China

De Metapedia

Bandera de China

China (oficialmente República Popular China) es un Estado situado en el este de Asia, el más poblado del mundo, con más de 1.300 millones de habitantes, y el cuarto más grande en cuanto a extensión territorial, tras Rusia, Canadá y los Estados Unidos con 9.596.960 km² de superficie. La capital del país es Pekín.

China es, junto con Rusia, el país con más fronteras terrestres del mundo, ya que tiene fronteras con 14 países: Afganistán, Bután, Birmania (Myanmar), India, Kazajistán, Kirguistán, Laos, Mongolia, Nepal, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Vietnam.

Las ciudades más importantes son Pekín (Beijing), Shanghái, y Hong Kong.

Contenido

Historia

La Gran Muralla China, construida por casi un milenio, y ampliada en la dinastía Sui

El territorio que actualmente ocupa la República Popular China ha estado poblado desde hace miles de años. Se han encontrado restos de homínidos, que constituyen los antepasados más remotos del hombre.

Los empleadores de la dinastía Xia fueron: Fu Xi, Huang Di y Shen Nong. Posteriormente llego la dinastía Shang, quienes mantuvieron un sistema vagamente feudal a orillas del río Amarillo entre los siglos XVII y XI a. C. La dinastía Zhou fue la tercera dinastía china en la historia tradicional, y la segunda, tras la dinastía Shang, de la que existe constancia por fuentes escritas de su época. Florecieron artes y técnicas ornamentales, que manifestaron, como en muchas culturas mesoamericanas y europeas, el deseo de los hombres de comunicarse con los inmortales.

Los reinos combatientes fueron el chino simplificado 战国时代, chino tradicional 戰國時代, pinyin Zhànguó Shídài. Este periodo comenzó en el siglo V a.C y finalizo con la dinastía Qin.

Hacia el 221 a.C el rey de los Qin funda una nueva dinastía, la dinastía Qin, en esta dinastía se creó el primer estado chino unificado en el 221 a. C., con lo que puso fin al periodo de los Reinos Combatientes. Liu Bang estableció una nueva dinastía, la Han (25 a.C-184 d.C). China prosperó con rapidez, la agricultura, la industria y el comercio florecieron. Tras la caída de esta dinastía China quedó dividida en tres reinos, Wei, Shu-Han y Wu.

Hacia los inicios de la Edad Media, la reunificación de China se produjo bajo la dinastía Jin, que puede dividirse en dos etapas: los Jin Occidentales (265-316), que consiguieron unificar China, y los Jin Orientales (317-420), que continuaron gobernando el sur de China.

En el año 581 Yang Jian, general del ejército de la dinastía Zhou del Norte, se hizo con el poder y proclamó una nueva dinastía: los Sui. Ocho años después, en 589, la dinastía Sui derrotaba a la débil dinastía Chen del sur, con lo que conseguía la reunificación del sur y el norte. En esta época se construyó el Gran Canal y se amplió la Gran Muralla China.

En el año 618, un año después de la muerte del último emperador Sui, el militar Li Yuan asumía el poder como emperador Gaozu de la nueva dinastía Tang. En el año 624.

Tras el fin de la dinastía Tang, con la fundación de la dinastía Liang en el norte de China, se inicia una etapa de inestabilidad que vería sucederse cinco dinastías breves en el norte de China (dinastía Liang posterior, dinastía Tang posterior, dinastía Jin posterior, dinastía Han posterior y dinastía Zhou posterior), mientras que en el sur aparecieron diez reinos independientes. A esta época, de 907 a 960, los historiadores chinos la conocen como "periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos", o simplemente "de las Cinco Dinastías".

En el año 960, el militar de la dinastía Zhou del Norte Zhao Kuangyin fundaba la dinastía Song, continuación de las cinco dinastías que se sucedieron en el norte tras la caída de los Tang. El periodo Song se pude dividir en dos partes: "Song del Norte", hasta 1127, cuando la dinastía controlaba la parte principal del territorio histórico de China, y "Song del Sur", de 1127 a 1279. La reunificación de China se produjo debido a la conquista del territorio chino por otro pueblo extranjero procedente del norte: los mongoles. La dinastía finalizó con la victoria militar de los mongoles y el inicio de la dinastía Yuan.

Los mongoles, pueblo nómada del norte de lengua altaica, llegarían a establecer uno de los mayores imperios de la historia de la humanidad. Bajo su gran líder Gengis Kan, las conquistas mongolas llegaron a unir bajo su imperio territorios tan distantes como Europa Oriental, Irán y China. El propio Gengis Kan logró la conquista de los Xia occidentales, mientras que su hijo Ogodei, el segundo Gran Kan, derrotó a los Jin en 1234.

El desorden social del final de la dinastía Yuan provocó numerosas rebeliones contra los mongoles. Un líder rebelde de origen humilde, Zhu Yuanzhang, funda la dinastía Ming en 1368, estableciendo la capital en Nankín. La escasez de plata en China hace que surjan numerosos contactos comerciales con Japón y, más adelante, con los portugueses, establecidos en Macao desde mediados del siglo XVI, y con los españoles, que transportaban plata de América a Filipinas.

En el año 1644, la dinastía Qing, procedente de Manchuria, conquista Pekín. La dinastía Qing consolido la expansión territorial de China, incorporando al imperio Taiwán, Tíbet, Xinjiang y Mongolia.

En las últimas décadas de la dinastía Qing, bajo el mando de la poderosa Emperatriz Regente Cixi continuaron los conflictos con las potencias extranjeras por disputas comerciales. Además, la rivalidad con Japón por la influencia sobre Corea provocó la guerra chino-japonesa entre 1894 y 1895. Tras la derrota china en esta guerra, se firma el Tratado de Shimonoseki, por el que China reconocía la independencia de Corea, que pasaba a estar bajo influencia japonesa, y cedía Taiwán a Japón. La derrota frente a Japón hizo crecer el desprestigio de la dinastía Qing. El descontento con el gobierno imperial manchú se manifestó en la aparición de numerosos movimientos revolucionarios que pedían la formación de una república.

El 10 de octubre de 1911 se produce el Levantamiento de Wuchang, rebelión contra la dinastía Qing en la actual ciudad de Wuhan, que provoca la Revolución de Xinhai, que acabará con el derrocamiento definitivo del último emperador Qing, Puyi, en 1912.

Geografía

Mapa de China

El territorio de la República Popular China se extiende en gran parte de Asia Oriental. Es el cuarto país más grande en cuanto a extensión territorial, tras Rusia, Canadá y los Estados Unidos con 9.596.960 km² de superficie.

China tiene la frontera terrestre más larga del mundo que mide 22 117 km desde la desembocadura del río Yalu en la frontera con Corea del Norte, hasta el golfo de Tonkín en el límite con Vietnam.

Política

La República Popular China es uno de los pocos estados socialistas que quedan en el mundo. Su forma de gobierno ha sido descrita como comunista y socialista, pero también como autoritaria y corporativista,con fuertes restricciones en muchas áreas, más notablemente respecto al libre acceso al Internet, la libertad de prensa, la libertad de reunión, el derecho a tener hijos, la libre formación de organizaciones sociales y la libertad de culto.Sus líderes catalogan el sistema político y económico como socialismo con características chinas —marxismo-leninismo adaptado a las circunstancias chinas— y economía de mercado socialista, respectivamente.

Fuerzas Armadas

Las Fuerzas Armadas de la República Popular China están compuestas por el Ejército Popular de Liberación (chino simplificado: 中国人民解放军, pinyin: Zhōngguó Rénmín Jiěfàngjūn), que incluye las Fuerzas Terrestres, la Armada, la Fuerza Aérea y una fuerza nuclear estratégica, el Segundo Cuerpo de Artillería.160 Con 2,3 millones de elementos activos, el Ejército Popular de Liberación (EPL) es la fuerza militar más grande del mundo, comandada por la Comisión Militar Central (CMC).

Organización Territorial

La República Popular China se articula oficialmente en tres niveles:

  • Provincias: el país se divide en provincias, regiones autónomas, municipios bajo jurisdicción central y regiones administrativas especiales.
  • Distritos: las provincias y regiones autónomas se dividen en prefecturas autónomas, distritos, distritos autónomos y ciudades.
  • Cantones: los distritos y distritos autónomos se reparten en cantones, cantones de minorías étnicas y poblados.

Economía

China, es la segunda economía más grande del mundo en términos de producto interior bruto nominal1 y la mayor economía del mundo en paridad de poder adquisitivo, según el Fondo Monetario Internacional.1 Es el país de más rápido crecimiento económico en el mundo desde la década de 1980, con un promedio de crecimiento anual del 10% en los últimos treinta años.

China es el centro mundial para la fabricación de todo tipo de productos y la indiscutible mayor potencia industrial y exportadora de bienes a nivel mundial. China es una economía capitalista o de mercado, aunque el Estado sigue manteniendo estrictos controles sobre la economía y tiene el control de empresas estratégicas; a esta forma de economía el gobierno chino la denomina economía de mercado socialista o socialismo con características chinas.

Demografía

El censo nacional de 2010 registró que la población de la República Popular China era de 1 370 536 875 habitantes. Cerca del 16,6% era menor de catorce años, 70,14% tenía entre 15 y 59 años y 13,26% tenía más de sesenta años.6 La tasa de crecimiento demográfico en 2013 era de 0,44%.

El gobierno de China está pendiente del problema demográfico y desde 1979 ha intentado aplicar una estricta política de planificación familiar, conocida como política de hijo único, con resultados variados.

Etnografía

China reconoce oficialmente cincuenta y seis grupos étnicos, el más numeroso de estos es el han, que constituye el 91,51% de la población total. las minorías étnicas representan el 8,49% de la población. El censo de 2010 registró un total de 593 832 ciudadanos extranjeros viviendo en China. Los grupos más grandes provenían de Corea del Sur (120 750), Estados Unidos (71 493) y Japón (66 159).

Idiomas

Los idiomas más hablados en el país pertenecen a la familia de lenguas sino-tibetanas, a menudo englobadas bajo la denominación de idioma chino. Este macroidioma está conformado por varios dialectos; los más hablados de estos son: el mandarín hablado por 70% de la población, el wu incluido el shanghainés, el yue incluido el cantonés y el toisanés, el min incluido el hokkien y el teochew, el xiang, el gan y el hakka. Las minorías étnicas utilizan ampliamente algunas lenguas no siníticas como el zhuang, el mongol, el tibetano, el uyghur, el hmong y el coreano.

Religión

La constitución garantiza la libertad de culto, aunque las organizaciones religiosas que carecen de aprobación oficial pueden ser sujetas a persecución del Estado. En el censo del 2007 ya no se registro una mayoría clara de las religiones tradicionales:

Artículos relacionados

Vídeos

Herramientas personales