Río Grande del Sur

De Metapedia

Río Grande del Sur (En portugués: Rio Grande do Sul) es el estado más austral del Brasil. Limita al norte con el estado de Santa Catarina, al este con el océano Atlántico, al sur con Uruguay y al oeste con la Argentina. Tiene una superficie de 282.062 km² y su capital es Porto Alegre.

Contenido

Historia

El actual territorio de Río Grande del Sur se encontraba, en tiempos de la colonia, comprendido dentro del Virreinato del Río de la Plata, constituyendo el centro y centro-norte de la gran Banda Oriental de las primeras épocas coloniales. Abarca las antiguas regiones de Río Grande al este, las Misiones Orientales al noroeste y territorios de la Provincia Oriental (actual Uruguay) al suroeste (del río Ibicuy al río Cuareim y las nacientes del río Negro) y al sur (costa noroeste de la laguna Merín), anexados por Brasil en forma definitiva tras la Guerra del Brasil y la Guerra Grande (como parte de pago por deudas contraídas por Uruguay durante ésta).

A mediados del siglo XIX, la provincia de Río Grande del Sur se constituyó en estado independiente con el nombre de República Riograndense.

Río Grande (territorio)

Bajo la denominación de Río Grande se conocía originalmente a una región en la costa atlántica de la Banda Oriental, en el centro-sur sudamericano, perteneciente a España. Sus límites eran las Misiones Jesuíticas al oeste, la región de Ibiazá al norte y la región rioplatense de la Banda Oriental al sur.

Misiones Orientales


Las Misiones Orientales eran el área de las Misiones Jesuíticas situada al este del río Uruguay, en la Banda Oriental. Allí se encontraban los llamados Siete Pueblos de las Misiones: San Borja, San Nicolás, San Luis, San Lorenzo, San Miguel, San Juan y Santo Ángel. Al sur estaba la Estancia de Yapeyú, cuyos límites alcanzaban el río Negro.

Tras la disolución de dichas Misiones Jesuíticas, el extremo sur de las Misiones Orientales se convirtió en el Departamento de Yapeyú (incluyendo a San Borja), y el norte formó el Departamento de San Miguel (incluyendo a los otros seis pueblos). Estos departamentos estaban bajo la órbita del gobierno de Buenos Aires, pero la influencia del gobierno de Montevideo llegaba hasta el río Ibicuy. Desde entonces pasó a entenderse a las "Misiones Orientales" como los territorios orientales al norte del Ibicuy.

Penetración luso-brasileña en Río Grande

Portugal había comenzado a adentrarse en el territorio de la Banda Oriental por la región de Ibiazá (también conocida como Mbiazá o Ybiazá, la zona costera de los actuales estados brasileños de Paraná y Santa Catarina), al sudoeste del límite continental que marcaba la Línea de Tordesillas y ponía coto a las posesiones portuguesas en América. Ya en 1534 el rey portugués había adjudicado ese territorio a la Capitanía de Santana alcanzando Laguna como extremo sur. Las incursiones portuguesas en la Banda Oriental llegaron hasta la costa del río de la Plata, fundando en 1680 Colonia del Sacramento frente a la ciudad de Buenos Aires.

En 1737 una expedición militar portuguesa fue enviada con el propósito de garantizar la posesión de las ricas tierras españolas ubicadas al sur del territorio portugués del Brasil. Ese año los portugueses fundan la ciudad de Río Grande, en la desembocadura del río Río San Pedro que conecta la Laguna de los Patos con el océano y en 1742 es fundada la villa de Porto dos Casais, la actual Porto Alegre.

En 1750, España y Portugal firmaron el Tratado de Madrid. Ya que cuando Portugal había estado ligado a España, había expandido sus dominios en América más allá de la línea de Tordesillas. Este tratado pretendía consagrar los territorios que cada reino tenía efectivamente en su poder, como modo de apaciguar a las partes. Así, España debía renunciar a la mayor parte de la Banda Oriental (Ibiazá, las Misiones Orientales y el Río Grande) y a cambio recibiría Colonia del Sacramento y el reconocimiento de sus territorios ocupados en Asia.

Pero por un lado, los portugueses no pretendían renunciar a la Colonia del Sacramento y por otro, los guaraníes se enfrentaron al poder portugués. Esto devendría en la firma de un nuevo tratado en 1761 que restituía las Misiones Orientales a España, aunque no modificaba la situación de Río Grande.

La tardía reacción de España

España decidió mejorar su administración en la zona austral de América dividiendo el Virreinato del Perú y creando en 1776 el Virreinato del Río de la Plata. Éste abarcó los territorios de los actuales Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, más la zona norte de Chile y parte del sur de Brasil (el oeste de Río Grande del Sur y el sur de Mato Grosso del Sur).

Pedro de Ceballos fue su primer virrey, y al ser nombrado recibió la orden de detener la expansión lusitana. A principios de 1777, Ceballos y sus hombres atacaron y recuperaron la isla de Santa Catarina, frente a las costas de Ibiazá sin disparar un sólo tiro, debido a que fue abandonada por la escuadra portuguesa. El 21 de abril llegaron a Montevideo, desde donde se dirigieron a la Colonia del Sacramento, conquistándola. Luego también tomaron la fortaleza de Santa Teresa en el actual departamento uruguayo de Rocha y avanzaron sobre la población de Río Grande. Fue entonces cuando recibieron noticias de un tratado de paz firmado entre España y Portugal que los obligaba a retirarse.

Tratado de San Ildefonso

Según quedó establecido en el tratado de San Ildefonso, firmado en octubre de 1777 entre España y Portugal, éste abandonaba la Colonia del Sacramento a cambio de la posesión definitiva de Río Grande. El límite de Río Grande con las posesiones españolas quedó establecido a partir de la desembocadura del río Pepirí (también llamado Pepirí-Guazú) en el extremo noroeste, siguiendo desde allí hasta llegar a la sinuosa línea serrana que divide la cuenca platense de la cuenca de la Laguna de los Patos y que llega a las nacientes del Río Negro en el sur y desde allí hasta la Laguna Merín, siguiendo por sus costas hasta el punto sur de ésta, y desde él, a la desembocadura del arroyo Chuy en el Atlántico al sureste.

Pero en 1801 los riograndenses invadieron los siete pueblos de las Misiones, incorporando de facto las Misiones Orientales a su territorio. En 1807, los portugueses le dieron a su nuevo territorio de Río Grande la categoría de "capitanía" militarizándola fuertemente, formándose así la Capitanía de San Pedro del Río Grande del Sur.

Resistencia de la Banda Oriental

En 1811 José Gervasio Artigas, líder máximo de los orientales, liberó del poder español a la región rioplatense de la Banda Oriental, la única que conservaba este nombre ya que había quedado libre de la ocupación portuguesa. En 1813 ésta pasa a denominarse Provincia Oriental dentro de la Liga Federal que Artigas forjara y liderara. Artigas también planeaba la reconquista de las Misiones Orientales, pero ese fue un sueño que no pudo concretar.

En 1816 fuerzas portuguesas invadieron la Provincia Oriental y en 1820 Artigas fue finalmente derrotado y marchó exiliado al Paraguay. En 1821 Portugal se anexó oficialmente el territorio oriental, denominándolo Provincia Cisplatina y uniéndolo al Brasil, al que siguió atado tras la independencia de este país.

En 1825, patriotas orientales y otros adherentes a la causa (los Treinta y Tres Orientales), cruzaron desde Buenos Aires hasta la costa oriental para comenzar la Cruzada Libertadora por el territorio y el 25 de agosto en el Congreso de la Florida proclamaron la Ley de Independencia, la Ley de Unión (en virtud de la independencia concretada, la Provincia Oriental se reunía con las demás provincias platenses) y la Ley de Pabellón. Tras ser aceptada la Provincia Oriental por el Congreso en Buenos Aires, Brasil le declaró la guerra a las Provincias Unidas del Río de la Plata, estallando la guerra conocida como Guerra del Brasil –o "Guerra da Cisplatina" para los brasileños– (v: Batalla de Ituzaingó).

La Guerra del Brasil y sus repercusiones

La Guerra del Brasil se desarrollaría por unos tres años. A pesar de no poder doblegar a los rioplatenses, Brasil no estaba dispuesto a dejar de lado sus pretensiones de que su territorio llegara hasta el Río de la Plata, lo que cerraba las puertas a un final pactado para el enfrentamiento. El 21 de abril de 1828, el oriental Fructuoso Rivera (quien fuera el primer presidente del futuro Uruguay independiente), cruzó el Ibicuy con un ejército de quinientos hombres, al que se sumarían indígenas misioneros, y reconquistó así en sólo unos pocos días las Misiones Orientales.

Este dramático vuelco de la situación de la guerra terminó forzando al emperador Pedro I de Brasil a aceptar conversaciones de paz. Pero el descontento de los orientales por la vuelta al centralismo por parte de Buenos Aires y los intereses británicos por el comercio en la zona terminarían, sin embargo, minando los éxitos de los platenses y tendrían como resultado final la independencia de la Provincia Oriental. La Convención Preliminar de Paz de 1828 terminaría consolando a Brasil, de todos modos, al establecer que la Provincia Oriental perdería definitivamente las Misiones Orientales en favor de aquel país. En 1852, tras las divisiones internas generadas entre los uruguayos y propiciadas por argentinos de un lado y brasileños del otro que llevaron a la Guerra Grande, el Gobierno de la Defensa establecido en Montevideo, firmó cinco acuerdos con Brasil, entre los que figura la renuncia al territorio entre el Ibicuy y el Cuareim, perdiéndose también las nacientes del Río Negro y el control sobre la Laguna Merín.

Inestabilidades internas con conexiones internacionales

Durante el siglo XIX, Río Grande del Sur fue escenario de diferentes revueltas federalistas y participó en conflictos con Argentina y Uruguay. La Guerra de los Farrapos contra el Imperio del Brasil se desarrolló por espacio de diez años dando lugar a la República Riograndense (1835-1845). Tras el aplastamiento de la República Riograndense y la reincorporación del territorio al Imperio del Brasil, el área riograndense fue utilizada como catapulta para las campañas militares de 1852 en contra del gobierno uruguayo de Manuel Oribe y acto seguido contra el gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas, apoyando para esto último a Justo José de Urquiza, gobernador de Entre Ríos, posteriormente la entonces provincia del Río Grande sirvió como una de las bases brasileñas en los inicios de la Guerra del Paraguay (1864-1870).

Las disputas políticas locales tuvieron un aumento con el inicio de la República y sólo en el gobierno de Getúlio Vargas (1930) el Estado fue pacificado.

De Río Grande a Río Grande del Sur

El nombre actual de Río Grande del Sur (Rio Grande do Sul) le fue dado para diferenciar este estado de otro "Río Grande" ubicado en el nordeste brasileño.

Geografía

La ciudad de Gramado en Río Grande del Sur.

Las ciudades más importantes del Estado son: Porto Alegre, Pelotas, Caxias do Sul, Canoas, Río Grande y Santa Maria. El relieve está constituido por una extensa planicie, dominada al norte por un altiplano.

La hidrografía de Río Grande del Sur puede ser clasificada en tres grandes regiones: La cuenca del río Uruguay, que tiene como afluente principal al río Uruguay; la Cuenca del Guaíba (donde los afluentes desembocan en el río Guaíba); y la Cuenca del Litoral (cuyas aguas desembocan en la Laguna de los Patos, en la Laguna Merín o simplemente en el Océano Atlántico). Entre sus principales ríos se hallan el: Uruguay, Taquarí, Ijuí, Yacuy, Ibicuy, Pelotas, Camacuã y el río dos Sinos.

El clima es templado, destacándose São José dos Ausentes y Bom Jesus como las ciudades donde se registran las menores temperaturas de todo el Brasil, pudiendo hasta pasar los -8 °C.

División

El estado está dividido por regiones geográficas:

Economía

La economía del Estado se basa en la agricultura (soja, trigo, arroz y maíz), en la ganadería y en la industria (de cueros y calzados, alimenticia, textil, maderera, metalúrgica y química). Hay que resaltar el surgimiento de polos tecnológicos importantes en el estado en las décadas de 1990 y el inicio del siglo XXI, en las áreas petroquímicas y la tecnología de la información. La industrialización en el territorio riograndense está elevando su participación en el PIB brasileño, trayendo inversiones, mano de obra y infraestructura al Estado. Actualmente, Río Grande del Sur está en cuarto lugar en la lista de estados más ricos del Brasil.

Demografía

Río Grande del Sur es uno de los estados más europeizados de Brasil, y su población proviene en su mayoría de la inmigración y colonización europea del siglo XIX. Los primeros inmigrantes fueron españoles y criollos de la Banda Oriental que por propio interés se aventuraron a adentrarse en esas tierras (España nunca estableció formalmente colonos en el territorio del actual Río Grande del Sur). Tras la toma de las regiones de Río Grande y las Misiones Orientales por Portugal, los luso-brasileños comenzaron a acrecentarse. Ya en el Brasil independiente, la colonización de Río Grande del Sur fue protagonizada por los portugueses, los españoles, italianos y alemanes. Pero además el estado recibió la llegada de inmigrantes polacos, irlandeses, suizos, austriacos, franceses, ingleses, rusos, holandeses, judíos, árabes, libaneses, ucranianos, turcos, lituanos, estadounidenses, japoneses, argentinos, uruguayos, chinos, entre otros.

Grupos Étnicos

Idiomas minoritarios

Además de la lengua portuguesa, en Río Grande también se hablan otros idiomas como caingangue o mbyá-guaraní, hablado por los pueblos indígenas. Una parte considerable de las personas gauchas (en general los descendientes de inmigrantes alemanes e italianos, entre otros) también hablan los siguientes idiomas:

  • Riograndense Hunsrückisch (un idioma regional de América del Sur que se habla en Río Grande durante casi dos siglos por la mayoría de alemanes-gauchos), también conocido como alemán hunsrückisch (dialecto de la región de Hunsrück / Simmern, Alemania). Hoy en día el número de hablantes es de alrededor de 200 mil personas.
  • Plattdietch o plattdüütsch, que es un cruce de los dialectos del bajo-alemán en un solo idioma. Se habla en partes de los Países Bajos, en el sur de Dinamarca, en el norte de Alemania, y en el noroeste de Polonia, con su existencia lingüística reconocida oficialmente por la Unión Europea. También es el dialecto hablado en varias regiones de Río Grande, en la pequeña localidad de Doña Otilia, situada en Roque González.
  • Plattdeutsch, término utilizado en Alemania para distinguir el Hochdeutsch (Germán formal) de los dialectos, como todos los mencionados bajo el nombre "Plattdeutsch".
  • Talian, versión gaucha del Véneto, hablada principalmente en la región de Caxias, Bento Gonçalves, y otras ciudades y pueblos en la región italiana de Río Grande.
  • Español, bastante hablado en las regiones fronterizas de Río Grande con Argentina y Uruguay. También es usado el "Portuñol".

En menor medida, existen varios otros grupos de lenguas y dialectos en Río Grande, como el polaco, el lituano, el árabe y el yiddish.

Cultura

Gaúchos bailando en Río Grande del Sur.

Río Grande es conocido como uno de los territorios con más riquezas en su cultura. La música riograndense está marcada por los ritmos rioplatenses en su mayoría, como el Chamamé, la Milonga, la Polca y el Tango.


En el siglo XIX, Río Grande comenzó a ser colonizado por inmigrantes europeos. Los alemanes se comenzaron a establecer a lo largo del río de las Campanas, desde 1824. Allí se estableció una sociedad basada en la agricultura, y también otros grandes propietarios de tierras habitaron las pampas gauchas. Hasta 1850, los alemanes ganaron fácilmente la tierra y se convirtieron en pequeños propietarios de tierras. Pero después de esa fecha, la distribución de la tierra en Brasil se ha vuelto más restringida. Desde entonces, los colonos alemanes comenzaron a expandirse en búsqueda de nuevas tierras hacia lugares más allá, llevando la cultura de Alemania por varias regiones de Río Grande.

Ahora, quienes colonizaron las montañas de Río Grande fueron los italianos. Inmigrantes procedentes de Italia comenzaron a establecerse en las montañas "gaúchas" en 1875. La oferta de suelo fue más disputada, porque la mayoría de la tierra ya era ocupada por los gauchos o por colonos alemanes. Los italianos trajeron sus costumbres y presentaron la vinicultura en la región, siendo hoy en día la base de la economía de varios municipios gauchos.

Administración

Desde el regreso de la democracia al Brasil, el estado tuvo como gobernadores a:

  • Jair Soares (1983–1987) - PDS, en fin de su gobierno pasó a PFL
  • Pedro Simon (1987–1990) - PMDB
  • Sinval Guazzelli (1990-1991) - PMDB
  • Alceu de Deus Collares (1991–1994) - PDT
  • Antônio Britto (1995–1998) - PMDB
  • Olívio Dutra (1999–2002) - PT
  • Germano Rigotto (2003–2006) - PMDB
  • Yeda Crusius (2007-) - PSDB

Turismo

El turismo ecológico es muy popular en las ciudades con descendencia alemana de Gramado y Canela; su clima fresco es especial para el turismo interno. El turismo es alto también en la zonas de los viñedos del estado, principalmente Caxias do Sul y Bento Gonçalves. Las pampas de los nativos gaúchos brasileños son también una curiosidad para turistas del Brasil y del mundo, y sus tradiciones aún se mantienen en la ciudad de Porto Alegre así como en las del interior, como Santa Maria y Passo Fundo. El estado también es conocido por su aspecto histórico, las ciudades de São Miguel das Missões y Santo Ângelo aún conservan las ruinas de las misiones Jesuíticas del siglo XVIII.

  • Turismo paleontológico
Artículo principal: Paleorrota


El Rio Grande do Sul tiene un gran potencial para el turismo paleontológico, con muchos sitios paleontológicos y museos de Geoparque de paleorrota. Hay un área grande en el centro del estado que pertenece a el Triásico, que data de 230 millones de anõs.


Disputa

En Uruguay surgieron grupos que reclaman la partenencia del actualmente denominado Río Grande del Sur a su país. Según ellos, ésta región pertenece histórica y culturalmente a Uruguay.

Ciudades más pobladas

Logo MediaWiki.png
Parte de este artículo consiste en la modificación de textos de otra enciclopedia de contenido libre y es, por lo tanto, licenciado bajo GFDL.
Herramientas personales