Estado Islámico

De Metapedia

Bandera de Estado Islámico
Áreas bajo el control del Estado Islámico

El Estado Islámico (en árabe: al-Dawla al-Islāmīya; en inglés: Islamic State, también conocido como ISIS, ISIL o Daesh) es una guerrilla terrorista y fundamentalista islámica de origen suní. Su objetivo es el de conquistar Irak y la región histórica conocida como la Gran Siria para convertirlos en la base de un Estado musulmán y luego expandirse al resto del mundo árabe.

Ejerciendo el rol de Estado proporciona servicios básicos a la población y comercializa petróleo a través del mercado negro. En noviembre de 2014 incluso anunció que estaba acuñando su propia moneda, el dinar islámico[1].

Contenido

Orígenes

Surgió como un grupo insurgente armado para hacer frente a la Invasión de Irak de 2003 y según Estados Unidos estuvo vinculado a Al Qaeda con la cual rompió posteriormente. En 2014 se estimó que cerca de un tercio de las bajas estadounidenses en la Guerra de Irak fueron causadas por este grupo. Su líder Abu Bakr al-Baghdadi fue prisionero de los estadounidenses en Irak, quienes le liberaron en 2009 al considerarle "poco peligroso". Sometido a técnicas de control mental así como a diversas vejaciones en sus cuatro años de cautiverio, habría desarrollado un odio extremo contra EE.UU.

Según una teoría conspirativa, en sus memorias Hard Choices (Decisiones Difíciles), la exsecretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, confiesa que el Estado Islámico fue creado en Oriente Medio por Washington, para utilizarlo en la materialización de sus objetivos[2]. Pero en realidad, Clinton nunca dijo eso, sino que el no éxito de EE.UU. en apoyar a los rebeldes moderados en Siria había contribuido al surgimiento del Estado Islámico[3].

Objetivos

El 29 de junio de 2014, la organización declaró su intención de crear un califato que se extendería por todo el mundo musulmán, al tiempo que nombraba a Abu Bakr al-Baghdadi como su máxima autoridad.

El grupo fue renombrado como "Estado Islámico", en concordancia con sus intenciones de extender el Islam mas allá de Irak y Siria: "la legalidad de todos los emiratos, grupos, Estados y organizaciones se convierte en nula tras la expansión de la autoridad del califa y la llegada de sus tropas".[4]

La proclamación del califato atrajo a combatientes yihadistas árabes y a magrebíes residentes en Europa,[5] llegando a contar con entre 30.000 y 100.000 hombres en sus filas[6] con el objetivo de conquistar Siria e Irak y convertirlos en la base de un Estado musulmán para luego expandirse al resto del mundo árabe.[7]

Composición

Militantes del ISIS

El ejército del Estado Islámico está formado por voluntarios musulmanes que llegan a los territorios bajo su control para unirse a la yihad. Dentro de este colectivo los suníes pertenecientes al wahabismo se encuentran en una proporción elevada pese a que apenas representan el 1% de los musulmanes. Un dato importante es que estas minorías abundan únicamente en ciertos países del mundo árabe, lo que da una pista sobre de donde llegan los combatientes de ISIS. El 46% de los wahabi son de Qatar, el 44% son de Emiratos Árabes y el 22% son de Arabia Saudita. Estos países tienen una de las mayores rentas per cápita del mundo y al mismo tiempo concentran un elevado número de musulmanes suníes.

Financiación

De acuerdo con la cadena de noticias ABC, el presupuesto anual de ISIS es de 2.000 millones de dólares. Según sus propios combatientes, la organización es financiada por Qatar, Turquía, Kuwait y Arabia Saudita. Sin embargo esto es negado rotundamente por el gobierno saudí, aliado de Estados Unidos. En el caso se Qatar se sabe que ha financiado a los rebeldes suníes que luchan contra el gobierno de Assad en Siria. Hacia finales de 2016, según emails difundidos por Wikileaks fechados en agosto de 2014, la entonces secretaria de estado Hillary Clinton sostenía que el Estado Islámico estaba siendo financiado por Arabia Saudita y Qatar[8]. Ya sea que los gobiernos de esos países estén involucrados o no, las transferencias de dinero hacia ISIS han dejado un rastro que confirma las acusaciones. Según los servicios de inteligencia españoles, el sistema de transferencias Hawala ha sido usado por la comunidad musulmana para financiar a ISIS junto a otros grupos yihadistas[9].

Con la necesidad de mantener sus crecientes gastos militares y el bloqueo internacional de fondos instigado por EE.UU., ISIS se sigue financiando mediante la explotación de los recursos que halla a su paso por los territorios conquistados. Para ello ejerce el rol del estado en la venta de energía eléctrica, el cobro de impuestos y la explotación petrolera. ISIS controla unos 300 pozos petroleros en Irak y el 60% de la producción petrolera de Siria. Desde Iraq el grupo exporta 80.000 barriles diarios[10]. Se cree que otras fuentes de financiación son los secuestros de extranjeros y el cobro de un impuesto especial a la población cristiana que no acepta convertirse al islam.

Combates en Siria e Irak

En julio de 2014, el presidente sirio Bashar Al-Assad ofreció su ayuda para combatir al ISIS a cambio de apoyo político. Pero occidente le considera responsable de diversos crímenes contra la humanidad incluyendo el brutal asesinato masivo de civiles con armas químicas. Dado que los radicales islámicos son enemigos declarados del Ejército Libre Sirio, Assad ha hecho muy poco hasta ahora por recuperar las áreas que estos controlan. Incluso han circulado acusaciones de que Siria colabora tácitamente con el Estado Islámico, aunque la canciller alemana Angela Merkel ha rechazado esta hipótesis[11].

Después de que el presidente Barack Obama ordenara el bombardeo de las fuerzas del Estado Islámico en Irak, el periodista estadounidense James Foley fue secuestrado y ejecutado en represalia, el 19 de agosto de 2014. A esto le siguieron las ejecuciones del judío estadounidense-israelí Steven Sotloff y del británico David Haines, al involucrarse Reino Unido activamente en el apoyo a EE.UU.

En septiembre de 2014, Obama ordenó el bombardeo de la organización islamista en Siria, pero la desesperada situación del gobierno pro-estadounidense en Irak le forzó a solicitar el apoyo de Naciones Unidas. El 3 de octubre de 2014, se difundió un vídeo de la ejecución del británico Alan Henning, un trabajador humanitario cuya decapitación se atribuye también a ISIS.

Desde septiembre de 2015, Rusia interviene bombardeando los blancos que el régimen sirio le indica. Estos son sobre todo las zonas controladas por los islamistas moderados del Ejército Libre Sirio y los radicales del frente Al-Nusra. Su objetivo principal no es atacar a ISIS, enemigo declarado de los rebeldes moderados apoyados por EE.UU. La acción es consecuente con la estrategia desarrollada por Assad en el pasado, quién busca mantener a los rebeldes luchando entre si[12]

Referencias

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales