Patria Nueva Sociedad

De Metapedia

La rueda solar: símbolo de Patria Nueva Sociedad

Patria Nueva Sociedad es un movimiento político chileno. Constituye una organización política pública no inscrita en el Registro Electoral. Carece de representación parlamentaria. El Movimiento Patria Nueva Sociedad (PNS) se fundó en una conferencia de prensa en el Club Alemán, Puerto Montt, el 1 de mayo de 1999.

Contenido

Doctrina

Patria Nueva Sociedad (PNS) se definió como un Movimiento "Socialista Nacional", siendo el aspecto socialista substativo, y lo nacional adjetivo.

Rescató algunas de las bases filosóficas fundamentales de corrientes ideológicas que se expresaron en diversas organizaciones, movimientos, partidos políticos y gobiernos de carácter socialcooperativista y nacional, a nivel mundial, entre 1920 y 1945, como la oposición al materialismo, al capitalismo, y la cooperación entre clases sociales en oposición a la lucha de clases pregonada por el marxismo.

Rechazó la concepción racialdarwinista del nacionalsocialismo histórico. Consideró que el Ser Humano evoluciona culturalmente. Como movimiento de carácter Nacional, no se definió ni de izquierda ni de derecha.

Sostuvo que sus postulados surgían de una concepción no material de la realidad, y declararon que el Socialismo Nacional tenía como fundamento básico, el sostenimiento de la Vida en todas sus manifestaciones.

Postularon al Estado como una entidad orgánica, surgida desde la Nación, de donde derivó una valorización importante por un derecho natural emanado del pueblo. Sostuvo que "la fuente de todo derecho es la conciencia de justicia natural del pueblo. Por ello, siempre constituirá un delito aquello que atente contra esta conciencia y que los principios fundamentales de la ley penal puedan considerar como tal". En base a principios como este, se declararon partidarios de una democracia gremial basada en la doctrina de los cuerpos sociales, integrando a la estructura del Estado a las organizaciones naturales de la comunidad nacional como los sindicatos, corporaciones de profesionales, federaciones estudiantiles, entidades regionales, pequeños y medianos empresaios, municipios, juntas de vecinos, etc. incitando a la comunidad en su totalidad a participar en la gestión del Estado y a la generación de la autoridad de gobierno.

Su apego a la noción de Comunidad del Pueblo nunca consideró la existencia de una raza superior. Sus postulados fueron claramente concordantes con criterios comunitarios, ecológicos, la protección social de los trabajadores en el marco del derecho de propiedad de acuerdo a su función social, y de la empresa nacional por sobre las transnacionales.

En cuanto a las relaciones internacionales, dado su impronta nacionalista, el movimiento rechaza el imperialismo (especialmente el norteamericano) y el chauvinismo, buscando la integración política y económica de Chile con el resto de América del Sur. Se declararon opositores a la globalización, que fue considerada como un proceso que busca hegemonizar a los pueblos en torno al materialismo.

El símbolo del Movimiento fue la "Rueda Solar", imagen antiquísima que se encuentra repartida por culturas de todo el planeta, incluyendo el tambor ceremonial mapuche, llamado cultrún, así como en la distribuión interior de sus viviendas, llamadas rucas, con los colores Blanco, Azul y Rojo de la bandera chilena. Su significado más general es la representación de la Tierra con sus puntos cardinales, y la totalidad de la creación incluyendo al Ser Humano.

Sus postulados doctrinarios fundamentales se encuentran resumidos en el documento: "Ciento Once Conceptos para Comprender el Socialismo Nacional"

Declaración de Constitucionalidad

Entre 2006 y 2010, Patria Nueva Sociedad respondió un requerimiento ante el Tribunal Constitucional de Chile, en respuesta a una presentación de varios parlamentarios y particulares que en 2006 pidieron declararlo insconstitucional.

En junio del 2008, el Movimiento solicitó al Tribunal que dictara sentencia definitiva en el caso, considerando que los requirientes habían dejado la causa abandonada, luego de recibirse un Informe Secreto de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), dependiente del Ministerio del Interior, que señalaba textualmente:

"No existen antecedentes respecto de que el Movimiento Patria Nueva Sociedad haya impulsado la realización de acciones contrarias a la ley, y más bien ha declarado su intención de participar en política de manera pública y legal, esto es, dentro de las reglas del sistema actual. De hecho, en sus documentos afirma aspirar al establecimiento de un modelo de democracia "real" y a un sistema de gobierno republicano, en el cual los diferentes poderes del Estado sean autónomos e independientes".

"Con respecto a su eventual relación con hechos violentos atribuidos a neonazis, cabe precisar que Alexis López Tapia ha rechazado expresamente la violencia como forma de hacer política, y ha mantenido opiniones críticas frente a los grupos skinhead-neonazis".

En cuanto a la acusación de que el Movimiento es referente de odio y discriminación de todo tipo, el mismo informe oficial del Gobierno señala que Patria Nueva Sociedad: "Condena el racismo y la xenofobia; se opone a la violación de los derechos humanos; afirma no ser antisemita sino que antisionista, es decir, contrario al nacionalismo israelí."

Finalmente, el 2 de Junio de 2010, tras una inusualmente larga tramitación y pese al intento reiterado de la parte acusadora para archivar el proceso sin fallo, la segunda sala del Tribunal Constitucional, de manera unánime declaró:

"Que se rechaza el requerimiento de autos, por estimarse que no existen pruebas suficientes en autos para declarar la inconstitucionalidad del Movimiento Patria Nueva Sociedad".

"Redactó la sentencia el Ministro señor José Antonio Viera-Gallo Quesney. Notifíquese, regístrese y archívese. Rol Nº 567-2006."

De hecho, el el considerando Octogésimoséptimo del fallo, se estableció: "Que no se ha acreditado en autos ninguna relación entre los delitos a que se refiere el requerimiento y el movimiento Patria Nueva Sociedad";

Y en en considerando siguiente, el Tribunal Constitucional declaró: "Que, considerando que la carga de la prueba en autos recae sobre los peticionarios, y habiendo apreciado la prueba rendida en juicio, este Tribunal concluye que no existen antecedentes suficientes para declarar la inconstitucionalidad del movimiento político requerido y la responsabilidad de Alexis López Tapia en los hechos imputados por los requirentes, a la luz de lo dispuesto por el artículo 19 N° 15º, inciso sexto. En autos no se logró acreditar la existencia de objetivos, actos o conductas, imputables a dicha organización política, que no respeten los principios básicos del régimen democrático y constitucional; tampoco se acreditó que dicha organización haga uso de la violencia, la propugne o incite a ella como método de acción política"

Con este contundente fallo, después de 5 años de juicio, el Tribunal Constitucional desechó todas y cada una de las acusaciones que se habían presentado contra el Movimiento en 2006, y dejó el camino libre para su inscripción como Partido Político.

Una semana después de publicado el fallo en los medios de comunicación, se inició una inédita campaña política, comunicacional y policial contra el Movimiento, en la que algunos parlamentarios llegaron incluso a exigir que el fallo fuera revisado -desconociendo el hecho de que las sentencias del máximo tribunal de la República son inapelables-, y en forma paralela, acusando nuevamente al Movimiento sin base alguna y en base a calumnias e injurias.

En ese contexto, se intentó ligar a la organización con la operación de bandera falsa que llevó a la detención del ciudadano pakistaní Mohamed Saif Ur Rehman en la Embajada de EE.UU. en Chile; el despido de 4 periodistas y el ilustrador del Diario La Nación -dirigido entonces por un connotado miembro de la Comunidad Judía- por un supuesto artículo "antisemita" donde se hablaba alegóricamente del "Dios Mammon" de Israel; con supuestas amenazas a la Comunidad Judía, al presidente de la misma, su hijo, e incluso al Ministro del Interior de la época, también miembro de dicha colectividad. De igual modo, incluso se llegó a intentar vincular al Movimiento con grupos anarquistas a los que -paralelamente- se estaba juzgando gracias a un elaborado montaje de inteligencia, que finalmente fue desechado por la justicia.

El presidente de la Comunidad Judía presentó una denuncia por "amenazas de muerte" ante la Fiscalía, que inició una investigación ampliamente cubierta por los medios de comunicación, a la que se sumó una segunda -por la misma causa-, del Ministro del Interior.

En ese marco, 10 domicilios particulares entre Santiago y Puerto Montt fueron allanados -incluyendo la vivienda de una autoridad religiosa local del credo musulmán-, y tres domicilios de ex militantes de Patria Nueva Sociedad, que habían renunciado a la organización antes de iniciarse el juicio en el Tribunal Constitucional en año 2005.

Frente a estos hechos, el Presidente de Patria Nueva Sociedad, Alexis López Tapia, dirigió una nota al Fiscal que llevaba la causa, señalando que -desde 2006- el Movimiento había respondido un requerimiento en el Tribunal Constitucional, y que por ende había suspendido toda acción pública y de militancia, por lo cual a la fecha, el Movimiento contaba únicamente con 7 Militantes, que se individualizaron con su Cédula de Identidad, Direcciones y cargos en la organización.

Paralelamente al envío de esa nota a la Fiscalía, el presidente del Movimiento, interpuso un Recurso de Amparo en la Corte de Apelaciones, contra el presidente del Comité Representativo de Entidades Judías - CREJ, por las declaraciones que este último había expresado en una entrevista en el canal CNN, vinculando a Alexis López Tapia con las supuestas amenazas que declaraba haber recibido.

El recurso fue acogido por la Corte, y se llamó al dirigente del CREJ a rendir declaración, la que fue íntegramente rebatida por los abogados de PNS. Finalmente, habiéndose cumplido el objetivo comunicacional y jurídico, el Movimiento se desistió del recurso, y el presidente del CREJ no volvió a referirse al tema.

Respecto de la investigación de la Fiscalía, una vez recibida la carta del Movimiento, el Fiscal desechó la investigación por falta de méritos, y dejó sin efecto todas las medidas policiales que se habían desarrollado. Curiosamente, incluso el expediente del caso se encuentra actualmente "desaparecido" de la Fiscalía.

Disolución

Frente a todos los hechos resumidos anteriormente, y tomando en cuenta que Patria Nueva Sociedad se constituyó como un Proyecto a 10 años plazo, el 28 de Diciembre de 2010 se decretó su disolución, considerando particularmente que en Chile no existen las garantías políticas, jurídicas y de seguridad pública que permitan a una organización política de carácter Socialista Nacional, constituirse como Partido Político en el marco de la Ley y la Constitución, ya que como lo evidenciaron los hechos relatados, los poderes fácticos y el poder del sionismo internacional lo impedirán por todos los medios a su alcance.

Una vez disuelta la organización, sus 7 últimos militantes continuaron con su vida privada, sin volver a militar en ninguna organización política.

Habían transcurrido 12 años desde que -el 28 de Diciembre de 1998-, una nota en Revista Pendragón llamara a la realización de un Encuentro Ideológico Internacional de Nacionalidad y Socialismo, en Chile, el año 2000.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales