Septentrionis Lux

De Metapedia

Septentrionis Lux defiende una visión Tradicional de la existencia en la línea descrita por autores como René Guénon y, especialmente y por encima de ningún otro, Julius Evola. Éste marcó las directrices, los principios y los valores por los que siempre se ha regido toda sociedad de corte Tradicional. Y, además, concretó, especialmente, los que eran inherentes al tipo de hombre y al mundo indoeuropeos; es decir, a nuestro ámbito (a pesar de esto último no se abstuvo en exponer los elementos válidos hallados en otro tipo de ámbitos).

Contenido

Tradición

En la Tradición es donde encontramos las antípodas del decadente, materialista, disoluto, disolvente y corrosivo mundo moderno al que nos oponemos radicalmente y sin componendas de ningún tipo. Por eso lo que ensalzamos, y ponemos como modelo a seguir, aquellas organizaciones políticas y/o metapolíticas y aquellos períodos de la historia y de la metahistoria (la más emparentada con el mito) en los que los valores de lo Alto rigieron la vida de las personas y sus aspiraciones últimas. en Septentrionis Lux se hace bandera de la Grecia aquea y dórica (de Esparta), de la antigua Roma, de la saga artúrica, de los ciclos del Grial, del Alto Medievo, del Sacro Imperio Romanogermánico, del gibelinismo, de los Templarios, de los Fieles de Amor o de los originarios Rosacruces.

Con estos referentes no nos mueve otro interés que el de la difusión de los ejes doctrinales que conforman la cosmovisión Tradicional y el de la valoración de los aconteceres y de las formas actuales a la luz de la Tradición.

Luz del Norte

La razón de la adopción de la denominación de "Septentrionis Lux" (= Luz del Norte) puede entenderse recordando algo que en su día escribimos para hablar de los primordiales indoeuropeos:
"Raza portadora de un tipo de espiritualidad y de una cosmovisión solar-uránica, olímpica (inmutable, serena, sobria), viril, patriarcal, ascendente, vertical, jerárquica, diferenciadora, ordenada y ordenadora, heroica (en el ámbito del carácter y en el sentido del que lucha por reconquistar la divinidad, la inmortalidad que se encontraba en estado latente, casi olvidada, en su interior)... Representativa, dicha cosmovisión, de lo que Evola definió como Luz del Norte."
Para más ahondar en el significado de este concepto también, en ocasiones, lo hemos tratado confrontándolo a su vez con su opuesto: el de una ´luz del sur´ de cuyos nefastos influjos deberíamos ser ajenos:
"La denominada como 'luz del norte' vendría asociada a conceptos como el de la jerarquía, la diferencia, lo vertical, lo solar, lo estable, lo inmutable, lo eterno, lo imperecedero, lo patriarcal y a valores como el honor, el valor, la disciplina, el heroísmo, la fidelidad... Y, por el contrario, la calificada como 'luz del sur' abanderaría conceptos como el del igualitarismo, lo uniforme y amorfo, lo horizontal, lo lunar, lo inestable, lo mutable, lo caduco, lo perecedero, lo matriarcal, lo sensual, lo instintivo, lo hedonista, lo concupiscente..."

Incluso, circunscribiéndonos a un plano psíquico o anímico "podríamos decir que la Luz del Norte contemplaría a aquél que rebosa autocontrol, equilibrio, serenidad, sobriedad, coherencia, prudencia, templanza, medida, discreción, calma; mientras que la Luz del Sur 'iluminaría' a los individuos tendentes a lo disoluto y disolvente, al desenfreno, al desorden referente a hábitos y modo de vida, a la inestabilidad, al desequilibrio, a la jarana, a la embriaguez..."

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales