Civitas

De Metapedia

Civitas –conocido también como Institut Civitas– es una organización nacionalista católica de Francia. Su principal objetivo es difundir los principios morales del catolicismo y proteger las tradiciones católicas entre la sociedad francesa, a fin de recristianizar al país. El movimiento considera al Arzobispo Marcel Lefebvre y al intelectual Jean Ousset como sus inspiradores.

Originalmente vinculado con la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX), a partir de 2014 la FSSPX y Civitas comenzaron a distanciarse entre si debido a que el desarrollo de la estrategia de intervención sociopolítica de Civitas entró en colisión con el plan de normalización de la FSSPX (en 2017 Monseñor Bernard Fellay oficializó la ruptura de los lefebvristas con Civitas y el movimiento anunció que la Comunidad Capuchina de Observancia Tradicional de la localidad de Morgon eran ahora sus consejeros espirituales).

La iniciativa de Civitas fue pivotal para la fundación del europartido Coalición por la Vida y la Familia en 2017.

Contenido

Historia

Ascenso

El Institut Civitas nació en 1999, gracias a la iniciativa de miembros de la Cité Catholique que eran afines a la FSSPX. Su primer presidente fue el Almirante François de Penfentenyo.

El movimiento tardó aproximadamente diez años en comenzar a ganar relevancia en Francia. Su irrupción mediática la logró gracias a la incorporación del belga Alain Escada, quien, desde su puesto de máximo dirigente reemplazando a de Penfentenyo, reorganizó a Civitas incorporando a nuevos militantes, muchos de los cuales eran jóvenes católicos influenciados por la vitalidad del movimiento identitario y padres de familia preocupados por el agresivo avance del elegebetismo en Francia.

El crecimiento de la organización llevó a que la prensa francófona comenzara a hostigarlo mediáticamente y el gobierno francés buscase cercarlo judicialmente. Escada ha denunciado que esa situación que atraviesa Civitas es producto de un ataque de la masonería.

Desde 2015 se sabe que miembros del Estado Islámico han marcado a la sede parisina de la organización como posible objetivo para un atentado.

Politización

Por iniciativa de Escada, Civitas comenzó a politizarse paulatinamente. Al principio -siguiendo la tradición de la Cité Catolique- adoptaron la táctica del entrismo. Charles Berthollet, alcalde de Rouvray, creó la etiqueta "Élus pour la Famille" para agrupar y auspiciar a candidatos de Civitas que se presentaron en las elecciones municipales de 2014 o bien como independientes, o bien en las listas del Front National y de otros partidos de derechas.

Sin embargo a partir de 2015 la organización decidió adoptar la estructura de un partido político para poder saltar a la arena electoral con su propio sello (la historiadora Marion Sigaut y el politólogo Pierre Hillard ayudaron a redactar el programa político del movimiento). Ello llevó a que en 2017 los dirigentes de Civitas firmaran un pacto con Carl Lang (líder del Parti de la France) y Jean-Marie Le Pen (cabeza de los Comités Jeanne) para que las tres fuerzas evitasen competir entre si en las elecciones legislativas de ese año. Entre los candidatos de Civitas figuraron personalidades como el ingeniero industrial y experto en lingüística Arnaud Fournet, el actor Cyrille Rey-Coquais, el abogado Elie Hatem y el activista Alexandre Gabriac, junto a dirigentes del FN expulsados por Florian Philippot como Karine Harouche, Pierre Dinet y Michel Simmonot.

Ideología

Civitas agrupa a laicos católicos francófonos comprometidos con la idea de que es necesario instaurar el Reinado Social de Cristo. Por ello su programa político se basa en la promoción de la Doctrina Social de la Iglesia y en la defensa del derecho natural (el cual es la mejor manifestación del orden natural).

Para los militantes de Civitas la sociedad contemporánea está dominada por valores anticristianos y el sistema político es deliberadamente ateo. Debido a ello su propuesta gira en torno a realizar acciones concretas a nivel comunal, regional y nacional para lograr que el cristianismo reconquiste a Francia, liquidando al republicanismo que castiga al país desde la Revolución de 1789.

Sus enemigos son los enemigos del catolicismo: protestantes, liberales, comunistas, masones, judíos y laicistas.

El movimiento se organiza en células, los Círculos de Civitas, que cuentan cada una de ellas con aproximadamente diez militantes que se reúnen cada dos semanas para organizar acciones vindicatorias del catolicismo, estudiar obras recomendadas o discutir sobre política. Civitas Enterprise y Civitas Vie Local son dos ramas del Institut Civitas destinadas, respectivamente, a coordinar las acciones realizadas sobre el mundo del trabajo y a trabajar por generar impacto cristiano sobre el ámbito municipal.

Acciones notables

Protestas contra el teatro blasfemante

Una de las acciones notorias de Civitas fueron las protestas organizadas en contra de la presentación de obras teatrales blasfemantes en París durante el año 2011. De ese modo la prensa francesa reportó como cientos de militantes católicos exigieron que la representación de las obras Golgota Picnic, del argentino Rodrigo García, y Sul concetto di volto nel figlio di Dio, del italiano Romeo Castellucci, fuesen canceladas. El episodio obligó a los eclesiásticos a opinar acerca de la dramaturgia degenerada: Monseñor Robert Le Gall, Arzobispo de Toulouse, condenó duramente a los artistas cristianófobos, dándole la razón a Civitas, mas el Cardenal André Vingt-Trois, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, sostuvo que aquellos que protestaban lo hacían a título personal y sin apoyo de la Iglesia Católica.

Oposición al matrimonio entre homosexuales

En junio de 2012 Civitas lanzó una campaña en contra de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. En noviembre de ese año el movimiento reunió en París a más de 8.000 personas que reclamaron en contra del proyecto de legalizar el matrimonio entre homosexuales. En esa oportunidad el grupo hembrista Femen atacó con extintores a los católicos que marchaban, muchos de los cuales eran niños y adolescentes. Algunos militantes de Civitas reaccionaron de modo agresivo para defenderse del ataque y la prensa no tardó en tergiversar el episodio para instalar la falsa idea de que había sido la gente de Civitas la que había agredido gratuitamente a las de Femen. Convencidos de que la campaña difamatoria era auténtica, seis diputados pertenecientes al Parti Socialiste le enviaron una carta a miembros del Poder Ejecutivo demandando la disolución de Civitas. El diputado Jacques Bompard, en cambio, defendió al movimiento destacando que las violentas habían sido las militantes de Femen.

En enero de 2013, el colectivo Manif Pour Tous (MPT) convocó a una manifestación multitudinaria para rechazar el proyecto de ley que legalizaba la unión matrimonial entre invertidos. Dado que Civitas no era parte de la MPT, el movimiento organizó su propia marcha que reunió a 50.000 personas dispuestas a repudiar la aberración moral que más tarde el gobierno francés terminaría por aprobar. De dicha marcha participaron las agrupaciones SOS Tout Petits, Laissez les Vivre, Oui à la Vie, AGRIF, Avenir de la Culture, Jeunesses Nationalistes, Renouveau Français, Arrêtons le Massacre des Enfants à Naître, Mouvement National Républicain, Alliance Royaliste, Action Française, Œuvre Française y Bloc Identitaire. El padre Régis de Cacqueray de la FSSPX denunció a MPT por articular un discurso que se opone a la homosexualidad pero sin considerarla pecaminosa, y convocó a los católicos franceses a no apoyar a ese movimiento que sugería no llevar símbolos religiosos a la manifestación.

Durante el mes de abril, Civitas propuso una campaña de hostigamiento contra los políticos que estaban materializando los deseos del Lobby Homosexual, que fue desarrollada mayormente por el movimiento Printemps Français. En mayo, cuando la ley homosexualista finalmente fue aprobada, unos 10.000 franceses se movilizaron bajo la dirección de Civitas. Un grupo de identitarios aprovechó la situación para ocupar una sede del Parti Socialiste y exigir la renuncia del presidente François Hollande.

Gente vinculada a la concentración antigay encabezada por Civitas serían luego los que colgarían banderas en contra del matrimonio homosexual durante la realización del Tour de France y del desfile cívico-militar en conmemoración de la toma de la Bastilla.

Combate contra la ideología de género

En 2014 los dirigentes de Civitas manifestaron su apoyo hacia Farida Belghoul, quien había organizado una campaña para evitar que la ideología de género sea enseñada en las escuelas públicas de Francia.

Poco después llamaron a boicotear a la cadena de televisión estatal Arte para que no transmita la película Tomboy, la cual no tiene ningún valor cultural por ser mera propaganda feminista.

Críticas a la destrucción del catolicismo

Civitas convocó en 2015 a los católicos franceses a organizarse para presionar a los participantes del Sínodo Extraordinario de Obispos sobre la Familia a fin de que no tomasen ninguna decisión que violentase los principios doctrinarios del catolicismo sobre el matrimonio.

Publicaciones

El Institut Civitas edita la revista trimestral Civitas, la cual informa acerca de las actividades del movimiento y difunde análisis sobre cuestiones políticas, sociales y económicas desde un punto de vista católico.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales