Chandala

De Metapedia

Mujer chandala.

En el sistema de castas de la India, los chandalas, intocables, parias, panchamas, o llamados también dalit, "los oprimidos", son personas que, de acuerdo con las creencias hindúes tradicionales, pertenecen a una clase tan baja que se consideran fuera de los varnas o castas.

Contenido

Etimología

  • caṇḍāla o cāṇḍālá, en el sistema AITS (alfabeto internacional de transliteración sánscrita).
  • चण्डाल, en escritura devanagari.
  • Se pronuncia chandala o chandalá

Quizá provenga de cháṇḍam: 'violentamente, con ira', como el rákshasa (monstruo antropófago) Chaṇḍa Karman ('acción violenta').

La tradición enseña que no se debe tocar a alguien descastado (por eso se les llama «intocables»). Deben ejercer las profesiones que los miembros de las cuatro castas hindúes no pueden realizar, debido a que las consideran deshonrosas.

Según el diccionario sánscrito del británico Monier Monier-Williams (1819-1899), un chandala es un descastado, un varón de la más baja y despreciada de las tribus mixtas, nacido de un padre shudrá (esclavo) y una madre bráhmana (hija de un sacerdote bráhmana).

Descripción

Mujer intocable con su hijo.

El asunto social en India es, en gran medida, racial, como herencia de la invasión indoaria, en la que los invasores, de procedencia europea y autodenominados arya, se enseñorearon sobre una población asiática que los superaba en número, imponiendo una segregación racial mediante rígidas leyes raciales de índole religiosa para evitar el mestizaje con la población dravídica aborigen del país, cosa que lograron en gran medida durante 900 años, que es el tiempo que duró la civilización védica. Así, las castas bajas tienden a ser de un tono bastante oscuro, mientras que las castas altas, consideradas portadoras de más sangre aria, son de piel más clara y abundan más en rasgos europeos. El término hindú para casta (varna) significa "color", distinguiéndose entre un aryavarna (literalmente, "color ario") claro y asociado a la nobleza, y un dasavarna ("color enemigo") oscuro y asociado a la plebe.

Estos aborígenes eran pueblos australoides extremadamente primitivos que eran considerados impuros y animalizados por los arios, y que se hallaban sobre todo en las selvas del sur de India. Los chandalas tenían prohibido lavar su ropa, lavarse a sí mismos, beber agua limpia o asistirse en el parto. Los hindúes consideran que los dalits son tan bajos como el mar y para sobrevivir suelen trabajar en los espacios laborales permitidos por el sistema de castas como el de recoger excrementos humanos con las manos. Adicionalmente los niños suelen limpiar los váteres del colegio al que acuden.

Según el Código de Manú, donde se plasma la ley indo-aria, los chandalas "son fruto del adulterio, del incesto y del crimen. No usarán otras ropas más que los andrajos de los cadáveres, ni otra vajilla que cacharros rotos, ni otros adornos que hierro viejo, ni otro culto que el de los malos espíritus". Friedrich Nietzsche sostuvo en El ocaso de los ídolos, que estas medidas terribles, propagadoras de enfermedades, epidemias e infecciones, tenían el objetivo de reducir la población no-aria de India a modo de limpieza étnica. Nietzsche también utiliza el término 'chandala' para definir la moral de esclavos.

Muchos han sostenido que los gitanos descienden de parias que emigraron de India para huir de la opresión de los indo-arios. Un indicio que vendría a corroborar esta tesis es que la palabra "calé" (con la que gustan de autodesignarse los gitanos), procede del indostaní kâlâ, que significa "negro". Más aun, la palabra "zíngaro" (usada para identificar a los gitanos, especialmente de Europa del Este), tiene su origen en la palabra griega ατσίγγανος, que significa literalmente "intocables".

Los "sin casta"

Varna se refiere a la creencia de que muchos humanos fueron creados a partir de diferentes partes del cuerpo de la divinidad (Purusha) Brahman, y la parte de la que cada varna fue creada define el estatus social de una persona en relación con aspectos como con quién puede casarse y qué profesiones puede desempeñar.

Al estar fuera de las varnas, a los dalits, históricamente, sólo se les ha permitido realizar trabajos más marginales. Se incluyen los trabajadores del cuero, llamados chamar; los granjeros pobres y los jornaleros sin tierra, los artesanos callejeros, artistas populares, lavanderos de ropa y otros. Tradicionalmente, eran aislados en sus propias comunidades, hasta el punto de que las clases superiores evitaban el contacto de sus sombras. Cualquiera de las cuatro castas que era tocado incluso por la sombra de un dalit, debía realizar un ritual de purificación antes de poder acceder a un templo, o acercarse al altar de su propio hogar. La discriminación contra los dalits existe aún en zonas rurales y en la esfera privada. No obstante, ha desaparecido en zonas urbanas y en la esfera de lo público, en lo relativo a libertad de movimiento y el acceso a la educación.

En la actualidad

A muchas castas dalit en el norte de la India todavía se las llama chandalas. Majarashtra, Orissa, Uttar Pradesh, Bijar y Bengala. En Bengala se han cambiado el nombre a namasudra para escapar a los efectos negativos del término.

Los chandalas tienen piel más oscura que el resto de los indios. Trabajan como campesinos (sin sueldo: trabajan por la comida) o como cargadores de palanquines. Su dieta incluye cerdo, anguila y comidas prohibidas para las demás castas. Generalmente son pobres y sin educación, y por lo tanto su estilo de vida es «abominable». Son forzados a vivir en áreas sin higiene y en malas condiciones de salubridad, lo que contribuye a su atmósfera subhumana. Venden a sus hijas mucho antes de la pubertad, pero observan el matrimonio con las mismas ceremonias que el resto de las castas. No es muy común el divorcio. Se permite la poligamia.

Cuando nace un bebé, la madre chandala es declarada ceremonialmente sucia por diez días (si el bebé es varón) o por siete a nueve días (si es hembra). Al sexto día del nacimiento de un bebé varón, se realiza un rito sashthi-puya (‘seis-adoración’).

Política

En la actualidad, los Dalits están en periodo de organización y han surgido movimientos políticos que han arrastrado millones de personas. Incluso una mujer Dalit ha llegado a gobernar uno de los estados indios, Uttar Pradesh, y un dalit fue presidente de la República de India, K. R. Narayanan. Los radicales Dalit proponen la creación de un estado independiente llamado Dalitstan, y para ello Shri Ram Vilas Paswan fundó la organización Dalit Sena (Ejército Dalit).

Por otra parte, en 1984 se fundó en la India el Bahujan Samaj Party, Partido de la Sociedad Mayoritaria, para representar a los Dalit y la población de castas bajas. Desde 1991, el partido empezó a buscar alianzas y en 1995 se alió con el Bharatiya Janata Party, pero en las elecciones de 1996 volvió a concurrir solo, al igual que hizo en las elecciones de 1999, con unos buenos resultados. El elefante es el símbolo tradicional de los Dalits y el partido suele usarlo como distintivo en su bandera, en color blanco sobre fondo azul.

Aunque los cambios en las condiciones materiales de la casta chandala no es muy perceptible, gradualmente se notan cambios, debido al impacto de las políticas estatales, la educación popular, las actividades de diversas ONG, la globalización, la comunicación moderna, etc.

Religión

La religión mayoritaria entre los dalits es el budismo (89%), seguida por el sikhismo (30.7%), el hinduismo (20%), y por último el cristianismo (9%). Tanto el budismo, como el sikhismo y el cristianismo condenan el sistema de castas hindú sin embargo la conversión a otra religión no evita que sufran discriminación por parte de la mayoritaria sociedad hindú. Las prédicas de Bhimrao Ramji Ambedkar, un líder budista (aunque nacido en el seno de una familia pobre de hindúes dalits) que rechazaban la discriminación de las castas han generado un resurgimiento del budismo entre los dalits y otras castas inferiores, lo que podría explicar la preeminencia del budismo entre los dalits.

También gran parte de los chandalas son vaisnavas (ya que esta religión —especialmente su rama bengalí— abogó por la posibilidad de liberación espiritual de los chandalas, aunque no su ascenso social).

Mantienen remanentes de otras religiones, que provienen de cultos animistas:

  • Bastu puya o adoración a la tierra
  • Banasura puya o adoración al dios del río
  • Manasha puja o adoración a la diosa de las serpientes.

Los chandalas tienen sus propios «bráhmanas», que presiden sus ceremonias religiosas y sociales, y que son llamados chandaler brahman (bráhmana de los chandalas) o varna-brahman, ya que son bráhmanas que se han degradado por haber presidido en ceremonias de castas inferiores.

Artículos relacionados

Herramientas personales