Bélgica

De Metapedia

Bandera de Bélgica
Mapa de Bélgica

Bélgica (oficialmente Reino de Bélgica), es un país de Europa Noroccidental que limita con los Países Bajos, Alemania, Luxemburgo y Francia y uno de los miembros fundadores de la Unión Europea.

El territorio de Bélgica tiene una extensión de 30.510 km² y una población de 10.396.421 en el año 2003. Su capital es Bruselas.

Contenido

Geografía

El territorio de Bélgica tiene una extensión de 30.510 km² y se divide geográficamente en 3 regiones: la planicie costera al noroeste, la meseta central y las altiplanicies de las Ardenas al sureste. Siguiendo el ejemplo de los Países Bajos, la planicie costera ha ganado algunos espacios del Mar del Norte por medio de diques y canales. La meseta central, en el interior, es un área lisa y de poca altitud, que tiene muchos valles fértiles y es irrigada por numerosas vías navegables. Aquí también hay estructuras de un relieve más áspero, como cuevas y pequeñas gargantas.

La región de las Ardenas es más accidentada que las otras dos. Es una meseta densamente boscosa, muy rocosa y no muy apta para el cultivo, que se extiende hasta el norte de Francia. Aquí es donde se concentra la mayoría de la fauna salvaje de Bélgica. En esta región se localiza el punto más alto de Bélgica, la Signal de Botrange, con sólo 694 metros de altitud.

Economía

Bélgica es un país densamente poblado, y se localiza en el corazón de una de las regiones más industrializadas del mundo. Actualmente, la economía belga está orientada hacia los servicios y muestra una naturaleza dual, con una dinámica parte flamenca, siendo Bruselas su principal centro multilingüe y multiétnico con una renta per cápita de las más altas de la Unión Europea, y una economía valona más ruralizada y menos dinámica.

Bélgica fue primer país de Europa continental en el que se desarrolló la Revolución Industrial, a comienzos del siglo XIX. Lieja y Charleroi desarrollaron rápidamente una industria minera y acerera, que floreció hasta mediados del siglo XX. Sin embargo, por la década de 1840 la industria textil de Flandes estaba pasando por una aguda crisis y había hambruna (1846-50). Después de la II Guerra Mundial, Gante y Amberes experimentaron una rápida expansión del sector químico y petrolífero. Las crisis del petróleo de 1973 y 1979 causaron una prolongada recesión económica. La industria siderúrgica belga ha sufrido desde entonces por un grave retroceso, y éste ha sido el responsable de inhibir el desarrollo económico de Valonia. En los años 1980|años 80 y 90, el centro económico del país continuó desplazándose hacia el norte, a Flandes.

Demografía

La densidad de población de Bélgica (342 hab./km²) es una de las más elevadas de Europa, después de la de los Países Bajos y de algunos micro-estados como Mónaco. Las áreas con mayor densidad de población son las que están alrededor de las aglomeraciones de Bruselas-Amberes-Gante-Lovaina —región conocida como el Diamante Flamenco— así como en otros centros urbanos importantes (principalmente Lieja, Charleroi, Brujas, Namur, Mons, Courtrai y Hasselt). La región de las Ardenas es la que tiene menor densidad de población del país.

En 2005, la Región Flamenca tenía una población de aproximadamente 6.043.161 habitantes. La seguían Valonia con 3.395.942 y Bruselas con 1.006.749. Casi toda la población es urbana (97,3% en 1999. Las ciudades principales (con su población entre paréntesis) son Bruselas (1.006.749 en la ciudad s.s. y unos 2 millones en su aglomeración), Amberes (457.749 en la comuna y 900.000 con su área metropolitana), Gante (230.951), Charleroi (201.373), Lieja (185.574 en el municipio y 600.000 en su aglomeración) y Brujas (117.253).

Idioma

El neerlandés y el francés que se hablan en Bélgica presentan pequeñas diferencias de vocabulario y de significado con respecto a las variedades de los Países Bajos y Francia. Si bien hoy mucha gente aún puede hablar dialectos del neerlandés, la lengua valona, que antaño fuera dialecto principal de la región de Valonia, solamente se entiende, y cuenta con pocos hablantes, que suelen ser personas mayores. Estos dialectos, junto con otros como el picardo o el limburgués, no se usan en la vida pública.

Religión

Desde la independencia, el catolicismo, aun contrarrestado por el librepensamiento y los movimientos francmasónicos, ha tenido un papel importante en la política de Bélgica. La constitución laica permite la libertad de culto, y el gobierno, por lo general, respeta este derecho en la práctica. Según una encuesta realizada en 2001, cerca del 47 por ciento de la población de Bélgica se declara católica, seguida por los que se declaran musulmanes, con un 3,5 por ciento.

Artículos relacionados

Herramientas personales