Tintín en el país de los Soviets

De Metapedia

Tintin en la URSS

Tintín en el país de los soviets (Tintin au Pays des Soviets) es el primero de los álbumes de "Las aventuras de Tintín" escritos e ilustrados por el artista belga Hergé.

Contenido

Publicación

El contenido de este álbum se publicó originalmente entre el 10 de enero de 1929 y el 8 de mayo de 1930 en Le Petit Vingtième, el suplemento juvenil del diario católico belga Le Vingtième Siècle, a un ritmo de unas dos páginas por semana. Posteriormente se publicaron 10.000 ejemplares (los primeros 500 numerados) en 1930. Algunos de los originales numerados se han vendido a precios tan elevados como 24.500 €.

En 1969 se publicó otra serie de 500 ejemplares numerados reservados a las amistades del autor. El primer volumen de los Archivos Hergé se publicó en 1973 conteniendo la obra Tintín en el país de los Soviets con una página adicional con respecto al original. El álbum se reeditó en 1981 en facsímiles idénticos al original y en 1999 en una edición similar al resto de los álbumes publicados con motivo del 70 aniversario de Tintín.

Es el único de todos los comics de Tintín no adaptado posteriormente en color (exceptuando Tintín y el Arte-Alfa dado que no llegó a ser terminado).

Anticomunismo

Esta obra constituye una sátira política que expresa el disgusto y desconfianza que le inspiraba la Unión Soviética al autor mostrando un régimen autoritario y mentiroso. El álbum contiene numerosas bromas que Hergé introdujo contradiciendo las afirmaciones de la URSS de poseer una economía en espectacular desarrollo.

Norbert Wallez, director del Vingtième Siècle, sugirió la idea de inventar este personaje para mostrar la juventud belga la situación en la Unión Soviética. Wallez, de ideología nacionalista, confió este proyecto a Hergé, redactor en jefe del Petit Vingtième. De esta manera nació el personaje de Tintín.

Hergé, que no había estado jamás en la Unión Soviética, se inspiró aparentemente en el libro Moscou sans voiles (Moscú sin persianas) escrito por Joseph Douillet, un antiguo diplomático. Hergé copió pasajes enteros para recrear escenas como la de los comunistas obligando a la gente a votarles a punta de pistola.

Argumento

Tintín, un reportero belga, y su perro Milú son enviados a Moscú por el periódico para el que trabaja, Le petit Vingtième. Durante el trayecto, una bomba colocada por un agente ruso del servicio secreto estalla en el tren en el que viaja. Tintín es acusado del incidente y enviado a prisión pero consigue escapar gracias a su astucia y un disfraz. Después de vivir diversas peripecias, consigue llegar a Moscú.

En Moscú descubre que los Soviets obligan a la gente a votar apuntándoles con armas; que las fábricas más productivas son en realidad edificios vacíos empleados para engañar a los visitantes; como los Soviets solamente dan de comer a los jóvenes si aceptan llamarse comunistas; que toda la región de Moscú se enfrenta a una hambruna debido a la falta de alimentos y al envío de estos hacia el exterior para su utilización propagandística por parte del régimen, etc.

Los soviets planean robar alimentos en las vecinas granjas pero Tintín consigue avisar a los granjeros del avance de las tropas, aunque es capturado. De nuevo consigue escaparse y en su marcha por las desiertas llanuras heladas Tintín encuentra el escondite secreto de riquezas de Stalin, Lenin y Trotsky que éstos habían robado al pueblo ruso (incluyendo un amplio depósito de trigo). Tintín regresa con este secreto en su poder, llega hasta Berlín donde vuelve a encontrarse con agentes soviéticos y escapa para llegar hasta Bruselas donde una multitud enfervorecida lo espera aclamándolo.

Curiosidades

  • El 8 de mayo de 1930 Tintín y Milú aparecen en Bruselas. Le Petit Vingtième había contratado un figurante para escenificar el papel de Tintín tras anunciar el retorno del héroe desde la Unión Soviética. Una multitud de admiradores se congregó en torno al lugar anunciado La Gare du Nord prueba inmediata del enorme éxito del personaje de Hergé.

Artículos relacionados

Herramientas personales