Batalla de Stalingrado

De Metapedia

Tropas alemanas defendiendo sus posiciones. Los combates se realizaron casa por casa en una auténtica guerra de desgaste.
La batalla de Stalingrado durante la Segunda Guerra Mundial, enfrentó a la Unión Soviética con el Tercer Reich alemán por el control de la ciudad soviética de Stalingrado. Se desarrolló entre el 23 de agosto de 1942 y el 2 de febrero de 1943, en el transcurso de la invasión alemana de la Unión Soviética, conocida como Operación Barbarroja.

Con bajas estimadas en más de dos millones de personas entre soldados de ambos bandos y civiles soviéticos, es considerada la más sangrienta de la historia de la humanidad. Tuvo como resultado la primer gran derrota de Alemania y sus aliados en el Frente Oriental y significó un punto de inflexión en el curso de la guerra.

Diezmados inicialmente por las fuerzas invasoras, los soviéticos dirigidos por el brillante general Gueorgui Zhúkov optaron por un combate casa por casa empleando tácticas de guerrilla urbana. Colocaron sus fuerzas lo mas cerca posible del enemigo, de manera de disuadirle de emplear la artillería.

Aunque al comienzo el general Friedrich Paulus al mando de unos 250.000 hombres conquistó la mayor parte de la ciudad, no consiguió controlar los puertos utilizados para su abastecimiento por parte de los soviéticos. Además, el bombardeo previo a la invasión, cubrió de escombros el terreno, dificultando en gran medida el movimiento de los blindados alemanes y su ejército, mejor preparado para el combate en espacios abiertos.

Finalmente, unidades de refuerzo del Ejército Rojo explotaron la ventaja numérica para efectuar un movimiento de pinza que aisló a las fuerzas alemanas. Durante el clímax de la batalla, el Ejército Rojo llegó a disponer de dos millones y medio de efectivos en la zona. Los intentos de abastecer a las tropas por aire fracasaron, lo que significó la capitulación alemana.

Contenido

Objetivos

Para los alemanes el objetivo principal de la operación era hacerse de los complejos industriales de la ciudad, especialmente de la fábrica Octubre Rojo, dedicada a la producción de material bélico, alcanzar el río Volga, a través del cual rápidamente se llega la Mar Caspio y de allí al Cáucaso de donde se extraía el petróleo para el frente.

Planificación

El 1 de junio de 1942, Adolf Hitler y el mariscal Fedor von Bock presentaron a los generales del Grupo de Ejércitos Sur, la Operación Azul. Al 6º Ejército, comandado por el general Friedrich Paulus, se le encargó la tarea de limpiar a Vorónezh, y luego dirigirse a Stalingrado acompañado del 4º Ejército Panzer de Hermann Hoth.

Los soviéticos además de utilizar a población civil para realizar trabajos forzados les obligaron a unirse al ejército o a las milicias sin distinguir entre hombres, mujeres y niños, a los que también se puso trabajar en columnas de 20 personas enviadas a diversos distritos del núcleo urbano y organizados por el Partido Comunista Soviético (PCUS). Simultáneamente se movilizaron a los habitantes de las aldeas de alrededor para cavar trincheras y situar a las mujeres en las piezas de artillería antiaérea. Al mismo tiempo, los niños más jóvenes de las escuelas, supervisados por sus maestros, fueron llevados a construir defensas de barro junto al Río Volga. Cada edificio de Stalingrado fue convertido en una fortaleza infranqueable y cada calle en una barricada. La Policía del Estado (NKVD) tomó el control de todas las esquinas para asesinar "desertores" y castigar "derrotismos". Stalin estaba totalmente decidido a sacrificar toda Rusia si hiciera falta, con tal de no entregar la ciudad que llevaba su nombre.

Cronología

Soviéticos avanzando entre las ruinas de la ciudad

El 19 de julio se declara Stalingrado en estado de sitio total y se comenzaron los preparativos para resistir a los alemanes. El 28 de julio, Stalin prohibió la rendición sin importar las razones y obligó a los civiles a permanecer en la ciudad, que al ser usada para la producción de numerosos pertrechos militares, se había convertido en objetivo militar.

El 23 de agosto se inicia el bombardeo con los Heinkel 111 y Junkers 88 del general Wolfram von Richthofen, comandante de la Legión Cóndor durante el bombardeo de Guernica. Se lanzaron 1.000 toneladas de bombas y se perdieron tan sólo tres aeroplanos. Murieron no menos de 5.000 personas ese día, durante los 7 días posteriores esa cifra llegaría a los 40.000.

Ese mismo día, la vanguardia del 6º Ejército Alemán alcanzó el Río Volga. Por el sur, el avance de Hermann Hoth era más lento, ya que Andrei Yeremenko, comandante del Frente de Stalingrado, había colocado la mayor parte de sus fuerzas contra el 4º Ejército Panzer.

El 29 de agosto, cuando las primeras líneas alemanas aparecían ya en el horizonte de Stalingrado, llegó a la ciudad Zhúkov, quien recientemente había sido nombrado Vicecomandante en Jefe, segundo después de Stalin.

El 13 de septiembre empezaron los combates callejeros que duraron alrededor de 143 días. El enemigo lanzó al asalto de la ciudad sus 11 mejores divisiones, 500 tanques, 1400 piezas de artillería y hasta un millar de aviones.

El 14 de septiembre, se inició el primer intentó alemán de tomar la ciudad —que se pensaba sería el único intento— y la 71ª División alemana llegó al centro de Stalingrado, acercándose peligrosamente al embarcadero principal, la terminal de llegada de refuerzos soviéticos.

La conquista del monte Mamaev Kurgan al centro de la ciudad se convirtió en una enconada lucha ya que si los alemanes controlaban esta colina, su artillería dominaría el Volga.

Para octubre los alemanes habían ocupado el 80% de la ciudad. En ese octubre, los alemanes capturaron las fábricas de armamento y las bajas rusas se incrementaron a razón de 4.000 soldados diarios.

El 19 de noviembre de 1942 en la estepa del Don, el Ejército Rojo dio inicio a una contraofensiva en la que tuvo que emplear mas de dos millones y medio de hombres. Esto permitió cercar al 6º Ejército alemán, constituido por unos 250 mil hombres, irrumpiendo en la retaguardia alemana por los dos flancos norte y sur. Por aquel entonces, los alemanes contaban con apenas un millón de hombres en la región por lo que las tenazas soviéticas se cerraron en menos de 96 horas de lucha. El 24 de noviembre ya era imposible fugarse de Stalingrado.

El 31 de enero por la mañana, Paulus se rendía con cerca de 90.000 soldados, los restos de un ejército de 250.000 hombres. El 2 de febrero se rindió el último grupo de soldados alemanes, lo que significó el fin de la batalla.

Artículos relacionados

Herramientas personales