Philippe Pétain

De Metapedia

Philippe Pétain

Henri Philippe Benoni Omer Joseph Pétain (Cauchy-à-la-Tour, Francia, 24 de abril de 1856 – Port-Joinville, Isla de Yeu, Francia, 23 de julio de 1951), fue un militar y político francés, Jefe de Estado de la Francia de Vichy.

Contenido

Infancia y carrera militar

Su padre era un modesto agricultor y su madre moría cuando el pequeño Henri Philippe tenía pocos meses, por lo que fue confiado a los cuidados de su abuela, que lo educó a la manera espartana. Tal tipo de educación no le resultó excesivamente penosa, pues más tarde manifestaba a un amigo: “Todo lo que poseo de bueno se lo debo a mi abuela. Fue ella quien me enseñó la rectitud de carácter, la seriedad y la voluntad de perseverar en el esfuerzo”. En 1867 asistió al colegio religioso de Saint-Omer, continuando estudios en Arcueil. Ingresó en la prestigiosa Academia militar de Saint-Cyr en el año 1876.

Primera Guerra Mundial

El Mariscal Pétain realizó sus estudios militares en Saint-Cyr y desde 1906 impartió clases en la École de Guerre, en las que se mostró favorable a los despliegues tácticos defensivos y al desarrollo de líneas fortificadas. Durante la Gran Guerra, se distinguió en Bélgica. Dirigió la Batalla del Verdún en donde se ganó el título de "vencedor de Verdún" y le permitió contar con una buena reputación. Ésta se le atribuía, principalmente, a su influencia sobre la moral del ejército y a su voluntad de evitar ataques inútiles.

Es teniente de infantería cuando en Mentón conoce a Eugénie Hardon, que con el tiempo acabaría siendo su mujer. En 1911, con el grado de coronel, asume el mando del 33.º regimiento de infantería de guarnición en Arrás, al que pertenece como subteniente Charles De Gaulle.

El 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando de Austria fue herido mortalmente en Sarajevo, lo que motivó el estallido de la Primera Guerra Mundial.

El 5 de agosto de 1914 recibe Pétain la orden de dirigirse hacia el frente. El 31 de agosto, ascendido a general, asume el mando de una división que se está replegando en desorden en Bélgica, a la que consigue inspirar un nuevo espíritu combativo.

El 20 de octubre, el general en jefe Joseph Joffre le confía el mando de un cuerpo de Ejército.

El 21 de junio de 1915 es nombrado jefe del II Ejército en el puesto del general Castelnau. Su prudencia y su habilidad táctica comienzan a merecer la atención de Joffre y de las autoridades políticas.

El 24 de febrero de 1916, el alto mando le confía la delicadísima tarea de defender a cualquier precio el sector de Verdún, donde la ofensiva alemana puede abrir al enemigo el camino hacia París. En pocos meses, con una defensa organizada de manera magistral gana la mayor batalla de desgaste de la historia, famosa por la consigna francesa Ils ne passeront pas! (¡No pasarán!) y que tuvo lugar entre el 21 de febrero y 18 de diciembre de 1916, dando el siguiente balance de bajas: alemanes, 434.000; franceses, 543.000. Sustituyó al general Nivelle en el mando de los ejércitos del Norte y Nordeste en el año 1917.

Periodo entreguerras

En ese mismo año fue nombrado jefe del Estado Mayor General y asumió el cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Francesas. Después de finalizada la guerra, En noviembre de 1918 es nombrado mariscal de Francia y vicepresidente del Consejo Superior de Guerra. En 1919, con Joffre y Ferdinand Foch, recibe la espada de mariscal, en el curso de una imponente manifestación en el Arco del Triunfo de París.

En 1920 contrae matrimonio civil con Eugénie Hardon, en la capital francesa.

En el período de entreguerras fue elegido miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas. Entre 1925 y 1926 estuvo al mando de las tropas francesas, que junto a las españolas, actuaron contra las fuerzas de Abd-el-Krim, en Marruecos. Sucedió a Foch en la Academia Francesa y fue ministro de la Guerra en el gabinete de Doumergue. En 1934 fue nombrado Ministro de Guerra y cinco años más tarde se le dio el cargo de gobernador galo en España. En 1936 el Frente Popular gana las elecciones, llegándose al máximo antagonismo entre la derecha y la izquierda. Pétain, queriéndolo o no, se convierte en el favorito de la derecha. En el año 1938 mantiene una riña literaria con el coronel Charles De Gaulle, quien publica con su nombre un libro sobre la historia del ejército francés. Según el acuerdo establecido, De Gaulle habría tenido que hacer el borrador del volumen, que luego firmaría Pétain. Se interrumpen las relaciones, hasta entonces extremadamente deferentes, entre De Gaulle y Pétain. En abril de 1939, Albert Lebrun es confirmado de nuevo como presidente de la República.

El presidente del Consejo, Daladier, al tener que establecer las relaciones diplomáticas con la España franquista, piensa en Pétain como la única personalidad grata al régimen de los vencedores, ya que Franco se mostraba disgustado contra el país que había enviado armas a los republicanos durante el gobierno socialista de Léon Blum. El 2 de marzo de 1939 el Consejo de Ministros francés designaba al mariscal Pétain como embajador de Francia ante el Gobierno de Franco. En el expreso de París-Hendaya llegaba a la frontera la mañana del 16 de marzo de 1939. Ya en territorio español lo recibieron el coronel Sanz-Agero y el coronel Ungría. El mariscal partió para San Sebastián, donde permaneció seis meses antes de su traslado a Madrid.

Segunda Guerra Mundial

El 3 de septiembre de 1939, a las 17 horas, Francia se pone del lado de Inglaterra al declarar la guerra a la Alemania que ha invadido a Polonia.

El 1 de mayo de 1940, el presidente del Consejo, Paul Reynaud llamó a Pétain a París, proponiéndole para ministro de Estado y vicepresidente del Consejo de Ministros en el gabinete de Paul Reynaud. La dimisión de éste el 18 de junio le llevó a la presidencia.

Durante la Invasión de Francia sucedió a Paul Reynaud e inmediatamente solicitó un armisticio a las fuerzas germanas. Cuando los alemanes se acercan a París y en pleno derrumbamiento del ejército francés, hay un acuerdo unánime de señalar a Pétain como la única persona que puede pedir a los alemanes un armisticio sin deshonor. El mismo fue firmado en un vagón, en el Bosque de Compiègne, donde se había firmado el armisticio entre el Imperio Alemán y Francia poniendo fin a la Primera Guerra Mundial. El 22 de junio firmó el tratado de paz con Alemania en Compiègne.

El gobierno del Mariscal Pétain se instaló en Vichy, en la Zona Libre. El 10 de julio de 1940, se aprobó la llamada "ley constitucional", que daba al Mariscal todos los poderes gubernamentales y buscaba la promulgación de una nueva constitución, que nunca vería la luz. El Estado Francés permaneció durante toda la guerra bajo el mandato de Pétain.

Disuelta la Tercera República, ostentó la jefatura del llamado Gobierno de Vichy. Antes de producirse el derrumbamiento de Francia, condenó el movimiento de los Franceses Libres de Charles De Gaulle (1940), quien desde Londres había hecho un llamamiento a favor de la resistencia. Durante el régimen se explotó el culto a la personalidad de su Jefe de Estado. El 24 de octubre, Pétain se reúne en Montoire con Hitler, quien le pide inútilmente que la Francia de Vichy declare la guerra a la Gran Bretaña.

Desarrolló un poder de corte centralizado. Se aspiraba a una "Revolución Nacional", bajo el lema "Trabajo, Familia, Patria"; por tanto se suspendieron las libertades públicas, todos los partidos políticos y todos los sindicatos fueron unificados en una organización de corporativismo laboral, al tiempo que aparecieron tribunales de excepción. Se tomaron medidas como la creación de un Ministerio de la reconstrucción, la prohibición de fumar en salas de espectáctulos y se instauró el día de las madres.

En octubre de 1940 el gobierno francés voluntariamente, tomó medidas de excepción para la franc-masonería y el judaísmo. Se creó la Legión Francesa de Combatientes, que debía servir como punta de lanza de la Revolución Nacional. Estaba al mando del Mariscal Pétain. Dentro de esta se constituyó un Servicio de Orden Legionario que colaboró con el Tercer Reich.

El 24 de octubre, Pétain se reúne en Montoire con Hitler, quién le pide inútilmente que la Francia de Vichy declare la guerra a la Gran Bretaña. El 7 de noviembre de 1942, los norteamericanos desembarcan en Marruecos y en Argelia.

El 26 de agosto de 1944, los norteamericanos liberan París. Al verse obligados los alemanes a abandonar Francia se lo llevan como prisionero a Sigmaringen, permaneciendo en Alemania hasta abril del año siguiente y, el 24 de abril de 1945, una vez derrotados los alemanes se entregó voluntariamente en la frontera suiza.

Cuando los aliados desembarcaron en el norte de África (territorio colonial francés) ordenó a sus hombres a combatir contra ellos en las colonias de Marruecos y Argelia y acentuó la represión contra las fuerzas de la resistencia.

Cruzó la frontera suiza y dos días más tarde se entregó a las nuevas autoridades galas. Tras un controvertido proceso judicial en el Palacio de Justicia de París durante los meses de julio y agosto de 1945, fue condenado a muerte por alta traición, aunque debido a su avanzada edad se le otorgó cadena perpetua. Fueron testigos de cargo entre otros, Paul Reynaud, Edouard Daladier, Albert Lebrun, Léon Blum, Edouard Herriot y Pierre Laval. Al amparo del sentimiento general de que Pétain no era sino un símbolo del delito nacional de rendirse demasiado pronto al Eje y de que le llevó a ello más el derrotismo que la traición, no se tuvo en cuenta este cargo a lo largo del proceso y se hizo hincapié en sus actividades colaboracionistas posteriores al Tratado de Compiègne. En definitiva fue condenado a muerte y despojado de sus honores por inteligencia con el enemigo. Lo cierto es que para ahorrar inútiles sacrificios a su patria y salvar en lo posible el honor de Francia, no dudó en sacrificar el suyo propio, que nunca conoció la menor mancha. Conmutada la pena por la de cadena perpetua, fue confinado en la isla de Yeu en el Golfo de Vizcaya.

El 8 de de julio de 1951, al agravarse su estado de salud recibió del presidente Auriol un “perdón médico”, siendo trasladado de la isla de Yeu al hospital de Pont-Joinville, muriendo el 23 de julio de 1951 a la edad de noventa y cinco años.

Artículos relacionados

Herramientas personales