Paul von Hindenburg

De Metapedia

Paul von Hindenburg

Paul Ludwig Hans Anton von Beneckendorff und von Hindenburg (Poznań, 2 de octubre de 1847 - Neudeck, 2 de agosto de 1934), Mariscal de Campo del Imperio Alemán y segundo presidente de la República de Weimar.

Contenido

Biografía

Una familia aristócrata prusiana

Paul von Hindenburg nació en Posen. Su padre, Robert von Beneckendorff von Hindenburg (1816-1902), era militar desde 1832 y en ese momento teniente del 18.º Regimiento de Infantería en Posen. Él es el vástago de una aristocrática familia de terratenientes en Prusia durante varias generaciones. Sus abuelos paternos son Otto Ludwig von Beneckendorff von Hindenburg (1778-1855) y Eleonore von Brederlow, por lo que es descendiente ilegítimo del Conde Enrique VI de Waldeck. En cuanto a su madre, Luisa Guillermina Schwickart (1807-1893) es una pintora. Karl Ludwig Schwickart, el abuelo materno de Paul von Hindenburg, era un médico-coronel del ejército prusiano.

Realizó la carrera militar. Después de un breve paso por un instituto de enseñanza secundaria, estudió de 1859 a 1866 en la Escuela de Cadetes de Wahlstatt, en la comarca de Liegnitz y más tarde en Berlín. En 1866 participó como teniente en la guerra de las Siete Semanas y en la guerra franco-prusiana de 1870-1871. En 1903 fue ascendido a General en jefe.

Primera Guerra Mundial

Hindenburg se retiró del Ejército en 1911, cuando contaba 53 años de edad, pero tres años más tarde, al comenzar la Primera Guerra Mundial, se reincorporó como comandante en jefe del VIII Ejército, que operaba en el Frente del este. Al vencer al Ejército ruso en la batalla de Tannenberg (1914), se convirtió en héroe, consiguió fama y honor y fue nombrado Mariscal de campo. Desde entonces se le conoció como "El Vencedor de Tannenberg".

En agosto de 1916 entró a formar parte del Estado Mayor junto a Erich Ludendorff. En 1918 intentó salvar la monarquía, aconsejando a Guillermo II que abandonase el país. Procuró sofocar los disturbios entre la población colaborando con el nuevo gobierno. Al firmarse el vergonzoso Tratado de Versalles en julio de 1919, Hindenburg dimitió. Ante la comisión de investigación de la Asamblea Nacional afirmó que el Ejército Alemán había sido invicto en el campo de batalla y que la derrota había sido debida a la Revolución de Noviembre. De ahí nace la referencia acerca de la denominada puñalada por la espalda (Dolchstoß) que recibió Alemania al final de la primera guerra.

República de Weimar

Los partidos de derechas presionaron a Hindenburg para que se presentara a la presidencia de la República de Weimar. En abril de 1925, Hindenburg fue elegido segundo presidente de la República. A pesar de su convicción monárquica y de su escepticismo hacia la República, intentó ser fiel a la Constitución. En 1930, Hindenburg nombró canciller a Heinrich Brüning sin consultar al parlamento. Con ello se inició el periodo de gobiernos presidenciales de la República de Weimar.

En abril de 1932, Hindenburg fue reelegido en las elecciones presidenciales. Sin embargo, el NSDAP de Hitler era el más votado en el Reichstag, ganando un alto porcentaje de los asientos, y su apoyo era indispensable para que el Canciller tuviese un gobierno fuerte y por eso designó Canciller a Hitler el 30 de enero de 1933. El ascenso de Hitler a la cancillería iniciaría el periodo conocido mundialmente como el Tercer Reich.

Tras el incendio del Reichstag, Hindenburg firmó un decreto que sirvió como herramienta importante para impedir la insurrección comunista que los integrantes de este partido político habían preparado junto con integrantes de la "Internacional Comunista".

Finalmente, el 24 de marzo de 1933 se promulgó la Ley Habilitante. Esta ley habilitaba a Adolf Hitler y a su gabinete a aprobar leyes sin la participación del parlamento. El nombre formal de la ley habilitante era "Gesetz zur Behebung der Not von Volk und Reich" (Ley para solucionar los peligros que acechan al Pueblo y al Estado).

Su muerte

Hindenburg murió el 2 de agosto de 1934 en Ogrodzieniec (por entonces Gut Neudeck). En vez de ser enterrado en el lugar de su muerte, fue inhumado, a instancias de Hitler, en el monumento a la batalla de Tannenberg.

Su cadáver y el de su mujer fueron trasladados por el ejército norteamericano a Marburgo, siendo enterrados en la Iglesia de Santa Isabel, en la capilla de la torre norte y cubiertos con una gruesa plancha metálica. Aún se encuentran allí, aunque, por decisión del clero, el sepulcro no cuenta con iluminación.

Paul von Hindenburg fue ciudadano honorario de Berlín, Detmold, Munster, Fráncfort del Meno, Hamburgo, Kassel, Karlsruhe, Coblenza, Lübeck, Núremberg, Potsdam y Zwickau.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales
Otros idiomas