : Du Lérot.
  • 1995: Lettres à Marie Canavaggia, 2 : 1948–1960. Tusson : Du Lérot.
  • 1998: Lettres de prison à Lucette Destouches et à Maître Mikkelsen (1945–1947). Paris : Gallimard.
  • 1999: Milton Hindus: L-F Céline tel que je l'ai vu, L'Herne.
  • 2002: Lettres à Antonio Zuloaga (1947–1954), texte établi, présenté et annoté par Eric Mazet, préface de Philippe Sollers, La Sirène, Paris, 2002 (imprimerie Du Lérot, Tusson).

Enlaces externos

Artículos relacionados

Herramientas personales