Silvio Villegas

De Metapedia

Silvio Villegas

Silvio Villegas nació el 19 de marzo de 1902 en Manizales, Colombia y falleció el 12 de septiembre de 1972 en Bogotá. Fue uno de los miembros de Los Leopardos, grupo fascista colombiano.

Contenido

Biografía

Desde muy joven enfiló sus pasos al campo de la política, actividad que mantuvo con entusiasmo y combatividad durante la mayor parte de su vida. Fue miembro del Concejo de Manizales, diputado a la Asamblea de Caldas, representante a la Cámara y senador de la República en diversos períodos. En alguna ocasión formó parte de la suprema directiva del partido Conservador, colectividad en la que militó y desempeñó papel preponderante, principalmente como tribuno popular y orador parlamentario.

Lector infatigable desde la adolescencia, casi desde su niñez. Homero, Esquilo, Sófocles, Platón, Cicerón, Virgilio, Horacio, Ovadio y los clásicos españoles fueron, entre otras, sus lecturas predilectas. Y sus autores favoritos de la literatura francesa: Hipólito Taine, Renán, Bourget, Gourment, Barrés, Daudet, Charles Maurras y los poetas simbolistas y decadentes. Sin embargo, Goethe constituyó su mayor admiración humana y su máxima predilección. Su devoción se revela en las páginas de La imitación de Goethe, libro llamado con acierto "el brevario de sus relaciones estéticas". En la formación política del Leopardo, Nietzsche tuvo una decisiva influencia. Cada uno de los signos mágicos de Zaratustra -dice- era una invitación a volar sobre las más altas cimas, un exigente deseo de perfeccionamiento, un estímulo permanente a la voluntad de dominio.

Intelectual

Uriel Herrera escribe con acierto: "Silvio Villegas es una de las personalidades intelectuales mejor integradas, más completamente dotadas. De milagrosa memoria tiene el don de no olvidar nada y recordarlo todo. Su imaginación es una viajera cósmica de vuelos extraterrestres... Su paradoja política consiste en que nunca ha ejercido el poder, pero es de los que más han gobernado".

Ciertamente, poseedor de una brillante inteligencia y de una vasta cultura, Villegas sobresalió como escritor fecundo, erudito y afortunado. Fue, además, dueño de una prosa artística y muy rica en imágenes, tonos y matices. La canción del caminante es una de aquellas obras que persuaden la inteligencia, cautivan el espíritu y seducen el corazón. En nuestro sentir, esta "fina obra de orfebrería del alma" es perdurable.

Este Leopardo se distinguió, así mismo, como periodista de pluma ágil, combativa e infatigable. En este ámbito dirigió con vocación y consagración La Patria de Manizales, en los albores de su juventud; El País de Cali y El Debate y La República de Bogotá.

Bibliografía

De su experiencia política recordemos los libros: Imperialismo económico, De Ginebra a Rio de Janeiro y No hay enemigos a la derecha. El Hada Melusina, cartas de amor y pasión fue su obra póstuma. Unas cartas que, según Otto Morales Benítez, su prologuista, nos acercan y nos despiertan sublimes pensamientos, haciendo estremecer el corazón.

Artículos relacionados

Herramientas personales