Justicialismo

De Metapedia

El justicialismo es una ideología patriótica fundada en Argentina en la década del '30 por el entonces Coronel (luego General) Juan Domingo Perón, quien alcanzaría el poder en 1946; aunque hay que reconocer el papel fundamental que tuvo su mujer, Eva Duarte.

Depuesto en 1955 por un golpe de estado militar orquestado por todos los sectores opositores al gobierno (la mayoría miembros del clero y los conservadores, de la masonería, del radicalismo, del sionismo y sectores socialistas), Perón viviría exiliado en España, volviendo al poder tras su triunfo electoral de 1973 y falleciendo al año siguiente.

El fundador del justicialismo, Juan Domingo Perón.

Contenido

Historia

Para el justicialismo es importante el concepto de justicia social, entendido como elevación de la calidad de vida de los obreros. No se ataca al capital, sino a los abusos que con él se cometen. Como el sistema no se cuestiona en su fundamento último (la relación bilateral del trabajo, el interés, etc.), lo que se propone es una serie de mecanismos correctores de los abusos encaminados no a una política económica estatalmente dirigida, pero sí estatalmente orientada. Se persigue ante todo la independencia económica nacional, manteniendo dentro del país la riqueza del mismo, y el reparto de la riqueza nacional de una manera justa, en función del esfuerzo y el sacrificio de cada uno. Aquí cobran especial importancia por un lado el papel activo del Estado y por otro el del Sindicato, entendido como organización única de los trabajadores (sólo así puede ser fuerte) para su defensa y representación. Se proclaman diez derechos del trabajador: al trabajo; al salario justo; a la capacitación; a condiciones dignas de trabajo; a la preservación de la salud; al bienestar; a la seguridad social; a la protección de la familia; a la mejora económica y a la defensa de sus intereses profesionales. La Confederación General del Trabajo (CGT) será un sindicato tan fuerte que podrá garantizar esos derechos.

Respecto al modelo político, no se cuestionan los mecanismos del sistema democrático liberal, pero sí se denuncian sus abusos. Así, por ejemplo, se permitirá el multipartidismo, en la creencia de que el fomento de la participación popular en las tareas públicas por otros medios, especialmente los sindicales, harán innecesarios los partidos políticos y demostrarán su inutilidad. También es interesante destacar que fue el justicialismo el que introdujo en Argentina el derecho al voto de la mujer, sin duda gracias a la influencia de Evita, una mujer del pueblo.

El justicialismo fue (y es) una ideología un tanto heterogénea que aglutina diversas tendencias, desde las más revolucionarias a las más conservadoras, tal y como se ve al analizar fenómenos que van desde la guerrilla de los Montoneros o la Unión de los Sin Techo al denominado "menemismo" (lo más liberal-capitalista disfrazado de peronismo). Lo arriba analizado pretende ser un resumen de la verdadera ideología de Perón, que está a medio camino del revolucionarismo de unos y del conservadurismo de otros que también se proclaman sus seguidores. De hecho, incluso la propia CGT se debate hoy entre esas posiciones dispares, habiendo pasado la más revolucionaria a ser minoritaria.

Las Veinte Verdades del Justicialismo Peronista

En 1950, el general Perón redactó el documento Las Veinte Verdades del Justicialismo Peronista, en el que se explica brevemente los objetivos del movimiento:

1º) La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo.

2º) El peronismo es esencialmente popular. Todo circulo político es antipopular y, por lo tanto, no peronista.

3º) El peronista trabaja para el MOVIMIENTO. El que en su nombre sirve a un circulo, o a un caudillo; lo es sólo de nombre.

4º) No existe para el peronismo más que una sola clase de hombres: los que trabajan.

5º) En la NUEVA ARGENTINA el trabajo es un derecho, y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume.

6º) Para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista.

7º) Ningún peronista debe sentirse más de lo que es ni menos de lo que debe ser. Cuando un peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.

8º) En la acción política la escala de valores de todo peronista es la siguiente: Primero la Patria, después el Movimiento y luego los hombres.

9º) La política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional.

10º) Los dos brazos del peronismo son la justicia social y la ayuda social. Con ellos damos al pueblo un abrazo de justicia y amor.

11º) El peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha. Desea héroes pero no mártires.

12º) En la NUEVA ARGENTINA los únicos privilegiados son los niños.

13º) Un gobierno sin doctrina es un cuerpo sin alma. Por eso el peronismo tiene una doctrina política, económica y social: el Justicialismo.

14º) El Justicialismo es una nueva filosofía de la vida, simple práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista.

15º) Como doctrina política, el Justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con el de la comunidad.

16º) Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ‚ésta al servicio del bienestar social.

17º) Como doctrina social el Justicialismo realiza la justicia social, que da a cada persona su derecho en función social.

18º) Queremos una Argentina socialmente Justa, económicamente Libre y políticamente Soberana.

19º) Constituimos un gobierno centralizado, un estado organizado y un pueblo libre.

20º) En esta tierra lo mejor que tenemos es el pueblo.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales