Adolf Hitler: frases memorables

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

Sobre los judíos

Sobre los judíos como estado

"El Estado judío no estuvo jamás circunscrito a fronteras materiales; sus límites abarcan el universo, pero conciernen a una sola raza. Por eso el pueblo judío formó siempre un Estado dentro de otro Estado. Constituye uno de los artificios más ingeniosos de cuantos se han urdido, hace aparecer a ese Estado como una "religión" y le asegura de este modo la tolerancia que el elemento ario está en todo momento dispuesto a conceder a un dogma religioso."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 120).

Sobre el Marxismo

Cartel de propaganda marxista.
"El marxismo, cuyo supremo objetivo es y será siempre la destrucción de todo Estado nacional no judío, debió ver con horror que el proletariado alemán, al cual tenía cogido en su red, despertó para ponerse al servicio de la patria. En pocos días quedó desvanecida toda la apariencia de ese infame engaño al pueblo y de un momento a otro la banda de dirigentes judíos vióse sola y abandonada, como si no existiera huella del absurdo y del desvarío que infiltraron en la psicología de las masas durante 60 años [...] Fue un instante sombrío para los defraudadores de la clase obrera del pueblo alemán; pero tan pronto como esos dirigentes se percataron del peligro que corrían, se cubriéron hasta las narices con el manto de la mentira y fingieron participar de la exaltación cívica nacional."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 133-134).

Sobre el Marxismo en los años 20 y 30

"Fue el mismo Emperador Guillermo II quien tendió la mano a los criminales de siempre e hizo que esos pérfidos de la nación tuviesen la oportunidad de recapacitar y de cohesionarse. La víbora podía pues, recomenzar su trabajo, con más cautela que antes, sin embargo de manera más peligrosa. Mientras los honestos soñaban con la paz, los criminales traidores organizaban la Revolución."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 133-134).
"¿Qué debió hacerse? A los dirigentes del movimiento detenerlos, procesarlos y librar de ellos a la nación. Debieron emplearse, con la máxima energía, todos los medios de acción judicial para aniquilar a esa plaga. Los partidarios debieron disolverse, y el Reichstag llamado a razón por la fuerza convincente de las bayonetas. Lo mejor hubiera sido incluso disolverlo. De la misma manera que la República hoy tiene medios para disolver los partidos, en aquella época, con más razón, se debería haber echado mano de tal recurso, pues se trataba de una cuestion de vida o muerte para la nación."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 133-134).

Sobre el materialismo

"Los estados iban asumiendo cada vez más el papel de empresas […] Semejante evolución no solamente parecía persistir, sino que por recomendación universal debía también en el futuro transformar el mundo en un único gigantesco bazar en cuyos salones se colocarían, como signos de la inmortalidad, las efigies de los especuladores más refinados y de los funcionarios de administración más desidiosos. De vendedores podían hacer los ingleses, de administradores los alemanes, y de propietarios no otros, por cierto, que los judíos, puesto que, como ellos mismos confiesan, siempre se lucran, nunca les toca "pagar" y, ademas de eso, hablan la mayoria de las lenguas. ¿Por qué no nací unos cien años antes, verbigracia, En la época de las guerras libertarias, en que el hombre valía realmente algo, aún sin tener un "negocio"?."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 125).
"Nada me había entristecido tanto en los agitados años de mi juventud como la idea de haber nacido en una época que parecía erigir sus templos de gloria exclusivamente para comerciantes y funcionarios."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 125).

Sobre el parlamento

El parlamento (Reichstag) alemán en la actualidad.
"En los discursos públicos se encuentran miles de gentes que vienen con el exclusivo fin de escuchar lo que el orador va a decirles, en el plenario de una cámara de diputados se reúnen sólo unos pocos centenares de personas congregadas en su mayoría para cobrar dietas y no para dejarse iluminar por la sabiduría de uno u otro de los senadores "representantes del pueblo."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 86).
"Nunca uno de esos representantes hará por sí mismo honor a la mejor verdad para, luego, ponerse a su servicio. No. Ninguno hará eso, a no ser que tenga razones para esperar que tal mudanza pueda salvar su mandato por una legislatura más."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 86).
"Solo cuando presiente que su partido saldrá mal parado en las próximas elecciones es cuando estas "glorias de la Humanidad" se agitan para averiguar la forma de cambiar hacia un partido de orientación más segura, justificando ese cambio de actitud con un diluvio de argumentaciones morales [...] cuando un partido pierde en gran escala el favor del público y está amenazado de una derrota fulminante, comienza la gran emigración: las ratas parlamentarias abandonan el navío partidista."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 86).

Sobre la religión

"Los partidos políticos nada tienen que ver con las cuestiones religiosas mientras éstas no socaven la moral de la raza; del mismo modo, es impropio inmiscuir la religión en manejos de política partidista."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 93).
"Las doctrinas e instituciones religiosas de un pueblo debe respetarlas el Führer político como inviolables; de lo contrario, debe renunciar a ser político y convertirse en reformador, si es que para ello tiene capacidad."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 94).

Cristianismo

La cruz del calvario de Cristo.

Sobre la Iglesia católica

"Cuando dignatarios de la Iglesia se sirven de instituciones y doctrinas para dañar los intereses de su propia nacionalidad, jamás debe seguirse el mismo camino ni combatírseles con iguales armas."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 94).

Sobre el judaísmo

"En realidad la religión de Moisés no es más que una doctrina de la conservación de la raza judía. De ahí que ella englobe casi todas las ramas del saber humano convenientes a su objetivo, sean éstas de orden sociológico, político o económico."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 120).

Sobre la Primera Guerra Mundial

"Y así continuó año tras año; mas lo romántico de la guerra fue reemplazado por el horror de las batallas. Poco a poco decayó el entusiasmo y el terror a la muerte ahogó el júbilo exaltado de los primeros tiempos."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 130).
"En aquella época, odiaba a esos "políticos", si hubiese sido por mí, los habría mandado inmediatamente a formar un batallón parlamentario de zapadores. Sólo así ellos podrían, completamente a voluntad, expandir entre sí su verborrea, sin incomodar o perjudicar al resto de la humanidad honesta y decente."
(Mi Lucha. Primera edición, 1994 (Santiago de Chile). pag. 131).

Artículos relacionados