Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido)

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido)

Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es un libro del historiador del arte José Antonio Bielsa Arbiol, publicado en 2020 por el sello editorial SND Editores.

Reseña del editor

"Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es una obra sin equivalentes en su género, nacida con la vocación de perdurar como el texto de referencia sobre el cine anticomunista en el ámbito hispanohablante. En unos tiempos de flagrante monopolio del discurso progresista-izquierdista, sumiso a los lugares comunes de la corrección política, este libro audaz supone una anomalía en el esclerotizado contexto editorial español, donde el grueso de las publicaciones aparecen coartadas por idéntico patrón marxista cultural o, en su defecto, indefinición ideológica. Frente a los enfoques académicos habituales (fluctuantes entre la demonización sociológica y el desdén intelectual), nuestra valoración del cine anticomunsita –pese al prefijo negativo inserto– será afirmativa, nunca apologética. Películas anticomunistas, pero también producidas en regímenes comunistas, tendrán paradojal cabida en la obra. Todo ello con un objetivo claro: denunciar, y visibilizar, la aberración comunista desde los más variados ángulos posibles. Lejos de toda obviedad y maniqueísmo, Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es un viaje cronológico a través del cinema mundial, que nos permitirá revisar la realidad criminal del comunismo por la vía de sus muchas manifestaciones históricas, geopolíticas y psicosociales: desde el asesinato de la familia Románov hasta el régimen totalitario de Kim Jong-un, pasando por el sadismo chequista en España, los crímenes de la Stasi, el laberinto burocrático castrista, la brutal represión de los Jemeres rojos, el sanguinolento Vietcong, el secuestro y ejecución de Aldo Moro o el martirio del Padre Popieluszko, entre otros muchos asuntos; entre tanto, el libro implica también un paseo de pesadilla por aquellas patrias arrasadas en las que el socialismo-comunismo fue impuesto para perdición de sus pobladores: Rusia (URSS), China, Corea, Vietnam del Norte, Camboya, Cuba, Polonia, Hungría, Alemania Oriental (RDA), Laos, etc. Todas las variantes industriales del cine anticomunista tendrán cabida en la obra: películas de propaganda, superproducciones de calidad, cine independiente, piezas de “arte y ensayo”, subproductos de explotación, telefilmes, etcétera, del arco que va de directores como Krzysztof Kieślowski a un Joseph Zito, pasando por Rafael Gil, Alfred Hitchcock, Andrzej Wajda o Roland Joffé. Junto a los criterios de selección pertinentes, serán destacados unos códigos de calificación adaptados a cada filme, valorando unas y otras películas en sus respectivos ámbitos comerciales. Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es algo más que un mero libro de consulta sobre cine. Es la denuncia didáctica y objetiva de la más monstruosa y depredadora ideología conocida llevada al celuloide. Más de cien millones de muertos justifican nuestro empeño."

Artículo de opinión

Crítica del libro Cine anticomunista, por Fernando Alonso Barahona, en El Correo de España, 24 de diciembre de 2020 (on line) [1]


"La editorial SND está realizando una apuesta importante con la publicación de libros políticamente incorrectos que tratan de aportar una visión profunda y objetiva a nuestra historia reciente y a la situación social y política contemporánea. Sin duda un esfuerzo que merece la atención y el apoyo de los lectores y personas interesadas en encontrar una visión más realista y verdadera de los hechos históricos.

Con Cine anticomunista, Jose Antonio Bielsa Arbiol se inscribe en esta línea y acierta al ofrecer un recorrido visual y literario por 101 películas –cada una con su ficha correspondiente– que se inscriben en un anticomunismo más necesario que nunca en el momento actual. El libro coincide además con el imprescindible La vuelta del comunismo que ha publicado (diciembre 2020) Federico Jiménez Losantos. La situación española con el hecho insólito en Occidente de que varios comunistas (incluso leninistas) se encuentren en el Gobierno es algo que provoca alarma y desasosiego. Uno de los instrumentos del comunismo es la manipulación y el control de la cultura, de ahí la importancia de estudios y trabajos como este Cine anticomunista que nos presenta el autor.

José Antonio Bielsa (1984) historiador, locutor radiofónico, crítico cinematográfico, docente y escritor, ha publicado ya numerosos ensayos interesantes: Cómo sobrevivir al Nuevo Orden Mundial: Un manual de trinchera (La Tribuna Ediciones, 2019; 2ª edición ampliada: VOCE, 2020), España y sus demonios (Textos y ensayos escogidos) (Almater, 2019), El nimbo y la pluma: Grandes custodios de la doctrina católica: de San Atanasio al Aquinate (Letras Inquietas, 2020) y Satanocracia: La destrucción del Viejo Orden Cristiano (Letras Inquietas, 2020

Cine anticomunista comienza con una introducción certera en la que Bielsa explica la estructura del libro: una visión cronológica del cine anticomunista en la que se busca el equilibrio entre las distintas épocas (desde los años treinta hasta la actualidad) y las diversas cinematografías, por supuesto Hollywood a la cabeza pero también numerosas aportaciones españolas, europeas, orientales, hispanoamericanas. Tras la primera parte encontramos las 101 fichas con los datos técnicos, la ilustración de cada película y un comentario casi siempre ajustado. De este modo con un ritmo cinematográfico de imagen y palabra vamos asistiendo a las múltiples maneras en las que el cine ha logrado crear historias, producciones, personajes en las que la amenaza comunista aparece en su tremenda dimensión.

Bielsa ofrece notables fotogramas –por así decir– en su libro , la necesaria reivindicación de Raza (Sáenz de Heredia), Murió hace 15 años y La señora de Fátima (Rafael Gil ), Mi hijo John (una de las grandes películas de Leo McCarey) y por supuesto las aportaciones del gran Alfred Hitchcock, sobre todo Topaz, obra que cada vez más cinéfilos han aprendido a admirar.

El tono de los comentarios no olvida los detalles antropológicos (por ejemplo en Satanás nunca duerme de McCarey o La bella de Moscú de Mamoulian), literarios (Doctor Zhivago), históricos (Big Jim McLain, Los gritos del silencio, Katyn) o simplemente cinéfilos (Camarada X). El resultado es una visión de amplio contenido cultural que retrata al comunismo en su trágica vertiente, en su auténtica configuración como intrínseca maldad. El muro de Berlin cayó pero los comunistas se han travestido con movimientos a los que hace décadas hubieran exterminado y han logrado ocultarse con máscaras que han vuelto a engañar a sus compañeros de viaje.

Hay películas extraordinarias en las que el comunismo no aparece de forma explicita –por eso tal vez no se incluyen en el libro- pero cuya sombra ominosa se denuncia. This day and age (1933) de Cecil B de Mille, El fugitivo (1947) de John Ford, El manantial (1949) de King Vidor, o Los ojos perdidos (1966) de Rafael García Serrano.

Echo de menos Los que vivimos (1942) de G. Alessandrini, adaptación de la novela de Ayn Rand, protagonizada por Alida Valli, Alféreces provisionales (Un puente sobre el tiempo) (1964) de J. L. Merino, Boinas verdes de John Wayne (1968) película emblemática del anticomunismo y en cuyo estreno los izquierdistas del momento se manifestaban para impedir su visión (fracasaron – igual que la crítica convencional porque fue un éxito) y la apoteósica Rocky IV de Sylvester Stallone (1985) icono de los años ochenta.

Me interesó mucho la trágica historia de amor de El ángel vestido de rojo (1960) de Nunnally Johnson con una impresionante Ava Gardner y no creo que sean malas ni mucho menos John Rambo o Desaparecido en combate II, aunque ambas sean muy inferiores a Rambo (1985, George Pan Cosmatos) y Desaparecido en combate (1984, Joseph Zito). Esta última –con Chuck Norris– contiene momentos antológicos del cine anticomunista como ese instante en el que el coronel Braddock se niega a dar a mano al general comunista o el desenlace con los prisioneros de guerra rescatados entrando en una conferencia de prensa del régimen rojo.

En cualquier caso, Cine anticomunista de José Antonio Bielsa es un espléndido recorrido por un cine comprometido con un causa justa y que en este primer tercio del siglo XXI ha vuelto a la dolorosa actualidad aunque ahora se disfrace de falso bolivarianismo, memorias antihistóricas, minorías de todo tipo y –siempre en el fondo– odio a la civilización cristiana y a la libertad."

Referencias

Pedidos

Artículos relacionados

Enlaces externos

Vídeos