Gilberto Alzate Avendaño

De Metapedia

Busto de Gilberto Alzate Avendaño en Medellín, Colombia.

Gilberto Alzate Avendaño nació el 10 de octubre de 1910, en Manizales, Colombia y murió el 26 de noviembre de 1960. Fue un político colombiano, líder de diversos grupos dicidentes del conservatismo colombiano y principal caudillo civil conservador del pasado siglo.[1] Lideró la Acción Nacionalista Popular grupo que pretendió representar ideales que se acercaron al nacionalismo y a Simón Bolívar y estuvo cercano a las ideas de los Los Leopardos.

Contenido

Vida y Obra

La importancia de Azate para la política colombiana, fue tal que alrededor de su imagen se acuñó el Alzatismo, muy joven trató de tener injerencia sobre la política colombiana y desde la universidad fue un miembro prominenete del Partido Conservador Colombiano. Luego de la caída de la hegemonía conservadora, surgió una amplia división dentro del partido Conservador liderando a no solo la renegación por parte de los jóvenes, entre los cuales se encontraba Alzate, sino también a los viejos líderes del partido que habían permitido la hecatombe. En esta época Laureano Gomez a sus 42 años tomó las riendas del grupo tradicional dentro del partido Conservador.

Desde el períodico "La Patria", montó su "Movimiento Nacional" o "Movimiento Nacional Derechista" bajo los pensamientos de Bolívar y enciclicas cristianas.

Alzate (que también fue conocido como el "Nuevo Leopardo") y Los Leopardos entre los cuales se encontraban Silvio Villegas, se unieron para montar lo que sería la campaña presidencial del candidato conservador Mariano Ospina Pérez.

Admiración por el fascismo

Alzate Avedaño tuvo siempre una amplia admiración por Mussolini, de allí que al igual que los Leopardos llego a proclamar el estado corporativista en Colombia. Su cabeza desnuda y su amplía similitud con el líder italiano, llevaron a ciertas comparaciones con el líder fascista. También demostró agrado por Francisco Franco y el movimiento falangista español.

Bolivarianismo

"El libertador no concebía sino los gobiernos paternales, elásticos y fuertes, para ordenar el turbulento desarrollo de estos pueblos en minoridad. Nada más opuesto a la mecánica pendular y al alterno usufructo del poder de las clientelas electorales, que el sentido bolivariano del Estado, donde la nación se manifiesta con voluntad total, indivisa y creadora. Las promociones colombianas, que se han desarticulado de la vieja política, no necesitan buscar en el fascismo europeo las tesis cardinales de su movimiento, pues el ideario bolivariano suministra equivalentes autóctonas, desde la misión imperial de la patria hasta la lucha contra los partidos y el principio del caudillo responsable."

Referencias

Artículos relacionados

Herramientas personales