Daniel Aragón Ortiz

De Metapedia

(Redirigido desde Daorino)
Daorino en una de sus numerosas rutas durante 2012
Daorino, cuyo nombre original es Daniel Aragón Ortiz, es un intelectual, escritor y montañero español nacido en Barcelona el 31 de marzo de 1981. Ha escrito varios libros, multitud de artículos y fue el creador de la página web El Mundo de Daorino, a día de hoy inoperativa, para dar paso a un nuevo proyecto, de título Librepensamiento Revolucionario. Reside en Tarifa, provincia de Cádiz.

Él mismo se califica como un librepensador, aunque con claras tendencias identitarias y de socialismo nacional.

Contenido

Formación académica

Al poco de ingresar en el sistema educativo, y a pesar del interés mostrado tanto en ciencias como en letras, Daorino comprendió que dicho sistema es un medio de aborregamiento masivo. Convertido en rebelde supera con facilidad el bachillerato y la selectividad. Varios profesores, entendiendo que Daorino era un auténtico zoon politikon, le recomendaron cursar estudios universitarios de Ciencias Políticas. Sin embargo, Daorino decidió cursar Historia.

El mundo universitario, vacío, simple y “progre”, le resultó insoportable. Por ello al tercer año decidió abandonarlo, prosiguiendo una formación autodidacta.

Obra literaria

Su producción se abre con la novela La Nada y el Olvido, escrita a muy temprana edad (21 años), acerca de un joven perturbado y su madre bajo una perspectiva desesperanzadora. A ésta le sigue La Vida en el Parque, donde narra las vivencias de unas personas desconocidas entre sí que se encuentran en un parque, mezclándose la realidad con la fantasía, lo posible con la utopía y lo que fue con lo que no será. Pero su mejor trabajo no llegaría hasta Escorias y Cenizas, compilación de diez relatos donde sobresale Capitalismo y Esquizofrenia, clara alusión a Gilles Deleuze. Estas obras se corresponden a un periodo de juventud, de iniciación.

Mundo virtual o Lucha en la Red

Se materializa en la creación de una página web cultural, El Mundo Daorino –creada en septiembre de 2006 y cerrada en junio de 2012–, espacio con gran densidad de artículos que trataron diversas temáticas (crítica social, reflexión literaria, cine, etc). Transcendieron aquí su análisis sobre la obra 1984, de George Orwell, o El Concepto de lo Político, de Carl Schmitt, y otros trabajos donde se analizan las filosofías de Cioran, Max Stirner, Friedrich Nietzsche, Alain de Benoist y Clément Rosset. En esta etapa se puede observar cierta evolución ideológica, existiendo una clara diferencia entre los textos iniciales y los textos del final del periódo de este proyecto.

Inmediatamente al cierre de El Mundo de Daorino se inaugura Librepensamiento Revolucionario, un blog en el que Daorino pretende desarrollar un espacio de combate cultural más fuerte, en el que la filosofía, la metapolítica y lo identitario se conjuguen casi al unísono. Según el propio autor "la apertura de este espacio puede considerarse como una segunda etapa o continuación tras la experiencia con El Mundo de Daorino, una forma de empezar desde cero con fuerzas renovadas, donde la lucha contra el marxismo cultural y todas esas fuerzas que debilitan la identidad de los pueblos europeos serán la trama del desempeño de la web".

Casi a la vez que se inauguraba el nuevo proyecto Daorino fue invitado a colaborar activamente en Círculo Identitario Nietzsche (CIN), espacio de debate, lucha y formación ineludible para muchos identitarios. Dicha oferta fue aceptada con total gratitud. No obstante, Daorino ya había colaborado con este espacio en varias ocasiones, dejando de colaborar en el mismo a partir de 2014.

Asimismo Daorino mantiene un blog dedicado al senderismo desde enero de 2011, titulado El Mundo de Daorino (Senderismo), en el que se pueden visualizar todas sus aventuras en vídeos y encontrar diversa información sobre las mismas. En este espacio dedicado al senderismo, y tras 8 años, Daorino dejó de publicar.

Relevancia cultural

Su intervención cultural en el ámbito cultural algecireño comenzó en el año 2003 bajo las siglas de Café Sócrates, que acabaría llamándose, tras su constitución como asociación oficial inscrita en el registro nacional de asociaciones en 2005, Foro Identidad, asociación filosófica y de crítica social radicada en Algeciras. Pronto se convirtió en un importante miembro de la asociación, llegando a ocupar a principios de 2006 la dirección de la revista que dicha asociación publica. Durante su etapa como director se publicaron dos números. Desde 2007 hasta octubre de 2009 Daorino ocupó la presidencia de Foro Identidad a la vez que dejó de ostentar el cargo de director de la revista.

Su presidencia destacó por su obstinada y pertinaz voluntad de mantener Foro Identidad alejado de toda influencia política, así como al margen de cualquier supeditación o influjo de otras asociaciones. Todo ello para lograr la coherencia y un espíritu consecuente con ésta, y una asociación sin privaciones en lo referente a la libertad de expresión y de crítica constructiva.

En la actualidad está completamente desvinculado de la asociación, que está inactiva.

Desvinculado de Foro Identidad y desde entonces de la vida asociativa, Daorino se vuelca más en las publicaciones de su página web. No obstante, desde diciembre de 2012 ha tenido varias colaboraciones en la revista Verbo y Acción, publicación de calidad y asociada a la formación patriota Democracia Nacional. En enero de 2015 tuvo su primera colaboración en Minuto Digital con un texto sobre la inmigración.

Relevancia política

Motivado por las protestas en contra de la Guerra de Irak y la inexperiencia (e ingenuidad) en la vida y en la dialéctica y razonamiento políticos, se afilió con 20 años al Partido Comunista de España, formación política integrada dentro de la estructura de Izquierda Unida. Daorino formó parte de la candidatura de Izquierda Unida a nivel local (en la ciudad de Tarifa) en dos ocasiones.

Tardó muy poco tiempo en darse cuenta de que el camino elegido no era el adecuado para un auténtico disidente y librepensador. Llegó a la conclusión de que el comunismo lucha aparentemente contra el sistema, presentándose siempre como una formación alternativa, pero en realidad su acción es a favor del sistema. Para Daorino, IU era y es un partido burgués con miras internacionalistas y sin una visión nacional, es decir, sin una visión por el español, por el trabajador nacional. Por lo tanto, enseguida comprendió que los juegos marxistas de Izquierda Unida no se alejaban de la servidumbre al capital mundialista, promocionando además la tendencia denominada marxismo cultural, que es aquello que hoy equivale a lo políticamente correcto y que tanto ha dañado la cohesión social y a la propia persona como ente absoluto.

Por lo tanto, Daorino, en 2006 decidió abandonar el Partido Comunista y emprender su propio camino en la línea de lo social y de lo nacional, tendencia más conforme a su naturaleza y escala de valores, rechazando, además, los conceptos de derecha y de izquierda, pues, según Daorino, no tienen ningún sentido en la vida política actual.

El 12 de octubre de 2011 decidió afiliarse al partido Movimiento Social Republicano y a principios de 2012 es nombrado responsable de la delegación sur de Círculo de Estudios la Emboscadura (Frente Cultural del MSR), cargo del que es cesado a mediados de marzo por discrepancias con miembros de la cúpula alta del partido, por lo que nunca pudo mostrar todo su potencial en la formación, debido al poco tiempo que formó parte de la misma. Dicha polémica surge cuando se hace público un artículo titulado Contra el sexismo: una visión nacional-revolucionaria, escrito por Daorino, en respuesta a una publicación en Tribuna de Europa de corte feminista. Tras el cese Daorino decide abandonar el MSR, pero pese a todo su lucha política, social y cultural sigue adelante. Tal devenir de los acontecimientos no impidió que Daorino fuera como número tres en la candidatura del MSR en las elecciones para el Parlamento de Andalucia (2012) en la jurisdicción de Cádiz.

En 2015 colaboró estrechamente con la formación patriótica Partido por la Libertad con Las Manos Límpias para las elecciones locales de Castellar de la Frontera (Cádiz), apoyando al alcaldable David Romero.

Controversias

Foro Identidad y vida cotidiana

Daorino es un personaje muy polémico, no teme a la pugna y muchos de sus allegados le califican como un bronquista dialéctico. Además, siempre se ha mostrado transparente, dando nombre y apellidos, yendo a cara descubierta. Dicha actitud le ha acarreado tanto admiración como rechazo por parte de muchos que leen sus artículos o que le conocen personalmente.

En Foro Identidad es donde Daorino ha cultivado su personalidad y la dialéctica con mayores resultados. Sin miedo a la corrección política y sin necesidad para el debate del aburrido talante diplomático, siempre se ha enunciado con total desnudez y claridad, haciendo de su forma de expresión y opiniones una forma radical de libertad, es decir, sin ningún menoscabo, sin ninguna licencia a la corrección política. Y es que Daorino es una clara prueba de resistencia para el talante democrático y de tolerancia de las masas biempensantes, talantes que empujan a la autocensura o a mantener un actitud poco combativa o abúlica. "Contra las ideas, sin piedad, contra las personas... puede tenerse algún miramiento", dice Daorino.

Pero las polémicas no concluyen en el terreno de debate. Daorino ha sido un aguerrido luchador desde el terreno contra todas esas ideología que según él suponen la decadencia de la sociedad que le ha tocado vivir. Contra el feminismo, contra el inmigracionismo, contra el marxismo cultural, contra el lobby homosexual, etc., Daorino no ha tenido nunca problemas ni escrúpulos en expresarse de forma diáfana; ya fuera ante los propios inmigrantes, homosexuales, mujeres de diversa índole y de corte feminista, comisarios de los sindicatos rojos, etc., con resultados y consecuencias dispares -que suelen traducirse en la marginación-, que según Daorino se defienden con argumentos venidos de la imaginación o de un mal sueño.

Persecuciones

Tanto la línea política de Daorino, intachable desde la perspectiva de la defensa de lo social y de lo nacional, como su carácter rudamente hispánico, agreste, tenaz y explosivo, han proporcionado a Daorino abundancia de enemigos, unos más poderosos y otros menos, unos más razonables y otros menos, unos más respetables y otros menos. Algunos de estos enemigos han llevado la crítica más allá de lo esperable en personas civilizadas, y han emprendido una auténtica persecución contra Daorino, aunque con resultado de clamoroso fracaso.

Cabe destacar el hecho de que Daorino se ha granjeado como enemigos a "ilustres" liberales de medio pelo, ociosos o más bien desocupados, quienes han llegado a celebrar con champán el cierre de El Mundo de Daorino -pensando, tal vez, que Daorino se había retirado de la lucha, que había sido desactivado- y a lanzar maldiciones y todo tipo de insultos, además de denunciarle públicamente como un peligro social y asegurar que si en España hubiesen agencias de calidad Daorino habría sido encerrado para su estudio psiquiátrico como mínimo, al ser considerado un sujeto peligroso, "sobre todo para los intereses parasitarios del capitalismo que defienden estos liberales, contumaces y obtusos, lerdos", sostiene Daorino.

En la misma línea, Daorino ha asegurado haber recibido todo tipo de amenazas e insultos por correo electrónico, y hasta cierto punto puede decirse que ha sido objeto de un linchamiento público por parte de algunos identitarios reacios a Daorino, pero sobre todo de liberales. A pesar de que dichos ataques son más prolongados en el tiempo, fueron muy acusados durante la primera mitad del año 2012, incluyéndose una acusación firme de homosexualidad y otra de ser un policía infiltrado, por lo que muchos pensaron que Daorino cerró la web El Mundo de Daorino por tanta presión o veracidad de las acusaciones. Dichos rumores y acusaciones fueron firmemente cercenados tras la inauguración de Librepensamiento Revolucionario y varias intervenciones. En la inauguración de Librepensamiento Revolucionario Daorino lanzó lo siguiente:

Vuelvo con un nuevo proyecto. Dicho espacio comenzará sus publicaciones periódicas en septiembre. Este texto sólo es una presentación que pretende aclarar un aspecto personal y qué significa este blog, definiendo el librepensamiento revolucionario.

Primeramente tengo que destacar que es la apertura de este espacio el único motivo que precipitó la clausura de El Mundo de Daorino. Me apasiona escribir y no pienso dejar de hacerlo. Tampoco voy a rendirme ni a dejar de luchar por mis ideales.

Desde la clausura de dicho espacio, y no digamos durante el transcurso de casi seis años en los que estuvo operativo, he leído muchos comentarios y acusaciones acerca de mi persona. Se ha hablado y especulado muy gratuitamente sobre mí. No obstante, algunos de los comentarios que he podido leer han tenido valor y la mayoría de las acusaciones, por no decir todas, han gozado de un denominador común: el anonimato y la cobardía. Pues bien, si una crítica es constructiva, ¿cómo iba yo a desdeñarla, aunque fuera negativa en el sentido de que habla de mis errores y fallos? Pero muchos de los comentarios vertidos nunca fueron críticas, sino mentiras, insultos y calumnias, puede que incluso amenazas públicas. Desde ciertos espacios parece que hay hasta una campaña contra mí, o como mínimo una extraña obsesión que roza lo patológico hacia mi persona. Por mi parte no merecen respuesta, de mí no la van a tener, pues poco valor tienen aquellos o aquel que no es capaz de enfrentarse a mí cara a cara y decirme las cosas de verdad: no puedo considerar rivales o enemigos a gentes despreciables, a gentes carentes de dignidad. Y es que jamás me rebajaré a entrar en una conversación barriobajera con anónimos u otros que carecen de honor y nobleza en este medio, Internet. Ni en Internet ni en ningún otro lugar. Y si lo he hecho en el pasado ha sido por inexperiencia y por ingenuidad, la mayoría de las veces por impulsividad. Después de todo lo que me ha aportado El Mundo de Daorino, de todo lo que me ha enseñado y todo lo que me ha hecho madurar y evolucionar, no pienso volver a caer en los mismos errores.

Entre las intervenciones cabe destacar una en el blog de un liberal, desde donde procedían todo tipo de falsedades y calumnias, y otra desde un blog nacionalista, donde demostró que no es un policía nacional aportando pruebas irrefutables. Se expresó así:

Voy a acabar de una vez por todas con el bulo de que soy policía nacional, no porque deba dar explicaciones, sino porque es un intento torpe de querer minar mi moral y ponerme en el punto de mira de muchos y muchas.

Un policía nacional no puede participar en elecciones, y yo... fui numero 3 por la lista del MSR en Cádiz para el parlamento andaluz, este mismo año. [1]

Quien crea que un policía nacional puede presentarse en una candidatura que lea esto y verá que no: Electores y elegibles: el derecho de sufragio. [2]

Mi compromiso con los compañeros del movimiento es inquebrantable, a pesar de estar fuera del partido nacional revolucionario por lamentables causas, que sinceramente me entristecieron mucho. Todo fue un malentendido.

Disculpas a "X" por si he causado alguna molestia.

Hasta pronto.

Y en cuanto a las acusaciones sobre su sexualidad, provienen reforzadas por un artículo que Daorino publicó el octubre de 2006 sobre la película Brokeback Mountain, pero que presumiblemente son de al menos uno o dos años anteriores a la fecha señalada. Tal acontecimiento obligó a que Daorino colocara un anexo fechado el 8 de junio de 2012:

Estamos ante una gran película, le pese a quien le pese. Es una temática incómoda, pero en estos tiempos la homosexualidad hay que tratarla como algo que está ahí, que es antinatural, y no vivir con un odio visceral hacia ellos; por lo que sea, como una gripe, surge. No es antinatural porque no surja de forma natural, hay quienes nacen así y ya está, sino porque supone el caos dentro del orden natural de las cosas. Lo mismo que una gripe supone un caos en el orden de un cuerpo bien constituido, así actúa la homosexualidad dentro de una sociedad. Yo abogo porque los homosexuales lleven su sexualidad con discreción y en la intimidad, no merecen más derechos por ser tal cosa ni tienen que ir haciendo gala de ello, lo mismo que yo no hago gala de mi heterosexualidad. No hay que darle carta de naturaleza a la homosexualidad; no obstante, lo mismo que no hay que darle carta de naturaleza a cualquier cosa que no sea el orden natural de las cosas. De todas formas la naturaleza es sabia y los homosexuales, al serlo, tienden a desaparecer ya que no procrean por sí mismos. Es un milagro ese en estos tiempos modernos de marxismo cultural, donde los gays ya no tienen que esconderse ni casarse con una mujer para aparentar y dejar descendencia con su genética defectuosa. Por supuesto, sé que hay excepciones que se esmeran en perpetuar su estirpe con personas del sexo contrario.

El artículo que sigue, como muchos que se publicaron en los inicios de este blog, tiene una temática muy blanda, perteneciendo a una época de mi vida en la que yo aún vivía inmerso en el marxismo, tanto económico como cultural, cuando no había "despertado" y guardaba el carnet del PCE e IU en el bolsillo. Esto no es un secreto, lo saben muchos de los que han sido mis compañeros nacional-revolucionarios, con quienes espero, algún día, reconciliarme, a pesar de las diferencias ideológicas en lo teórico y volitivo y todos los malentendidos que ha habido.

Daorino siempre ha dicho que no tiene por qué dar explicaciones sobre dicho asunto a pesar de la nota leída anteriormente, pues según fuentes cercanas a él, ve incómodo tener que dar pruebas sobre su masculinidad, virilidad y heterosexualidad. Asimismo, en dicho anexo, Daorino saca a relucir su pasado comunista, elemento que ha sido motivo de burla, insultos y desconfianza por parte de muchos identitarios o comprometidos con la lucha social y nacional. Al parecer, muchos identitarios desconocen el pasado de personajes tan ilustremente fascistas como Benito Mussolini o Nicola Bombacci.

Esta etapa de ataques ha sido, según Daorino, cerrada tras la apertura de Librepensamiento Revolucionario.

La Montaña

Daorino en la cima de El Picacho, en el Parque Natural de Los Alcornocales. (Provincia de Cádiz)
Desde hace más de diez años Daorino ha recorrido miles de kilómetros por los campos andaluces, aunque residiendo en Tarifa (Cádiz) y viviendo entre dos parque naturales: el Parque Natural de Los Alcornocales y el Parque Natural del Estrecho; Daorino se ha centrado especialmente en su zona, considerándosele un gran conocedor de los espacios citados más arriba, aunque el propio Daorino reconoce que le queda mucho por descubrir. Se hace llamar "El Alcornocalista" o "El Tarifeño Andante".

Daorino se considera a sí mismo un amante de la naturaleza y un aventurero, afanado en explorar, abarcar territorio y dar a conocer lugares no transitados. Tal amor y curiosidad le han llevado a distinguirse de otros montañeros de la zona. Daorino ha denunciado en reiteradas veces ese afán de muchos por hacer de la naturaleza un bien de consumo, "un lugar donde presumir", pues considera que se trata de un templo, de un mundo donde vivir religiosamente -donde trascender-, donde cada cual se descubre a sí mismo y forma parte de lo bello. Asimismo, palabras textuales de Daorino, “es la vuelta al origen, donde todo es más auténtico, alejado de la sofisticación y de la modernidad de la civilización actual”. Vivir la montaña sería, por lo tanto, una de las formas de revuelta contra el mundo moderno y su hedonismo castrante, y por lo tanto "la montaña es el último reducto donde dar rienda suelta al espíritu heroico".

Como amante de la naturaleza ha denunciado en muchas ocasiones la mejorable o nula gestión de los parques naturales: la seca del alcornocal, la basura en la costa del Estrecho de Gibraltar, etc., son problemas que requieren una apremiante solución. En sintonía con esto Daorino piensa que la mejor forma de proteger el medio ambiente es dándolo a conocer y no como otros sostienen: poniendo más impedimentos para conocer las maravillas que esconde la naturaleza. Todos esos impedimentos, sostiene Daorino, no han evitado que se destruya parte del arte rupestre de la zona, conocido como Arte Sureño, por ejemplo.

Relacionado con el párrafo anterior, Daorino también ha denunciado la actividad ecologista. Según éste:

“Los progres son por lo general ecologistas y aglutinan muchas asociaciones ecologetas y demás. Estas personas pregonan fronteras abiertas pero no paran de poner impedimentos para ir al monte, poniendo fronteras de alguna forma. En realidad esta gente sólo quiere la naturaleza para ellos. Un ecologista es un sujeto político, no un amante de la naturaleza.”

De esta forma, pese al tono politizado de la cita, Daorino hace una clara distinción entre el amante de la naturaleza y el ecologista.

Cabe destacar también que Daorino se muestra contrario a la idea del calentamiento global como fenómeno producido por la acción humana. Éste sostiene que el hombre ejerce efectos directos sobre el medio ambiente -siendo el principal peligro para el mismo en cuanto vuelve tóxicos los ecosistemas- pero que el calentamiento global obedece a otros ritmos, no humanos, achacando el problema más a la actividad solar y a otros factores que a la propia actividad del hombre.

Artículos relacionados

Referencias

Enlaces externos

Herramientas personales