Joseph Ginsburg

De Metapedia

(Redirigido desde Joseph Burg)
Joseph Ginsburg (a la derecha) en compañía de Ernst Zündel (izquierda).

Joseph Ginsburg (1908 - 1990), también conocido como Joseph Burg, fue un escritor y publicista judío nacido en Alemania y perseguido por el régimen nacionalsocialista. Es recordado por comparecer como testigo de Ernst Zündel en su juicio de 1988 en Canadá y por sus libros sobre el revisionismo del Holocausto, entre los que destacan "Auschwitz in alle Ewigkeit" ("Auschwitz para toda la eternidad"), "Schuld und Schicksal" ("Culpa y destino"), "El Diario de Ana Frank" y "Zionazi", donde expone al Sionismo en su colaboración con el régimen nacionalsocialista para sacar a los judíos de Alemania y fundar un estado sionista fuera de Europa.

Además de escribir libros y panfletos, se convirtió en consejero y mentor de Zündel, con quien realizó dos documentales y mantuvo una amistad que perduró hasta su fallecimiento en 1990. Pese a ser judío, pagó un alto precio por sus opiniones. Como David Cole, David McCalden y otros revisionistas, fue perseguido y atacado físicamente por extremistas de la Liga de Defensa Judía. Luego de su fallecimiento se le negó el derecho a ser enterrado en un cementerio judío en Munich. Ernst Zündel y Otto Ernst Remer despidieron con elogios al prolífico escritor a sus 82 años[1].

Contenido

Aporte al Revisionismo

Noticia del 24 de marzo de 1933 sobre el boicot comercial declarado por el Congreso Mundial Judío contra Alemania, poco después de que Adolf Hitler asumiera el poder.

Sus obras denuncian una propaganda de guerra sionista contra el pueblo alemán:

Puede ser que suene increíble, pero existen demasiadas pruebas para respaldar la opinión arriba mencionada. Líderes sionistas se tomaron el derecho de declarar la Guerra al gobierno alemán en nombre del judaísmo. No se declaró la guerra al gobierno NS, ¡sino al Reich alemán y al pueblo alemán! Declaraciones políticas nunca gozan de una unidad total y el sionismo no fue una excepción. Los líderes sionistas, tanto alemanes como palestinos, aplaudieron la toma del poder por los nazis, a los cuales ofrecieron su fiel y honesta colaboración, la que luego sería aceptada. Como ya hemos dicho, entre los colaboradores se encontraba el señor Schkolnik, hoy Primer Ministro israelí de nombre Eschkol. Contrariamente, otros líderes sionistas amenazaban a Alemania una y otra vez con la guerra. En mis dos libros anteriores pude tratar este problema tan sólo someramente, tal como aquí también me es imposible tratar esta pregunta básica, en vista del material del que dispongo amplia-mente, en forma completa y detallada. Sin embargo, siguen aquí, algunos resúmenes de publicaciones que poseen valores documen-tales de la época. En el londinense "Daily Express", del 24 de marzo de 1933, se puede leer en la página 1:

"¡Judíos de todo el mundo! ¡Unios! Boicoteen todos los productos alemanes. El pueblo judío de todo el mundo declara la guerra económica y financiera a Alemania. Ha renacido el antiguo símbolo de guerra de Judas... Alemania ha hecho revivir el símbolo de la Cruz Svástica... Catorce millones de judíos como uno sólo (para declarar la "guerra santa" contra la gente de Hitler)..."

El primero de Diciembre de 1934 apareció en un matutino judío, editado en lengua rusa, en Kischenew (Rumania), un artículo del cual cito los siguientes párrafos: "La lucha contra Alemania será llevada por la totalidad de las comunidades judías, desde las asambleas, desde los congresos, y desde cada judío, personalmente. Con esto, la lucha contra Alemania será animada y adelantada ideológicamente. Nuestros intereses judíos reclaman la destrucción final de Alemania. El peligro para nosotros, los judíos, radica en el pueblo alemán, en su totalidad... Nosotros, los judíos, debemos participar en esta lucha con toda nuestra fuerza y el poder que está a nuestra disposición..."

Otro diario judío, el "The youngstown Jewish Times", editado en Ohio (EE.UU.) y con fecha 16 de Abril de J936, destaca el siguiente pasaje: "Después de la próxima guerra no habrá ninguna Alemania". Y en "Die Neue Heilige Allianz", impreso en Strassbourg en 1938, Emil Ludwig escribía: "Pues a pesar de que Hitler quiera evitar la guerra a último momento, la que lo podrá enredar, no obstante será forzado a ella". Estas palabras las cito aquí, a propósito, para demostrar la objetividad y honestidad de Ludwig sobre el tema, a pesar de ser judío, y por ende contrario al NS.

En aquél tiempo Ludwig ya previo que se forzaría a Hitler a una guerra que no quería. Pero fijémonos en algunos arios puros que, bajo el régimen nazi, se sentían muy cómodos y que a pesar de esto decían luego que Hitler quería la guerra mundial (uno de ellas: Winfried Martini). Según el "Toronto Evening Telegram", del 26 de Febrero de 1940, el representante de la sección Británica del "Congreso Mundial Judío", Morís Perlzweig, dijo: "El Congreso Mundial Judío se encuentra desde hace siete años consecutivos, en guerra contra Alemania". Hoy en día, Morís Perlzweig es el secretario general del "Congreso Mundial Judío". así pues, también encontramos como su superior al Dr. N. Goldman, en medio del acontecer político.

Estos señores, en los años treinta, alzaron sus espadas en nombre del judaísmo mundial y, de esta forma, se volvieron cómplices de los cuales tenemos que lamentar "seis millones de víctimas judías". Parecen no haber aprendido nada de la Historia, pues siguen esforzándose en atizar el antisemitismo allí donde viven los judíos en masa, incitando la rebelión de pueblos contra pueblos, estados contra estados, para poder cocinar su "Caldo Sionista". Además, también son líderes en la perpetuación del juicio por "crímenes de guerra" contra Alemania Federal. Es por eso que es una burla a la razón y un crimen contra el derecho y la justicia, que millones de alemanes deban estar sentados en la prisión mientras nuestros líderes, en cambio, cargados de culpas, gozan de la libertad. La Justicia y el Derecho se prohíben de todo compromiso: o castigo para todos o absolución para todos.
Joseph Burg, Prozesse des schlechten Gewissens (Procesos de Mala Conciencia), Georg Fischer Verlag.

Obras

  • Sündenböcke, Grossangriffe des Zionismus auf Papst Pius XII und die deutschen Regierungen (Burro de carga, ofensiva general del sionismo al Papa Pío XII y los gobiernos alemanes).
  • Prozesse des schlechten Gewissens (Procesos de Mala Conciencia).
  • Schuld und Schiksal, Europas Jugend zwischen Henkern und Heuchlern (Culpa y destino, la Juventud Europea entre verdugos e hipócritas).
  • Auschwitz in alle Ewigkeit (Auschwitz para toda la eternidad).
  • El Diario de Ana Frank.
  • Zionazi.
  • Maidanek in alle Ewigkeit? (¿Maidanek para toda la eternidad?").

Referencias

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales