Donald Trump

De Metapedia

Donald Trump.jpg
Donald Trump en agosto de 2015.
 Nombre: Donald John Trump
 Nacimiento: 14 de junio de 1946,
en Queens, Nueva York, Bandera de Estados Unidos.png Estados Unidos.
 Padres: Mary Anne MacLeod y Frederick Christ Trump.
 Cónyuges: Ivana Zelnícková.
Marla Maples.
Melania Knauss (actual).
 Religión: Presbiterianismo.
 Ocupación: Empresario, político.
 Partido: Partido Republicano de los Estados Unidos.
 Predecesor: Barack Obama.

Donald Trump (Queens, 14 de junio de 1946) es el actual presidente de Estados Unidos. Inició su mandato el 20 de enero de 2017.

Se trata de un empresario y magnate neoyorquino, que no tenía experiencia previa en Política. Su patrimonio es de 3.500 millones de dólares según la revista Forbes en marzo de 2017.[1] Venció en las elecciones presidenciales de 2016, como candidato por el Partido Republicano. Su rival fue la candidata demócrata Hillary Clinton, esposa del ex presidente Bill Clinton y que ocupó el cargo de Secretaria de Estado durante la presidencia de Barack Obama.

Sus propuestas políticas consisten en endurecer las leyes contra la inmigración ilegal, además de una prohibición temporal de la entrada de musulmanes en los Estados Unidos y ha prometido aniquilar completamente al Estado Islámico en alianza con Rusia. En lo económico, aboga por modificar la política comercial del país y fortalecer la producción nacional en detrimento de la deslocalización, renegociando el Tratado de Libre Comercio, en consonancia con posiciones proteccionistas.

Contenido

Biografía

Trump nació el 14 de junio de 1946 en el barrio neoyorquino de Queens. Su padre era de origen alemán, y su madre de origen escocés. Fue el cuarto de cinco hermanos. Sus padres operaban una empresa dedicada a la construcción y a la venta de viviendas, fundada por el padre de Donald Trump, y llamada Elizabeth Trump & Son.

Dejó el colegio a los 13 años, y sus padres lo metieron en la Academia Militar de Nueva York. Lo tenían por un niño muy enérgico, y esperaban que la disciplina militar lo hiciera canalizar positivamente su carácter inquieto y revoltoso. Allí concluyó la Primaria y realizó toda la Secundaria, mientras recibía una formación militar. Posteriormente pasó por dos universidades, y estudió economía, mientras trabajaba también en la empresa familiar.

En 1971 se hizo con el control de la empresa familiar, cambiándole el nombre a The Trump Organization, que existe aún hoy día, y que gestiona inmuebles de todo tipo en todo el mundo, incluyendo hoteles, campos de golf... entre otros negocios muy diversos.

Ha tenido cinco hijos en tres matrimonios, y tiene ocho nietos. Su primer matrimonio fue con la modelo checa Ivana Zelníčková, en 1977. Con ella tuvo tres hijos: Donald, Ivanka y Eric. Se divorciaron en 1990, y luego se casó con la actriz estadounidense Marla Maples en 1993. Ese mismo año tuvo una hija con ella (Tiffany). Se divorciaron en 1999, y luego Donald Trump se casó en 2005 con Melania Knauss, actual Primera Dama de EEUU, con la que tuvo un hijo al año siguiente (Barron).

Trump se dedicó toda su vida a la gestión de The Trump Organization, aunque también trabajó en el cine y en la televisión. Anunció en 2015 sus intenciones de concurrir a las elecciones presidenciales. Cuando al año siguiente las ganó, Trump declaró que dejaría los negocios de la empresa en manos de sus hijos Donald y Eric, aunque retendría parte de las acciones de la empresa.

El día de su investidura fue el 20 de enero de 2017.

Campaña electoral

Las primarias se celebraron entre febrero y junio de 2016. Donald Trump venció en las primarias del partido republicano, quedando oficialmente como candidato republicano para la presidencia entre el 18 de julio y el 21 de julio, en la Covención Nacional del Partido Republicano de 2016. Su principal oponente fue Ted Cruz, que al principio incluso le llevó ventaja (por su victoria inicial en Iowa). Otros de sus oponentes importantes fueron Kasich y Marco Rubio.

Durante su carrera a la presidencia, su rival fue la demócrata Hillary Clinton. La mayoría de las encuestas daban ventaja a Hillary Clinton, y de hecho ella lo superó levemente en voto popular, pero Trump venció el 8 de noviembre en las elecciones por ganar el voto del colegio electoral. Su investidura fue el día 20 de enero de 2017.

Presidencia

En el primer día de su presidencia, ya desaparecieron las secciones homosexualistas y sobre el cambio climático de la web de la Casa Blanca, y dio los primeros pasos para derogar la ley sanitaria de Obama (Obamacare) [2]. También en el primer día de su presidencia, la Casa Blanca publicó su lista de prioridades, que incluía su propuesta de construir un muro en la frontera con México, y que México lo pagase [3].

En su primer día de trabajo completo, 23 de enero de 2017, Trump firmó una orden para que Estados Unidos abandonase el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) [4].

El 25 de enero de 2017, firmó la orden de construcción para el muro fronterizo entre Estados Unidos y México [5]. El 27 de enero firmó una orden, para impedir la entrada a "refugiados" de siete países musulmanes: Siria, Yemen, Sudán, Libia, Somalia, Irak e Irán [6]. El 29 de enero firmó otra orden que prohibía a los miembros de su administración formar parte de lobbies que actuasen en favor de gobiernos extranjeros, y que les prohibía también "recibir regalos" de miembros de lobbies [7]. Esto lo hizo cumpliendo con uno de sus eslóganes de campaña, Drain the swap, "Drenar el pantano".

El 8 de abril ordenó lanzar un ataque con 59 misiles Tomahawk contra una base aérea controlada por el presidente sirio Bashar Al Assad [8]. Contradjijo de esta manera la postura que él y su administración mantenían respecto a Al Assad, negándose a atacarlo.

Sionismo

Donald Trump en un debate realizado en la "Republican Jewish Coalition".

Trump se ha manifestado en favor de la causa sionista. Desde la proclamación de su campaña en junio de 2015, su director de campaña fue sido el judío Michael Glassner, antiguo director regional del lobby judío estadounidense AIPAC y que reunió fondos para las campañas de George W. Bush en el pasado[9].

En julio de 2015, el candidato a la presidencia se declaró, una vez mas, siervo del sionismo:[10]:

El único que dará un apoyo real a Israel soy yo. El resto son meras palabras, nada de acción. Son políticos. Yo he sido leal a Israel desde el día en que nací. Mi padre, Fred Trump, fue leal a Israel antes que yo. El único que dará a Israel el tipo de apoyo que necesita es Donald Trump.

En una entrevista de febrero de 2016, dijo: "No se confundan allí en Israel: yo soy el mayor amigo que ustedes tienen hoy. Mi hija está casada con un judío ferviente partidario de Israel y participé de la marcha de apoyo a Israel. Mi amistad con ustedes es muy fuerte".[11] En 2009, su hija Ivanka se convirtió al judaísmo y se casó con el judío Jared Kushner, dando a luz a su tercer hijo en marzo de 2016[12]; en palabras del propio Trump, "un hermoso bebé judío"[13]. Actualmente están educando a sus tres hijos como judíos ortodoxos.

Además consideró negativo para Israel el pacto alcanzado con Irán para limitar su programa nuclear a usos pacíficos y agrega: "Hay una cláusula que obliga a proteger las instalaciones nucleares de Irán si es atacado, leer para creer... Ésta es quizás la cosa más estúpida que he visto. No comprendo qué significa, ¿Que Estados Unidos atacará a Israel si ataca a Irán? Es ridículo".

Respecto a la política de Barack Obama, le calificó como "el peor presidente de la historia" para los intereses de Israel. También recordó como el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se sentía "frustrado" en cada una de sus visitas a Washington donde intentó sin éxito que EE.UU. apoyara un ataque preventivo contra Irán primero, y después trató que no se firmara el pacto nuclear. A esto agregó que "Todos los argumentos de Netanyahu son correctos, cien por ciento correctos: ¿Es esta la manera de tratar a nuestros amigos? Voy a asegurarme de cambiar esto".[11]

Pero para el periodista cubano Ángel Guerra Cabrera, crítico de Trump, Hillary Clinton tiene todavía mucho mas apoyo del Lobby judío[14], según una entrevista que dio para el canal iraní HispanTV.

En diciembre de 2015, los detractores de Donald Trump le acusaron de aplicar estereotipos a los judíos después de que en un discurso ante la Coalición Judía Republicana (Republican Jewish Coalition)[15] dijo lo siguiente.

Yo soy un negociador como ustedes, gente. Nosotros somos negociadores. ¿Hay alguien que no negocie acuerdos en este salón? Esta sala probablemente negocia mas que cualquier otra a la que yo haya hablado jamás..

Sin embargo, se supo posteriormente que la frase anterior fue bien recibida por el público judío.

Ustedes no van a apoyarme, aún cuando saben que soy lo mejor que podría ocurrirle a Israel. Lo comprendo y se por qué no van a apoyarme. No van a apoyarme porque no quiero vuestro dinero.

Con esto se refiere a que el empresario financia su propia campaña para no quedar bajo el control de los lobbies si llegara a la presidencia.

Ustedes quieren darme su dinero. Está bien. Ustedes quieren controlar a sus propios políticos. No hay problema... Hace cinco meses yo era uno de vosotros.

Aquí hace referencia a que él mismo ha financiado a políticos tanto republicanos como demócratas en el pasado[15], presumiblemente a cambio de favores. Así que entiende perfectamente lo que esperan recibir los judíos a cambio de su dinero.

Quiero vuestro apoyo, pero no vuestro dinero.

Mientras que por aquel entonces el candidato republicano financiaba él mismo su propia campaña, Clinton lo hacía con el dinero de los lobbies.

Oposición judía

A pesar de todo, Trump también tiene detractores judíos.

En marzo de 2016, durante una conferencia de prensa en Washington, horas antes hablar ante el AIPAC, se le preguntó a Trump si cree que el gobierno de Israel debería pagar por la asistencia de defensa norteamericana, debido a que el candidato republicano instó hacerlo a otros aliados de EE.UU. tales como Corea del Sur, Japón y Arabia Saudita. Trump respondió que Israel también deberá pagar por la ayuda militar que recibe de Estados Unidos:

Creo que Israel hará eso también, sí, creo que Israel está incluido – hay muchos países de primera liga que pueden pagar.[16]

En marzo de 2016, 40 rabinos protagonizaron un boicot contra la reunión de Trump con el Lobby judío. Las preocupaciones que han expresado muchos líderes judíos van más allá de la promesa "polémica" de Trump de ser "neutral" durante las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos, y se extienden a los temores por el estilo y enfoque del poder de Trump. Le califican demagógicamente de fascista por su postura ante la inmigración ilegal desde México y según el republicano Noam Neusner: "ha construido dentro de nuestro partido lo más parecido a un movimiento político nativista de la clase obrera europea. Tales movimientos, por decirlo suavemente, nunca han sido buenos para los judíos o aliados del pensamiento libre y el libre mercado".[17]

En mayo de 2016, cuando ya estaba claro que Trump había ganado las internas, el millonario judío Sheldon Adelson se reunió con él para ofrecerle una suma por encima de los 100 millones de dólares en apoyo a su campaña. Sin embargo, no está claro como lo haría ya que al tratarse de un monto tan elevado el dinero debería ir a través del AIPAC de acuerdo a la legislación electoral. Anteriormente, Adelson había financiado la campaña del senador Ted Cruz, rival de Trump en las internas, a lo que este se mofó diciendo que el magnate judío había convertido a Cruz en "su perfecta marioneta"[18].

En 2016, el ministro del interior de Israel, Aryeh Dery, expresó que la asunción de Trump como presidente significaría el ocaso y final del movimiento judío conservador y el judaísmo reformista.[19] Las declaraciones de Trump acerca de no permitir la entrada de musulmanes en su país fueron repudiadas por el gobierno israelí alegando que "no respetan la libertad religiosa".[20]

En Estados Unidos, la Liga Antidifamación, el Comité Judío Estadounidense, la B'nai B'rith, la Conference of Presidents of Major American Jewish Organizations, el rabino Shalom Baum, presidente del Rabbinical Council of America, la Asamblea Rabínica del movimiento conservador, el Religious Action Center of Reform Judaism, la Reconstructionist Rabbinical Association y el National Jewish Democratic Council repudiaron los dichos de Trump por considerarlos "discriminatorios y contrarios al espíritu y los valores de su nación".[20]

Durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, los medios de comunicación de Israel manifestaron su preocupación de que Trump pudiera resultar vencedor.[21]. La prensa israelí lo describió como "el peor candidato de la historia", "antidemocrático", "racista", "misógino" y "xenófobo"[22], señalando que, según las embajadas israelíes, "Trump carecía de una política coherente en relación al conflicto árabe-israelí".[23] Los periódicos describieron su triunfo como "una victoria del antisemitismo".[24]

Contrarevolución cultural

Según el ex analista de la CIA Roniel Aledo, la victoria de Trump ha significado un golpe en contra de la corrección política y demás expresiones del Marxismo cultural que a lo largo de décadas y con particular virulencia durante el gobierno de Barack Obama han ido moldeando la manera de pensar de la sociedad occidental[25]. En ese sentido, puede considerarse al presidente estadounidense como afín al ruso Putin[26].

"Veo en Trump una clara muestra de la Contrarrevolución. Una Contrarrevolución que ha tardado 50 años en llegar pero que finalmente está aquí presente. El Brexit es también síntoma de que la contrarrevolución ha comenzado. La gente se revela, la mayoría silencia empieza a hablar, y los regímenes y engendros masónicos Volterianos se empiezan a tambalear. En EE. UU una mayoría silenciosa, oprimida, ignorada, burlada, por las elites de la CNN, ABC, MSNBC, HBO, Hollywood, NBC, etc. y el establishment de Washington D.C., se revelo contra la dictadura de lo políticamente correcto apoyando, contra viento, marea y la mega colosal propaganda mediática que buscaba destruirlo a toda costa, a Trump. Solo en Trump veían el Némesis, la sal en la herida, el dedo en el ojo, el bofetón descomunal contra el Marxismo cultural reinante en todas las elites... Por eso comparto la opinión del gran historiador católico H.W Crocker (autor del brillante libro “Triunfo: El Poder y la Gloria de la Iglesia Católica”) quien dijo que solo Trump era el ¨exorcista¨ de lo políticamente correcto y la única esperanza para hacer frente a este. Y también comparto lo que dijo el escritor australiano católico Blaise Joseph, quien defendió a Trump como un posible o hipotético nuevo Emperador Constantino en el sentido de que, sin ser un cristiano devoto, solo él podía destruir el Marxismo Cultural en guerra abierta y así ayudar con sus políticas al cristianismo a resurgir de su persecución y cenizas."
Roniel Aledo, ex analista de la CIA[25]

Manifestaciones antiblancas

Vandalismo de grafitti por marxistas culturales: "Vuestro voto fue un crimen de odio".
Vandalismo de grafitti por marxistas culturales: "Mueran blancos, mueran".

La victoria de Trump provocó la ira de todo el sector marxista cultural. Durante la campaña presidencial de Trump, partidarios del partido demócrata, activistas de extrema izquierda y opositores a Trump organizaron ocasionalmente manifestaciones dentro de los mítines de Trump, a veces hacían llamados para cerrarlos, utilizando la retórica típica progre al calificarle como "racista", "xenófobo" y "misógino".

Los medios de comunicación no dudaron en revelar el hecho de que el voto de la gente blanca de clase trabajadora fue importante para el triunfo de Trump[27][28]. Esa información fue interpretada desde el marxismo cultural a conveniencia, para incitar al resentimiento contra la gente blanca. Al mejor estilo progre, calificaron el derecho de votar por Trump como un "crimen de odio", diciendo: "Vuestro voto fue un crimen de odio" ("Your vote was a hate crime")[29] o bien intentan relacionar el triunfo de Trump con la "supremacía blanca".

Esta retórica contribuyó a violentas manifestaciones antiblancas que se extiendieron a lo largo de las grandes ciudades de los Estados Unidos. No obstante, recibieron escasa cobertura mediática, dando prioridad los grandes medios a cualquier otro acto que cumpla el objetivo de demonizar tanto a la gente blanca como a los que apoyan a Trump, y victimizar a las minorías. Ejemplo de estas manifestaciones callejeras fue la efectuada por activistas de la organización antiblanca Black Lives Matter, que vandalizaron hogares y negocios con la frase "Kill White People"[30][31][32] También se reportaron agresiones físicas, como la sufrida por un votante de Trump por parte de dos negros.[33]

Aunque los medios controlados presentaron las protestas como una simple "reacción contra Trump", son en realidad mucho más que eso. Los disturbios contenían un matiz antiblanco indudable y manifiesto, y es una indicación del conflicto racial que inevitablemente aumentará con el paso del tiempo.

Wikileaks reveló que las manifestaciones contra el triunfo electoral de Donald Trump fueron instigadas por el portal MoveOn.org, patrocinado por el multimillonario y globalista judío George Soros, gran contribuyente a la campaña presidencial de Clinton.[34][35]

Hubo manifestaciones muy importantes contra él en el día de su investidura, el 20 de enero de 2017. Sólo en Washington DC hubo más de 200 detenidos [36]. Asimismo, fueron famosas las manifestaciones exclusivamente de mujeres contra Trump. Estas manifestaciones feministas también recibieron la financiación de George Soros [37].

Referencias

  1. «Donald Trump» - Forbes, 20 de marzo de 2017. (en inglés)
  2. Trump firma su primer decreto
  3. Trump prioriza el proteccionismo, los recortes fiscales y el muro con México
  4. ¿A quién beneficia la salida de Estados Unidos del TPP?
  5. El Presidente Trump ha ordenado la construcción del muro
  6. Donald Trump retira visas a los nacionales de siete países musulmanes
  7. Trump impide a los judíos que actúen en lobbies en favor de Israel
  8. Trump ordena atacar con misiles al régimen sirio
  9. From AIPAC to Trump: Michael Glassner’s journey
  10. Donald Trump: "He sido leal a Israel desde que nací"
  11. 11,0 11,1 «Israel. Donald Trump: “Si soy elegido, seré un amigo verdadero de Israel”» - Iton Gadol, 26 de febrero de 2016.
  12. El octavo nieto de Trump es judío
  13. Ivanka Trump gives birth to ‘beautiful Jewish baby’
  14. Clinton tiene más apoyo de lobby sionista que Trump
  15. 15,0 15,1 Trump to Republican Jewish Coalition
  16. TRUMP: ISRAEL PAGARÁ LA AYUDA MILITAR NORTEAMERICANA
  17. Rabinos anuncian boicot a reunión de Trump con influyente lobby judío
  18. Sheldon Adelson Is Poised to Give Donald Trump a Donation Boost
  19. Trump's Election Means the End of Reform and Conservative Jewry
  20. 20,0 20,1 What Jewish groups have (and haven’t) said about Donald Trump
  21. Six Reasons Trump Would Be Disaster for U.S. Jews, Israel and the Middle East
  22. Fear Trumps Hope and Defies Logic - Trump’s Victory Proves It
  23. Israel’s Foreign Ministry Expects Trump to Reduce U.S. Involvement in Peace Process
  24. Trump's Win, the Greatest Victory for anti-Semitism in America Since 1941
  25. 25,0 25,1 Trump, la Escuela de Frankfurt y la Contrarrevolución
  26. Vídeo: programa periodístico del canal iraní HispanTv
  27. Why Trump Won: Working-Class Whites
  28. Why Who voted for Donald Trump? Mostly white men and women, voting data reveals
  29. A Vote for Trump Was A Hate Crime
  30. ‘Kill White People,’ ‘Black Lives Matter’ Graffiti Hits Florida Businesses, Homes And Donald Trump Signs
  31. Anti-Trump, Anti-White, Uprising Spreads
  32. ‘Die Whites Die’: Anti-Trump Rioters Vandalize NOLA Monuments
  33. Brutal-paliza de dos negros a un votante de Trump
  34. Wikileaks revela papel de George Soros en protestas anti-Trump
  35. RT: ¿Está Soros detrás de las protestas anti-Trump en EE.UU.?
  36. Más de 200 detenidos en las protestas antiTrump en Washington
  37. George Soros tiene vínculos con más de 50 organizadores de la marcha de las mujeres en Washington

Artículos relacionados

Enlaces externos

Vídeos

Herramientas personales