Gnosis

De Metapedia

La Gnosis es un conocimiento esotérico adquirido mediante la intuición, en lugar de la revelación religiosa tradicional, cuyos principios enseñan a buscar respuestas a estas preguntas, investigando por uno mismo las grandes verdades de la naturaleza y el cosmos.

Aspira a que el ser humano desarrolle la conciencia, la capacidad de conocer y comprobar, dejando de lado los dogmas y las creencias. A través de la llamada "revolución de la conciencia" tiene el propósito de regenerar facultades latentes que permitan integrar al hombre con su ser real y así alcanzar la autorrealización íntima.

Contenido

Historia

Gnosis antigua

El gnosticismo cristiano, pagano en sus raíces, llegaba a presentarse como representante de su tradición más pura. El texto gnóstico Eugnosto el beato parece ser anterior al nacimiento de Cristo.

La enorme diversidad de doctrinas y "escuelas gnósticas" hace difícil hablar de un solo gnosticismo. Algunos denominadores comunes de su pensamiento, no obstante, podrían ser:

  • Su carácter iniciático, por el cual ciertas doctrinas secretas de Jesucristo estaban destinadas a ser reveladas a una élite de iniciados. De esta forma, los gnósticos cristianos reclaman constituir testigos especiales de Cristo, con acceso directo al conocimiento de lo divino a través de la gnosis o experimentación introspectiva a través de la cual se podía llegar al conocimiento de las verdades trascendentales. La gnosis era pues la forma suprema de conocimiento, solamente al alcance de iniciados.
  • El mismo conocimiento de las verdades trascendentes producía la salvación. Según las diversas corrientes, la importancia de practicar una vida cristiana podía variar, siendo en cualquier caso algo secundario.
  • Su carácter dualista, por el cual se hacía una escisión tajante entre la materia y el espíritu. El mal y la perdición estaban ligados a la materia, mientras que lo divino y la salvación pertenecían a lo espiritual. Por esa razón no podía existir salvación alguna en la materia ni en el cuerpo. El ser humano sólo podía acceder a la salvación a través de la pequeña chispa de divinidad que era el alma o espíritu. Sólo a través de la conciencia de la propia alma, de su carácter divino y de su acceso introspectivo a las verdades trascendentes sobre su propia naturaleza podía el alma liberarse y salvarse. Esta experimentación casi empírica de lo divino era la gnosis, una experiencia interna del alma. Aquí se puede ver en el platonismo un antecedente claro del gnosticismo, tanto en su dualismo materia-espíritu, como en su forma instrospectiva de acceder al conocimiento superior, siendo la gnosis una versión religiosa de la mayéutica de Sócrates. Este dualismo también prefigura el futuro maniqueísmo.
  • Su peculiar cristología: Siendo la materia el anclaje y origen del mal, no es concebible que Jesucristo pudiera ser un ser divino y asociarse a un cuerpo material a la vez, puesto que la materia es contaminadora. Por esa razón surge la doctrina del Cuerpo aparente de Cristo, según la cual la Divinidad no pudo venir en carne sino que vino en espíritu mostrando a los hombres un cuerpo aparentemente material (docetismo). Otras corrientes sostienen que Jesucristo fue un hombre vulgar que en la época de su ministerio fue levantado, adoptado por una fuerza divina (adopcionismo). Otras doctrinas afirman que la verdadera misión de Cristo era transmitir a los espíritus humanos el principio del autoconocimiento que permitía que las almas se salvaran por sí mismas al liberarse de la materia. Otras enseñanzas proponían incluso que Jesús no era un ser divino.
  • Peculiares enseñanzas sobre la divinidad. Entre éstas se encontraba la de que todo espíritu era divino, incluyendo la parte espiritual del hombre (el alma), que no necesitaba a nadie para salvarse a sí mismo, siendo Cristo enviado a revelar esa verdad. Por otra parte, el creador/ordenador de la materia (llamado Demiurgo), al multiplicar con su creación la materia, sería un ser malvado y opuesto al verdadero Ser Supremo del cual surgió.
  • Conclusiones éticas muy divergentes: Siguiendo la idea de la condenación de la materia, algunas corrientes afirmaban que era necesario el castigo y martirización del cuerpo para, a través del padecimiento de la carne, contribuir a la liberación del espíritu, propugnando un modo de vida ascético. Sin embargo, otras corrientes afirmaban que, siendo la salvación dependiente únicamente de la gnosis del alma, el comportamiento del cuerpo era irrelevante, disculpándolo de toda atadura moral y librándolo a toda clase de goces. Otras enseñanzas reprobaban la multiplicación de la materia, siendo así la procreación un acto condenable. También existían corrientes que, al igual que el platonismo y las filosofías orientales, creían en el retorno cíclico de las almas a la prisión de la materia a través de la reencarnación. El iniciado, igualmente, buscaba romper este ciclo a través de la gnosis (a través de la iluminación, en las religiones orientales).
  • Interpretación alegórica del cristianismo y de las escrituras. Así, se reinterpretan a la luz gnóstica las historias de la creación, etc. dándoles significados filosóficos.
  • Establecimiento de jerarquías espirituales: En la cima de los seres existe un Dios, un ser perfecto e inmanente cuya propia perfección hace que no tenga relación alguna con el resto de seres imperfectos. Es inmutable e inaccesible. Descendiendo en una escala de seres emanados de aquél llegamos al Demiurgo, antítesis y culmen de la degeneración progresiva de los seres espirituales, y origen del mal. En su maldad, el Demiurgo crea el mundo, la materia, encadenando la esencia espiritual de los hombres a la prisión de la carne. En este escenario se libra una batalla entre los principios del bien y el mal, la materia (apariencia) y el espíritu (sustancia). Podemos ver paralelismos claros con el zoroastrismo.
  • Establecimiento de jerarquías humanas: En la cima de la jerarquía humana estaban los iniciados, en los que es predominante el espíritu. Ellos pueden experimentar la gnosis y acceder así a la salvación. Por debajo está el resto de los cristianos, en los que predomina el alma sensible y que se pueden salvar siguiendo la guía de los primeros. En la parte más baja están aquéllos en que predomina el cuerpo y que, por tanto, no alcanzarán la salvación.

Gnosis moderna

En el siglo XIX pensadores como Arthur Schopenhauer, William Blake y especialmente Helena P. Blavatsky (fundadora de la Sociedad Teosófica) se vieron influenciados por la antigua Gnosis, que aún era prácticamente desconocida. En 1890, Jules Doinel "reestableció" la iglesia gnostica en Francia.

Durante las primeras décadas del siglo XX el gnosticismo siguió influenciando a varios pensadores como Carl Jung, Jorge Luis Borges (quien incluyó la gnosis en algunos de sus relatos cortos) y sobre todo Aleister Crowley. René Guénon fundó en 1909 la revista La Gnose, donde incluye temas como la antigua gnosis y la masonería. Pero aún faltaba un importante descubrimiento.

En diciembre de 1945 un mercader árabe llamado Muhammad Ali al-Samman descubrió una tinaja de barro en los campos de Nag Hammadi en el Egipto Superior. Lo que encontró dentro fue algo casi milagroso: los papiros de trece códices conteniendo cincuenta y dos textos sagrados de la tradición gnóstica, evangelios con una proclama a la legitimidad que desafiaba la Biblia estándar cristiana. [[ Miguel Serrano]] también hizo uso de una fuerte influencia gnóstica en su doctrina de hitlerismo esotérico también llamada serranismo. Serrano hace frecuentes alusiones al Demiurgo y se ve fuertemente influenciado por las doctrinas heréticas gnósticas de cátaros y bogomilos, identificando al Demiurgo como el dios judío y a los judíos como los esclavos al servicio de las tinieblas y la materia representadas en el Demiurgo.

También cabe destacar a otros autores gnósticos como José María Herrou Aragón, autor de La religión prohibida y otros textos gnósticos, y Luis Felipe Moyano, alias Nimrod de Rosario, padre de la llamada Sabiduría Hiperbórea también conocida como Gnosis Hiperbórea y Gnosis primodial.

"Gnosis" Samaeliana

Por esa misma época, Victor Manuel Gómez Rodríguez, con el pseudónimo de Samael Aun Weor, influído principalmente por los pensamientos de Helena P. Blavatsky y otros autores espiritualistas, fundó el Movimiento Gnóstico moderno. A partir de las enseñanzas de Samael se crearon varias organizaciones gnósticas las cuales cada una tiene un objetivo en específico, pero todas en tienen en común que trabajan con lo que los gnosticos llaman 'Sacrificio por la Humanidad', el cual es uno de los 3 factores de la revolución de la conciencia.

Samael con la estrella de David a su lado

Sin embargo han surgido diversas críticas a Samael Aun Weor, muchos no lo consideran realmente gnóstico ya que su enseñanza se basa en el culto a Jehová como él mismo dice, aún cuando Jehová es casi universalmente identificado con el Demiurgo-Satán. Otros señalan a Samael Aun Weor como una persona de costumbres muy cuestionables y un líder sectario. Por ejemplo, Samael era alcohólico y adúltero, además de que se le acusa de plagiar los escritos de Helena Blavatsky y Aleister Crowley sin darles reconocimiento sino presentándolos como suyos.

Sobre Samael dijo el columnista Matt Marshall:

La Gnosis sufrió un efecto similar cuando Víctor Manuel Rodríguez, mejor conocido como Samael Aum Weor usó su nombre para desprestigiarla con su secta decadente. Samael mismo se declara servidor de Jehová (el Demiurgo) y lo invoca en diversos rituales, aún cuando el gnosticismo original era totalmente anti-demiúrgico. Para mostrar la sorprende inteligencia de Samael, diremos que él caballero aseguraba que el Santuario de la Kaaba en La Meca es en realidad el Santuario de La Vaca pues Kaaba es Vaca al revés, y la Vaca era el animal sagrado de India (vaca en árabe se dice Baqara, no Vaca como en castellano).

Samael Aun Weor, en el capítulo de Virgo de su Tratado de Astrología Hermética, va más lejos, al explicar que "la Cábala es la ciencia de la Vaca; leyendo las tres sílabas de Cábala a la inversa, tenemos La-va-ca. La piedra de la Kaba en la Meca leída a la inversa Vaca o la Piedra de la Vaca”. De esta manera, vincula a la Cábala, con profundos conocimientos esotéricos en la religión del Islam y de la India. De este último, explica que la ciencia de la Cábala es un tipo de conocimiento superior, relacionado con el Maha Vidya[3].

Es notorio que la palabra hebrea, sánscrita y árabe para Vaca no será similar al vocablo español Vaca, pues ninguno de estos pueblos hablaba español[Además de que Vaca se escribe con V y no con B.].

Estas blasfemias absurdas, estos abortos contrainiciáticos como la Wicca y la "gnosis” de Samael son la clase de esperpentos espirituales que vomita el sistema al pervertir y degradar las tradiciones de origen ario. ¿En esto terminará nuestro paganismo y nuestro gnosticismo arios?

[1][2][3]

Y afirma Mario Ignacio García Vives en Samael Aun Weor: una falsa gnosis al servicio del Demiurgo Satanás:

En esto Samael está acertado. Debemos admitir que esta posición de Samael, una excepción en toda su obra, es perfectamente opuesta a los planes del demiurgo.

2. Sus Plagios

a. El vicio del demiurgo

La principal costumbre del demiurgo es el plagio, la imitación sin citar las fuentes. Todo el universo creado por el demiurgo es una burda imitación de los mundos verdaderos, pero eso el demiurgo no lo dice. Con unos pocos elementos, combinados y repetidos infinidad de veces, el demiurgo ha realizado toda su defectuosa creación. Además, como plagiador es inmensamente torpe. Samael, como digno siervo del demiurgo tiene el mismo vicio: copiar a otros autores sin jamás citarlos, como si él fuera el legítimo creador de esas ideas y escritos. Como el demiurgo, Samael copia y fagocita, no puede hacer otra cosa.

Una vez le pregunté a un instructor del grupo de Samael por qué los libros de este estaban tan llenos de plagios. El instructor me respondió “no son plagios, todo conocimiento no pertenece a su autor sino a la humanidad”. Yo le contesté “estoy de acuerdo con eso pero ¿por qué no cita a los autores originales?”. El instructor dio media vuelta y se retiró sin pronunciar palabra. Todos los escritos de Samael son copia de otros autores, por eso cedió todos sus derechos de autor. Claro, si no eran obra de él.

b. Krumm-Heller

Samael asistió a los cursos de Krumm-Heller. Samael copió de Krumm-Heller todo lo referente al maithuna. La fórmula del maithuna está en dos libros de Krumm-Heller. En el libro “Rosa-cruz”, capítulo 12, la fórmula está en latín: “inmissio membri virilis in vaginam sine ejaculatio seminis”. En el libro “Curso zodiacal”, la misma fórmula está en castellano. Samael presenta la fórmula como un descubrimiento propio sin revelar que la tomó de su maestro Krumm-Heller.

No contento con esto Samael copió la mayoría de los títulos de los libros de Krumm-Heller para los suyos propios. Krumm-Heller escribió y publicó “Curso esotérico de magia rúnica”, “Rosa esotérica”, “Logos-mantram-magia”, “La Iglesia Gnóstica” y “Curso zodiacal”, entre otros. Varios libros de Samael llevan estos títulos: “Tratado esotérico de magia rúnica”, “Rosa ígnea”, “Logos, mantram, teurgia”, “La iglesia gnóstica” y “Curso zodiacal”, entre otros. ¿Simple casualidad? También le copió a Krumm-Heller el ritual de iniciación, la misa gnóstica y el ritual del matrimonio.

No satisfecho aún, después de estos plagios Samael se encargó de denigrar a Krumm-Heller por el resto de sus días.

c. Gurdjieff

Samael copió mucho de Gurdjieff, aunque nunca lo dijo. El problema es que utilizó una pésima traducción en tres tomos, llena de errores, y esos errores fueron trasladados así a la obra de Samael. Por ejemplo, él utiliza la palabra Kundartiguador, cuando en la traducción correcta la palabra es Kundabuffer. Lo mismo la palabra Hanasmussiano, la tomó de Gurdjieff. Todo lo que Samael escribe en “Técnica para la disolución del yo”, los yoes, la autoobservación, el recuerdo de sí, etc., está copiado de Gurdjieff. Hasta los títulos de los capítulos de “Relatos de Belcebú a su nieto”, de Gurdjieff, son utilizados por Samael como títulos para los capítulos de sus Mensajes de Navidad.

Ouspensky, el discípulo más famoso de Gurdjieff, tampoco se salvó de la manía plagiadora de Samael. Samael copió de “Psicología de la posible evolución del hombre”, los elementos para su libro “Psicología revolucionaria”. Samael plagió de “Fragmentos de una enseñanza desconocida” los elementos para algunos de sus Mensajes de Navidad. La segunda versión de “El matrimonio perfecto”, de Samael, está copiada de “Un nuevo modelo del universo”, de Ouspensky.

d. Otros plagios

Uno de los autores a los que más ataca y calumnia Samael es a Omar Cherenzi ¿será porque también copió sus ideas? La frase que tanto repite Samael para referirse a kundalini es “la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes”, y este es precisamente el título de uno de los libros de Cherenzi. Si Samael lo odia tanto ¿por qué repite tanto sus frases?

También encontramos copias textuales de las “Stanzas de Dzyan”, de Blavatsky. Dice una de las Stanzas: “Escuchad, los Hijos de la Tierra, a vuestros Instructores, los hijos del fuego”. En “Rosa Ígnea”, de Samael, encontramos lo siguiente: “¡Hijos de la tierra! Escuchad a vuestros instructores, los Hijos del Fuego”. ¡Qué parecidas son ambas frases! El lector que se tome el trabajo de revisar la obra completa de Samael comprobará que todos los plagios que citamos son menos del uno por ciento de todas las copias que hay allí.

Hay muchos plagios más: Plagió “El arte de vivir”, de Krishnamurti, para escribir “Educación fundamental”. Todos los conocimientos de Samael sobre cábala están copiados del libro “La cábala mística”, de Dion Fortune. El Ritual Funeral está copiado del “Libro tibetano de los muertos”. La Teurgia Gnóstica está copiada de “Dogma y ritual de la alta magia”, de Eliphas Levi. “El secreto para viajar por los aires del misterio”, está copiado del “Grimorium verum”. Las Invocaciones a los Reyes de los cuatro puntos cardinales está copiado del “Grimorio del Papa Honorio”. Los “Exorcismos para los días de la semana” están copiados de “Heptameron”, de Pedro de Apono o Pietro de Abano. Ni siquiera el brujo Aleister Crowley se salvó de ser plagiado por Samael, ya que este copió de aquél varios de sus rituales. He expuesto algunos de sus plagios, imagínense lo que serán sus contradicciones.

Parte de lo que he dicho lo he tomado de los artículos “Por qué me fui”, de Julio Medina V., y “Por qué abandoné la gnosis”, cuyas lecturas recomiendo firmemente. De más está decir que los “gnósticos” de Samael han tratado de denigrar a Medina V. por todos los medios.

3. Sus pretensiones

a. Quién fue Samael

¿Era Samael un hombre humilde o un megalómano que se creía Dios? Lean sus libros, si disponen de paciencia, y encontrarán frases como estas: “Sabed que yo soy Samael Aun Weor, soy vuestro Avatara, soy vuestro Buddha Maitreya”, “Yo, Samael Aun Weor, Buddha Maitreya Kalki Avatara de la Nueva Era Acuaria”, e infinidad de títulos autoconferidos más.

También el nombre que eligió para denominarse es rimbombante. Nació como Víctor Gómez y se hizo llamar Samael Aun Weor. Suena mejor. Leyó una frase en la biblia: “Vendrá un ángel llamado Samael”, y se le ocurrió que bien podría ser él ese ángel y hacerse famoso. Su esposa, Arnolda Garro, cambió su nombre por el de Maestra Litelantes. Suena aún mejor. Otro se autodenominó Maestro Lakshmi (la diosa hindú del dinero), etc. Para qué continuar. ¿Sabía Samael que su sobrenombre significa “Ángel de la muerte y del envenenamiento” y también “Veneno de Dios”? No nos extrañemos de ello.

Creyó que kundalini lo había transformado en un Cristo, en un miembro de la logia blanca. Ávido de poder y reconocimiento, deseaba transformarse en Jesucristo. Dicen que una vez estuvo tres días y medio como muerto, y luego dijo que había resucitado, transformado en Jesús.

En el libro “El proceso de Samael Aun Weor”, escrito por uno de sus hijos, se relatan sus últimos días de enfermedad y su fallecimiento. Como rehuía de los médicos y se automedicaba con yuyos, una simple dolencia se le complicó y murió. Samael decía que eran necesarios esos sufrimientos, como los que padeció Jesús, y que él también resucitaría después de muerto. Después de su muerte sus familiares y discípulos esperaron en vano su resurrección durante unos días, luego lo sepultaron normalmente. Primero esperaron que resucitara en su propio cuerpo. Cuando comprobaron que el cadáver se descomponía dijeron que Samael resucitaría, pero en otro cuerpo, no en el propio. Aún lo están esperando. Aunque ahora han surgido varios que afirman ser la reencarnación de Samael.

Quiso ser Jesús, quiso ser un salvador del mundo, quiso que después de muerto lo invoquen y le pidan solucionar problemas, como si fuera un santo. Para justificar su fracaso sólo atinó a decir antes de morir: “me traicionaron los chichimecas”.

Cuando uno ve sus películas y videos advierte que Samael se comportaba como un loco, un enajenado, un paranoide. Algunas de sus profecías: “a los 1.000 llegamos, a los 2.000 no”, “antes del 2.000 el planeta Hercóbulos chocará contra la tierra y será el fin del mundo”. Todas sus “profecías” son similares a estas.

b. Esto no es gnosis

Samael fue un buscador, pero nunca pudo hallar la gnosis verdadera. Nunca se le ocurrió rebelarse contra la obra y las leyes del demiurgo. Vivió en la confusión y sembró (¿a sabiendas?) por doquier esa confusión. Elaboró una gnosis falsa al servicio del demiurgo, para extraviar a los incautos. La “gnosis” de Samael es una religión sinárquica más, al servicio del demiurgo satanás, y es perfectamente opuesta a la verdadera gnosis inmortal y eterna.

Samael no menciona al Incognoscible ni al espíritu encadenado, su devoción es hacia el demiurgo y el alma. Nunca se refiere al dios creador o a su creación como satánicos, al contrario, los ve perfectos y se comporta como un siervo frente a ellos. Entonces, ¿qué clase de “gnosis” es esta?

Conclusión

No debió haberse llamado Samael Aun Weor, lo apropiado hubiera sido Samael Aún Peor.

Por ende, muchos pensadores consideran que la Gnosis de Samael es una falsa Gnosis, más cercana al Demiurgo que la Sabiduría Gnóstica que puede apreciarse en autores como Serrano, Moyano y Herrou. Muchos no la consideran verdadera Gnosis, sino pseudognosticismo. Así mismo el movimiento gnóstico samaeliano prácticamente no ha salido de América Latina y es virtualmente desconocido en Europa y Estados Unidos.

Las 32 afirmaciones gnósticas de La religión prohibida

1- Jehová no quiere que el hombre conozca su origen y su alto destino. Le ha prohibido todo contacto con el mundo superior. Quiere que el hombre lo refleje a él, al creador y no al Dios Supremo.

2- Así como el creador maldijo a la Serpiente cuando esta echó a perder sus planes y le arruinó su obra, así debe ser maldecido el creador por cada hombre que haya despertado. Así como el creador maldijo a la Serpiente de la Salvación, así será maldecido el creador mientras exista, por cada Espíritu liberado de sus garras.

3- ¡Es la energía divina del Espíritu prisionero lo que impulsó e impulsa la evolución del animal-hombre!

4- Los Gnósticos no quieren esperar miles de millones de años. Los Gnósticos quieren liberarse ahora, cuanto antes. Y no solo liberarse. Pretenden además terminar con todo este sistema satánico, con las respiraciones del demiurgo, con sus planes demenciales, con el tormento de los Espíritus prisioneros, con las creaciones y destrucciones sucesivas, con las muertes y reencarnaciones, con todo lo creado, con todo lo impuro y con el demiurgo también.

5- Lo peor que puede hacerse con la Verdad es prohibirla. Se producirá el efecto contrario: surgirá con mayor fuerza y violencia.

6- Para eso es el miedo y para eso la conspiración: para que nadie pueda hallar nunca el Camino de la Liberación y del Retorno.

7- La finalidad de estas religiones es mantener al hombre adormecido, conduciéndolo a ciegas hacia el matadero final: su fusión con el demiurgo.

8- Si pudieran soportar su visión sin morir, sólo verían una oscuridad sin nombre, porque estarían viendo la Luz Verdadera.

9- Los Guerreros del Espíritu aborrecen la materia. Son destructores, sí, pero destructores de lo impuro.

10- Sólo se destruiría lo absurdo, lo enfermo, lo que aprisiona al Espíritu, el ataúd que lo envuelve: el cuerpo y el alma del animal equivocadamente llamado hombre.

11- Y el día en que sea destruido todo lo que no sirve, el día en que toda la creación y su creador sean desintegrados, cuando no quede nada, ni un átomo, ni un cuerpo, ni un alma, sólo quedarán los Espíritus, liberados para siempre. Ya no habrá dualidad nunca más y el mundo volverá a ser uno solo: Fuego Eterno Incognoscible.

12- Los Gnósticos concluyen que si esas leyes son las del demiurgo, pueden y deben ser desobedecidas.

13- Todo lo que el creador declare, todo lo que ordene, todo lo que exija debe ser desobedecido, porque ese no es el Dios Verdadero sino un impostor que se cree "el Único”.

14- Con su oposición permanente, el Gnóstico paulatinamente va adquiriendo un poder igual y luego superior al del dios creador.

15- Lo que ocurre es que hay algo en el hombre que no ha sido creado por el dios creador: el Espíritu Eterno.

16- Toda rebelión proviene del Espíritu. Es lo increado en el hombre lo que aborrece y se opone al satanás creador y a su obra.

17- El dios creador existe, pero debe ser eliminado por el hombre.

18- La dualidad de mundos debe ser eliminada por el hombre. Habrá entonces un solo reino: el del Dios Incognoscible.

19- La mayoría no quiere conocer la verdad: que habitan un gigantesco manicomio ideado y controlado por el Loco Supremo.

20- Su cuerpo y su alma impuros, han sido divinizados por el Espíritu y ya no pertenecen al demiurgo. Su cuerpo, alma y Espíritu se han convertido en una sola cosa: indestructible, inmortal y eterna.

21- El camino de la mano derecha, hacia el demiurgo, a través del perfeccionamiento del alma, o el Camino de la Mano Izquierda, hacia el Incognoscible, a través de la liberación del Espíritu.

22- El verdadero kaivalya comprende inevitablemente la separación total y absoluta con el demiurgo mismo.

23- Es esta la hostilidad natural del Espíritu hacia el demiurgo y su obra. Si el Espíritu sintiera amor hacia el demiurgo y su creación, no sería un Espíritu, sería un alma. El alma es amor puro (al demiurgo y su obra). El Espíritu es odio puro (al demiurgo y su obra).

24- Es bueno recordar que, aunque perseguida y negada, existe también la liberación y realización del Espíritu.

25- El iniciado reconoce al Dios Incognoscible, rechaza la autoridad del dios creador y sus mandamientos, y declara que ha sido liberado para siempre del poder del demiurgo.

26- A través de la iniciación, el iniciado ha cambiado radicalmente su relación con el dios creador. Se ha separado del demiurgo y de toda la creación. Se ha separado de su cuerpo y de su alma. Ha quedado fuera de las leyes que rigen el mundo de la materia y del tiempo. Ha quedado fuera de todo, menos de su Espíritu.

27- "Quiero separarme del dios creador y de su creación, quiero separarme de la materia y del tiempo, quiero separarme de mi cuerpo y de mi alma, quiero unirme a mi Espíritu, quiero que se libere mi Espíritu, quiero ser mi Espíritu, yo soy mi Espíritu”.

28- Originalmente impuros, de materia demiúrgica y perecedera, el cuerpo y el alma serán transmutados por el Espíritu en materia divina y eterna: el vajra indestructible. El barro y el aliento del demiurgo se volverán así puros y gloriosos. Formarán con el Espíritu una sola entidad, inseparable e indisoluble por toda la eternidad.

29- El Espíritu triunfante ha arrebatado al demiurgo parte de su creación, un cuerpo y un alma, y los ha transformado en materia divina sobre la que aquel ya no tiene control. ¡Por el poder del Espíritu lo creado se ha transmutado en increado!

30- Ha llegado la hora de la venganza del Espíritu.

31- El cuerpo y el alma, divinizados e incorporados por el Espíritu, serán el trofeo que ostentará eternamente como recuerdo de su paso triunfante por el mundo perverso de la materia creada.

32- Así, habrá desaparecido toda dualidad y el mundo volverá a ser uno solo: el Reino Eterno del Dios Verdadero e Incognoscible.


Referencias

Enlaces externos

(Los que siguen son enemigos de la Gnosis menos la página de Vopus que no lo es)

Herramientas personales