Pacto Ribbentrop-Molotov

De Metapedia

Firma del pacto. Mólotov está a punto de firmar. Ribbentrop está detrás de él, con los ojos cerrados y con Stalin a su izquierda. 23 de agosto de 1939 Joachim von Ribbentrop representando a Alemania y Viacheslav Mólotov representando a la URSS. Tratado de no agresión entre ambos estados.
El pacto de no agresión o también conocido como Pacto Ribbentrop-Molotov fue firmado entre la Alemania de Hitler y la Unión Soviética de Stalin en Moscú por los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania y la Unión Soviética, Joachim von Ribbentrop y Viacheslav Molotov respectivamente. El pacto se firmó el 23 de agosto de 1939, poco antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial.

Contenido

Términos

El tratado contenía cláusulas de no agresión mutua, así como de comprometerse a la solución pacífica de controversias entre ambas naciones, a ello se agregaba una intención de estrechar vínculos económicos y comerciales, así como de ayuda mutua. No obstante el tratado contenía también unas cláusulas secretas (sólo para conocimiento de los jerarcas de ambos gobiernos y no reveladas al público) donde el Tercer Reich y la Unión Soviética definían prácticamente asuntos vinculados con la Europa del este y central fijando los límites de la influencia alemana y soviética mediante mutuo acuerdo y también se comprometían a consultarse mutuamente sobre asuntos de interés común y a no participar en cualquier alianza formada en contra de alguno de los estados firmantes.

Efectos

La firma de este pacto causó gran conmoción en el resto de Europa, ni siquiera se disminuyó por el hecho de que Stalin hubiera estado intentando negociar una alianza con Gran Bretaña y Francia durante varios meses. Para muchas personas resultaba incomprensible que dos potencias tan enfrentadas pudieran ponerse de acuerdo en un pacto de no agresión amistoso en tan poco tiempo.

Posteriormente, Finlandia fue invadida por parte de la Unión Soviética. La Unión Soviética además se anexionó Estonia, Lituania y Letonia, y territorios de Rumania.

Después de la victoria de la Wehrmacht en la Batalla de Francia en junio de 1940 y una vez iniciada ya la Segunda Guerra Mundial, las relaciones germano-soviéticas se volvieron cada vez más tensas. Hitler consideraba el pacto germano-soviético únicamente un mero asunto temporal, pues veía al comunismo como un enemigo mortal a destruir. En una conferencia secreta celebrada el 31 de julio de 1940, los alemanes tomaron la decisión de invadir la Unión Soviética en la primavera de 1941, en un plan que tenía el nombre de Operación Barbarroja. Las relaciones entre ambos países empezaron a empeorar ante la presencia de tropas alemanas en Finlandia y Rumania y también a una desafortunada visita de Molotov a Berlín en noviembre del mismo año donde el jerarca soviético no ocultó su preocupación por los triunfos militares de Alemania y su enorme poderío militar. Los preparativos para la Operación Barbarroja se hicieron rápidamente, y la decisión de atacar a la Unión Soviética fue confirmada en una asamblea de guerra el 18 de diciembre de 1940.

Adelantándose por un par de semanas a la invasión a Europa planeada por Stalin, Alemania atacó a la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, al invadir el territorio polaco anexionado por la URSS en septiembre de 1939, en una campaña militar que no terminó hasta 1945 con la derrota final alemana.

Los documentos oficiales del Tercer Reich alusivos al Pacto, incluyendo las "cláusulas secretas", fueron descubiertos tras el fin de la guerra por tropas británicas, siendo eventualmente revelados al público. Durante décadas, la política oficial de la Unión Soviética fue negar la existencia de tales "cláusulas secretas" del Pacto y admitir como reales sólo los términos referidos a la mutua no agresión.

Texto

Deseosos de fortalecer la causa de la paz entre Alemania y la Unión Soviética, y procediendo con las previsiones fundamentales del Acuerdo de Neutralidad firmado en Abril de 1926 entre Alemania y la Unión Soviética, han llegado al siguiente acuerdo:

  • Artículo I

Ambas Altas Partes Contratantes se obligan a desistir de cualquier acto de violencia, cualquier acción agresiva, y cualquier ataque a la otra parte, ya sea individual o en conjunto con otras potencias.

  • Artículo II

Si cualquiera de las partes fuera objeto de una acción beligerante por una tercera potencia, la otra Alta Parte Contratante de ninguna manera deberá dar apoyo a esa tercera potencia.

  • Artículo III

Los Gobiernos de las dos Altas Partes Contratantes deberán mantener en el futuro contacto continuo, con el propósito de intercambiar información sobre problemas que afecten a los intereses comunes a ambas partes.

  • Artículo IV

Ninguna de las dos Altas Partes contratantes deberán participar en agrupaciones de potencias, que de alguna forma estén dirigidas directa o indirectamente contra la otra parte.

  • Artículo V

En caso de surgir algún conflicto entre las Altas Partes Contratantes sobre problemas de cualquier tipo, ambas partes deberán resolver las disputas o conflictos exclusivamente a través de intercambios amistosos de opinión o, si fuera necesario, por medio del establecimiento de comisiones de arbitraje.

  • Artículo VI

El presente tratado concluirá en un período de diez años, con la previsión que, en cuanto alguna de las Altas Partes Contratantes no lo denuncie un año antes a la expiración de ese período, la validez del tratado será extendido por otros cinco años.

  • Artículo VII

El presente tratado deberá ser ratificado dentro del más corto tiempo posible. Las ratificaciones serán intercambiadas en Berlín. El acuerdo entrará en vigor tan pronto como sea firmado.

Hecho en duplicado, en idiomas alemán y ruso.

Moscú, 23 de Agosto de 1939.

Por el Gobierno del Reich Alemán:

Joachim von Ribbentrop

Con amplios poderes del Gobierno de la URSS:

V. Molotov

Artículos relacionados

Herramientas personales