Conferencia Internacional de Teherán

De Metapedia

David Duke y Mahmoud Ahmadinejad en la Conferencia de Teherán

La Conferencia Internacional de Teherán para la Revisión sobre el Holocausto fue una conferencia de dos días llevadas a cabo el 11 y 12 de diciembre de 2006 en Teherán, Irán y organizada por el presidente Mahmoud Ahmadinejad con el propósito de debatir y hablar libremente sobre el Holocausto.

Contenido

Objetivo: Libertad de expresión

El ministro de Relaciones exteriores iraní, Manouchehr Mottaki, dijo que a diferencia de Europa, donde este tipo de debates está prohibido y se castiga por la ley, la conferencia tiene el propósito de ofrecer un foro donde la gente se pueda expresar libremente sobre el Holocausto. Mottaki afirma que la motivación es la de examinar toda evidencia desde un punto científico y no la de negar o corroborar la ocurrencia de tal evento:

El objetivo de la conferencia no es negar o probar el Holocausto, sino ofrecer la oportunidad a investigadores europeos de dar su punto de vista sobre este fenómeno histórico.
Manouchehr Mottaki

También añadió en sus palabras de inauguración que "la simple pregunta del presidente iraní: ¿si el holocausto es un hecho histórico, por qué no puede ser estudiado?", lo que provocó una ola de acusaciones contra Irán, por parte de Israel y sus aliados.

Entre los 67 conferenciantes de 30 países estaban Yisroel David Weiss, David Duke, miembro republicano de la Camara de Representantes de Louisiana, el judío austríaco Moshe Aryeh Friedman e investigadores sobre el Holocausto como Robert Faurisson y Fredrick Töben. También acudieron miembros de organizaciones judías antisionistas de Europa y Estados Unidos[1]

Faurisson tituló su conferencia como "Las victorias del revisionismo".

David Duke dijo que "debe haber libertad de expresión, es escandaloso que el Holocausto no se pueda discutir abiertamente. Hace que la gente mire hacia otro lado respecto de los crímenes de Israel contra el pueblo palestino". Por su parte, el francés Georges Thiel dijo en la capital iraní que "el pueblo judío ha sido perseguido, eso es cierto, han sido deportados, eso es cierto, pero no hubo maquinaria de asesinatos en ningún campo, ni cámaras de gas".

Reacciones en contra

La conferencia fue condenada de manera intransigente por varias personalidades políticas y por gobiernos de Europa y Estados Unidos, y ha sido calificada por sus opositores como una conferencia de "negadores del holocausto". Desde luego, el primer ministro de Israel Ehud Olmert condenó la realización del evento, al que calificó de "fenómeno enfermizo [...] que demuestra cuán profundo es el odio y el extremismo del Gobierno iraní". El Museo del Holocausto, o Yad Vashem dijo en un comunicado que seguía "con preocupación la insistente negación del Holocausto por parte de Irán, y en particular sus últimos intentos de teñir su agenda extremista con argumentos académicos", añadiendo que "aquellos que amenazan con un genocidio buscan negar el Holocausto para quitarse los obstáculos que tienen delante".

Brasil, también en un comunicado, "reitera su firme condena a todo evento, iniciativa o declaración que pueda cuestionar la existencia histórica del Holocausto", recordando su carácter de signatario de una resolución de la ONU que "reafirmó el reconocimiento histórico del Holocausto [...] e instituyó la fecha del 27 de enero, que evoca la liberación del campo de concentración de Auschwitz, como el Día Internacional de la Memoria de las Víctimas del Holocausto".

Para contrarrestar los supuestos efectos "negativos" de la conferencia iraní, la Agencia Federal Alemana para la Educación Civica patrocinó una conferencia para reafirmar la creencia en el dogma del Holocausto. Para ello ha invitado a supuestos sobrevivientes para que cuenten sus relatos.

Uno de los talleres de la conferencia iraní sobre el holocausto se titula Holocausto: Consecuencias y explotación, otro lleva el titulo de Demografía: negación o confirmación. La conferencia también busca debatir si la ocurrencia del holocausto en Europa justifica la creación del Estado de Israel en Palestina y el desplazamiento de más de 6 millones de palestinos que actualmente se encuentran refugiados en varios países y a los cuales Israel les niega el derecho de regresar a su tierra.

Referencias

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales
Otros idiomas