Harén

De Metapedia

El término harén (en árabe: harîm حريم ) designa al mismo tiempo el conjunto de mujeres (concubinas o, simplemente, mujeres hermosas) que rodeaban a un personaje importante, así como el lugar en el que éstas residían. En algunas lenguas occidentales, el término se ha utilizado en un sentido más estricto, asociado a la mujer confinada. El sentido dado por los orientales es el de "prohibido a los hombres". El término harem deriva de la palabra harâm que sirve para designar todo aquello que es tabú, prohibido por la religión.

Numerosas civilizaciones antiguas tuvieron harenes. En la cultura griega se los conocía como gineceos. Los últimos harenes, los que en realidad designan a este término, son los de los sultanes y pachás del Imperio Otomano.

El harén es básicamente un lugar destinado al placer, en el que residían las concubinas oficiales del señor, así como las mujeres que éste tenía a su servicio. La función de las concubinas era la de darle hijos al señor, mientras que las mujeres a su servicio estaban para divertirle, ofreciéndole música, danza o sexo. Los harenes estaban custodiados por los eunucos.

Contenido

Antiguo Egipto

En el antiguo Egipto la Casa Jeneret, mal denominada harén, se parecía poco al concepto tradicional llegado hasta nuestros días gracias al Imperio otomano. Era la institución encargada de la educación de los príncipes y princesas, también era el lugar en donde residían las "esposas diplomáticas".

El faraón, en algunas épocas, exigía a los reyes con los que estaba aliado que le entregaran a sus hijas mayores como esposas; el intercambio no era recíproco. Sin embargo, la Casa Jeneret en Egipto no era sólo un lugar de placer, sino también un lugar en el que se recibía educación y se concentraban grandes dosis de poder. Las concubinas competían entre sí para conseguir que sus hijos obtuvieran cargos de importancia.

Contrariamente a los "harenes orientales", el harén egipcio era un lugar relativamente abierto, donde las mujeres recibían visitas, practicaban la artesanía, tejían telas para el faraón y se educaba a las jóvenes muchachas. En Egipto no existía un único harén, sino que eran varios, situados contiguamente a los palacios del faraón, pero de tamaño variable. En El Fayum había uno de estos harenes, en el que parece que se alojaban las abuelas de la nobleza.

La Casa Jeneret egipcia era asimismo un lugar de secretos, intrigas, luchas de poder, rivalidades y conspiraciones. Normalmente sólo los hijos varones de la gran esposa real tenían la posibilidad de convertirse en príncipe heredero. Durante su minoría de edad, algunos preceptores se encargaban de su educación dentro de la Casa Jeneret. El personal era exclusivamente masculino y, contrariamente a los harenes del Imperio otomano, no había eunucos.

Conspiración del harén

Un ejemplo de estas conspiraciones tramadas en el interior del harén se produjo hacia finales del reinado del faraón Ramsés III. Estuvo liderada por la reina secundaria Tiy, que quería situar en el trono a uno de sus hijos, Pentauret, para lo que se ganó la simpatía de todas las mujeres del harén de Ramsés, además de importantes funcionarios. El plan era asesinarle en la Fiesta del Valle de Medinet Habu. Pero la trama fracasó y se ejecutó a 17 conspiradores; a siete se les ofreció la más digna opción de suicidarse, como fue el caso de Pentauret.

El proceso y la ejecución parece que se efectuaron durante el reinado de Ramsés IV y se conserva documentado en uno de los papiros de Turín. Actualmente se duda si realmente Ramsés III fue asesinado en el complot, pero lo cierto es que murió aproximadamente a los 65 años, y su momia no presenta signos de violencia.

Estructura

Las Casas Jeneret egipcias tenían la siguiente estructura:

Mujeres:

  • La gran esposa real.
  • La superiora.
  • Las esposas secundarias.
  • Las favoritas (Jekerut-nesut).
  • Las bellas (neferut).

Administración del harén (compuesta siempre por hombres):

  • El jefe de la administración.
  • El adjunto.
  • Los escribas.
  • Los guardias.
  • Los sirvientes.

Grecia clásica

El gineceo (del griego: γυναικηΐη) era el lugar de la casa en el que vivían las mujeres. La sociedad griega tenía discriminada a la mujer, a la que no se le permitía participar en actividades intelectuales ni políticas, reservadas en exclusiva a los hombres. A las mujeres apenas se les dejaba salir del gineceo, lugar en el que realizaban sus actividades. Los hijos varones no abandonaban estos aposentos hasta cumplir los 6 años.

Imperio otomano

En el Imperio otomano, el harén era una sociedad casi autónoma, organizada y jerarquizada en la que se podían tramar todo tipo de conspiraciones. Se utilizaba el veneno para quitarse de encima a rivales o para eliminar a los aspirantes a la sucesión. En orden descendente, la jerarquía del harén era:

  • La sultana valide (en turco: madre), era la madre del sultán. Quedaba fuera del harén a la muerte de su hijo.
  • Las esposas del sultán; solían ser cuatro aunque podían llegar a ser ocho.
  • La Baš Haseki, nombre que recibía la primera esposa y madre del heredero al título.
  • Las Haseki Sultan, madres de los pretendientes al título de sultán. No podían casarse de nuevo si el sultán fallecía y, si sus hijos morían, quedaban fuera del harén.
  • Las Haseki Kadin, eran las madres de las hijas del sultán. Podían casarse de nuevo si enviudaban.

Por debajo estaban las esclavas. Ninguna de ellas era musulmana, ya que ningún seguidor del Islam puede ser esclavo.

  • Las concubinas, que si tenían un hijo, podían convertirse en esposas.
  • Las observadas
  • Las diplomadas en la escuela del harén.
  • Las alumnas de la escuela del harén. Estudiaban música, canto, baile, poesía, artes amatorias, el turco y el persa. La mayoría terminaban casadas con oficiales o funcionarios.
  • Los eunucos y las mujeres del servicio.

La zenana (India musulmana)

Después de la conquista musulmana de la India, sobre todo los Rajputs empezaron a utilizar una técnica similar de confinamiento de las mujeres en partes de la vivienda o alas de los palacios, a los que llamaron zenana. La función de estas dependencias era la de aislar a mujeres, esposas, hijas y hermanas de los invasores. Esta práctica contribuyó probablemente a la degradación de la condición de las mujeres en la India.

Se puede encontrar un Zenana Mahal o Palacio de las reinas en Udaipur. En Jaipur, el Palacio de los vientos permitía a las mujeres ver el espectáculo de la calle sin ser vistas.

La costumbre de las zenanas no se extendió a otras zonas de la India gobernadas por rajás hindúes.

El harén en el Al-Ándalus

El mayor harén de Al-Ándalus se encontraba en Córdoba (España) en tiempos del Califato occidental. Agrupaba a unas 5.000 personas, siguiendo la jerarquía establecida en los harenes del Imperio otomano.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales