Occident

De Metapedia

Afiche de propaganda de Occidente

Occident fue un movimiento neofascista francés que existió entre 1964 y 1968. Se trató básicamente de un grupo de choque anticomunista que aterró a la ultraizquierda por su uso excesivo de la violencia física.

Contenido

Origen

En 1963 la dirigencia de la Fédération des Étudiants Nationalistes (FEN) decide aliarse al movimiento Europe-Action de Dominique Venner. Poco después prácticamente toda la sección parisina de la FEN entra en disidencia con la dirigencia nacional por cuestiones puntuales en torno al nuevo programa de acción: desacuerdo con su anticristianismo, rechazo de su europeísmo, desdén por su obsesión racialista, y repudio a la pasividad que nacía de su exceso de intelectualismo. En una época en que la ultraizquierda incrementaba la violencia urbana día a día, los jóvenes disidentes de la FEN deseaban cultivar un activismo adogmático que le hiciera frente de manera inmediata a la ola comunista que azotaba a la juventud francesa. Su intención última, en el fondo, era reconstruir a la extinta Jeune Nation.

En noviembre de 1963 la dirigencia de la FEN suspendió por indisciplinados al sector de base rebelado. Rápidamente el grupo se reorganiza con el nombre de "Front Universitaire Européen". A principios de 1964 los jóvenes que integran el grupo se asocian con Pierre Sidos y, con su nuevo padrino, reclaman para si la herencia de Jeune Nation, adoptando el emblema de la cruz celta. Para el 1º de mayo la organización ya estaba activa.

Es por sugerencia de Sidos que adoptan el nombre "Mouvement Occidental", el cual será más tarde reducido simplemente a "Occident".

Ideología

En sus primeros años de existencia, Occident no hizo más que reproducir el discurso clásico de la extrema derecha francesa que fuese desarrollado en el periodo de entreguerras. En aquel momento la influencia de Charles Maurras era notoria.

Rechazaban por tanto a la democracia parlamentaria, y proponían la creación de un gobierno de los más capaces y virtuosos. Sus enemigos eran los masones y los plutócratas que esclavizan al pueblo francés. Eran también antiliberales y antimarxistas. Sus ideas acerca de la "sangre francesa" eran importantes, pero no tenían la intención de alimentar el supremacismo racial sino sólo la de repudiar la presencia de metecos en su país.

Hacia finales de 1965, cuando Pierre Sidos es apartado de la conducción de Occident y François Duprat (un ex-Europe-Action) ingresa como jefe de propaganda, el movimiento plantea la necesidad de romper con la vieja construcción nacionalista maurrasiana, y enfatiza la idea del combate contra el comunismo como meta principal para sus miembros. Poco a poco la agenda internacional se convierte en el elemento central de Occident para enfrentarse a las microguerrillas de ultraizquierda que pululaban en Francia: harán campaña por Vietnam del Sur, celebrarán la matanza de comunistas realizada por Suharto en Indonesia, aplaudirán rabiosamente al golpe de Estado en Grecia de 1967, etc. De ese modo reducirán todo a una lucha entre el Occidente cristiano y el Oriente marxista.

Mientras Europe-Action planteaba la necesidad de oponer el mundo blanco al mundo de color, desde Occident sostendrán que era deber suyo defender a todas las naciones del mundo que se encontrasen en guerra contra el comunismo, independientemente de la composición racial de las mismas (la única excepción la harán con Israel: Occident es uno de los pocos movimientos de la ultraderecha francesa que no apoyó a los hebreos en la Guerra de los Seis Días, pero no debido a que hubiesen simpatizado con los nacionalistas árabes que estaban asistidos por la URSS, sino porque consideraban que ese Estado se trataba de una entidad manejada por pérfidos judíos a los que no podían jamás apoyar).

Hacia principios de 1968 se asocian a Maurice Bardèche y convierten a la revista Défense de l'Occident en su órgano oficial de difusión. El movimiento empieza a flamear la bandera de la "revolución nacional", pero no se especifica demasiado qué significaba exactamente ese concepto.

Acciones destacadas

Los miembros de Occident creían en el concepto de propaganda por los hechos. De ese modo protagonizaron numerosísimos episodios violentos, especialmente en las calles de París.

Primeros asaltos

Occident se estrena el 4 de mayo de 1964 con un ataque a un grupo de estudiantes africanos que llevaban a cabo un acto anticolonialista en un teatro parisino. Más tarde, el día 2 de junio, interrumpen un espectáculo auspiciado por el gremio comunista CGT en el cine Le Savoie, golpean salvajemente a los asistentes y terminan arrojando granadas al retirarse.

En 1965, al adherirse a los Comités Tixier-Vignancour (CTV) para apoyar la candidatura presidencial del abogado Jean-Louis Tixier-Vignancour, los miembros de Occident deciden moderarse. De todos modos protagonizarán pequeñas grescas y trifulcas con jóvenes comunistas y socialistas que apoyaban a François Mitterrand en el marco de la campaña proselitista.

Extensión del dominio de lucha

Con la implosión de los CTV en 1966, Occident decide expandirse desde París hacia el resto de Francia, abriendo secciones en varias ciudades e infiltrando a sus hombres en los sindicatos de estudiantes universitarios.

El 15 de marzo comienzan una serie de ataques contra los estudiantes izquierdistas que operan en la Sorbona, los cuales cosechan gran repercusión mediática. El 4 de mayo realizan otra acción de gran resonancia al interrumpir una puesta en escena de la obra Les paravents del escritor homosexual e izquierdista Jean Genet. El 4 de noviembre organizan una manifestación antisoviética que termina con el intento de incendio a la sede central del Partido Comunista Francés, pero son reprimidos por la policía.

El 17 y 18 de noviembre asaltan el campus de la Universidad de París (UP) en Nanterre, el cual era consideado como el polo anti-Occident de la ciudad. Unos días después, más precisamente el 1º de diciembre, se enfrentan con comunistas en las inmediaciones de ese mismo campus, pero sus adversarios se imponen al utilizar armas de fuego (ese episodio escandalizará a la prensa, y Occident entrará en un amargo debate con la FEN acerca de la necesidad de la violencia).

Escándalo de Ruan

El 12 de enero de 1967, en la Universidad de Ruan, un grupo de militantes de Occident que estaba allí sólo para repartir panfletos choca fuertemente con unos trotskistas provocadores, dejando a uno de los rojos en estado de coma. Los nacionalistas logran escapar antes de que llegue la policía.

De todos modos entre febrero y abril las fuerzas de seguridad arrestan a Philippe Asselin, Hugues Leclère, Gérard Longuet y Alain Robert, todos acusados de haber generado los desmanes en Ruan. Ello desencadena una crisis en Occident, que terminará con la expulsión de François Duprat y Patrick Devedjian, y con el desencanto con la organización de Jean-Gilles Malliarakis, debido a que corría el rumor entre las filas del movimiento de que habían traidores trabajando a la par de los servicios de inteligencia de Francia.

El 9 de mayo retornan a la acción arrojándoles varias bombas molotov a un grupo de izquierdistas que hacía un acto en París a favor de Vietnam del Norte.

1968

Los miembros de Occident se asocian con Roger Holeindre en enero de 1968 para formar un frente de apoyo a Vietnam del Sur, el cual iniciará una intensa campaña proselitista en las facultades de la UP que terminará por crear un clima de guerra civil en los pasillos, ya que la izquierda estaba a favor de Vietnam del Norte. A esa iniciativa pro-vietnamita (o, mejor dicho, anticomunista) se le sumarán otras fuerzas de la ultraderecha como el Mouvement jeune révolution.

Holeindre organiza una exposición fotográfica para mostrar los horrores de los que era responsable el Viet Cong. El lugar elegido para desarrollar la muestra es un salón en el barrio Saint-Germain-des-Prés, y el día es el 28 y 29 de abril. Durante el mediodía del 29 de abril, unos 250 maoístas atacan el salón, arrasando con todo y dejando a muchos heridos, diez de ellos de gravedad. Como represalia, Occident organiza un encuentro multitudinario para el 2 de mayo en el campus de la UP en Nanterre, territorio enemigo por excelencia. Tres centenas de nacionalistas se acercan al lugar, pero los izquierdistas toman el edificio y se atrincheran usando el mobiliario para armar barricadas. Finalmente la policía interviene y evita la masacre.

Ansiosos de venganza, en la madrugada del 3 de mayo los miembros de Occident invaden la Sorbona y dinamitan la sede del centro de estudiantes que estaba en manos de la izquierda. Los izquierdistas se presentan para dar batalla y se desata la guerra entre izquierda y derecha. Mientras los nacionalistas se repliegan, uno de ellos arroja una bomba molotov que impacta contra una patrulla policial y desencadena una feroz represión por parte de los uniformados, dando comienzo así a lo que se conoce como el "Mayo francés".

La posición de Occident ante ese evento fue diversa: un grupo de hombres del movimiento se puso del lado de la izquierda y colaboró en la ocupación de facultades para desestabilizar al gobierno del presidente Charles de Gaulle, otros, en cambio, se unieron a las fuerzas represivas para demostrar su desprecio hacia el comunismo, pero la gran mayoría simplemente se abstuvo de intervenir (excepto durante el 20 de ese mes, cuando más de cincuenta militantes de Occident intentaron ocupar el edificio donde funcionaba la mítica Sciences Po). A fines de mayo toman sin violencia la Facultad de Derecho de la Universidad de París en la calle Assas, satirizando tanto al gobierno como a la izquierda, pero luego serán desalojados.

Disolución

El 12 de junio el gobierno francés emite un decreto en el que prohíbe la existencia de una serie de agrupaciones ultraizquierdistas acusadas de haber organizado la revuelta estudiantil de mayo. El Ministro de Justicia, en esa ocasión, señala que Occident era un grupo violento mas no subversivo, por lo que eluden la proscripción.

El 21 de agosto de 1968, después de que los soviéticos invaden Checoslovaquia, los miembros de Occident organizan manifestaciones espontáneas de repudio que generan una gran tensión en París.

En octubre empiezan una campaña anti-izquierdista que incluye destrucción de sedes sindicales, librerías y redacciones de revistas izquierdistas. Como represalia, un comando de maoístas y anarquistas incendia un importante punto de encuentro de Occident. Tres días después el gobierno emite un decreto para disolver oficialmente a Occident, ante el temor de que se reviviesen los episodios ocurrido en mayo.

Miembros destacados

No hay cifras oficiales sobre cuántos militantes tuvo Occident, pero se cree que en su mejor momento llegó a reunir a unos 1.500 adherentes, la mayoría de los cuales eran entusiastas de la acción directa y amantes de la violencia revolucionaria.

Algo curioso es que por sus filas pasaron cientos de jóvenes que luego se convertirían en políticos de la centroderecha, llegando muchos de ellos a ocupar diputaciones o incluso puestos ministeriales (v. gr. Alain Madelin, Patrick Devedjian, Gérard Longuet, Hervé Novelli, Alain Robert, Claude Goasguen, Jean-Jacques Guillet, William Abitbol, etc). El criminólogo Xavier Raufer y el periodista Patrice Gélinet también fueron miembros de Occident, y Mark Fredriksen, fundador de la Fédération d'action nationale et européenne, fue otro de los que pasó por las filas del movimiento.

Artículos relacionados

Herramientas personales
Otros idiomas