Dictadura militar chilena de 1973 a 1990

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

La dictadura militar chilena fue un gobierno militar autoritario que gobernó Chile entre 1973 y 1990. La dictadura se estableció después de que el gobierno democráticamente elegido de Salvador Allende fue derrocado por un golpe de estado apoyado por la CIA el 11 de septiembre de 1973.

La dictadura fue encabezada por una junta militar presidida por el General Augusto Pinochet. La ruptura de la democracia y la crisis económica que tuvo lugar durante el gobierno de Allende seran justificaciones utilizadas por los jefes militares para tomar el poder. La dictadura presentó su misión como una "reconstrucción nacional".

Economía paralizada

El 15 de abril de 1973, los trabajadores del campo minero El Teniente se declaran en huelga, exigiendo mejores salarios. La huelga dura 76 días, costando al gobierno chileno severamente en ingresos perdidos. Uno de los huelgistas, Luis Bravo Morales, recibe un disparo y es muerto en la ciudad de Rancagua.

El 29 de junio de 1973, una columna de tanques del Regimiento Blindado Nº 2 (bajo el mando del Coronel Roberto Souper) se despliega afuera de la La Moneda. El ataque es instigado por la milicia antimarxista Patria y Libertad. Los soldados del regimiento blindado esperan confiadamente a otras unidades unirse a ellos y sacar a Salvador Allende del poder.

En vez de ello, unidades rápidamente agrupadas de la Guarnición de Santiago por los Generales Carlos Pratts y Augusto Pinochet, ponen fin al intento de golpe.

A finales de julio 1973, 40.000 camioneros, presionados por los controles de precios y aumento de los costos, bloquearon las principales rutas de Santiago en una huelga nacional que dura 37 días, con un costo al gobierno de 6 millones de dólares estadounidenses por día.

Dos semanas previo al golpe, la insatisfacción pública con el gobierno de Allende moviliza a las mujeres de Santiago hasta la Plaza de la Constitución, descargando su rabia contra el aumento del costo de vida y la falta alimentos, pero son brutalmente dispersadas con gases lacrimógenos.

Allende también había censurado al periódico de mayor circulación en Chile El Mercurio, inventando cargos criminales y arrestando a su director.

Con el tiempo las importaciones y inversiones del extranjero caen considerablemente, mientras que la demanda interna crece y el gobierno de Allende falla completamente en controlar la inflación que llega a más de 300 por ciento en septiembre de 1973, dividiendo a los chilenos aún más en cuanto a Allende y sus reformas políticas.

Golpe militar

Menos de 60 personas murieron como resultado de los combates que tuvieron lugar el 11 de septiembre de 1973, pero el MIR y el GAP, apoyados por militantes, continuaron combatiendo el día siguiente. En total, 46 miembros de la guardia pretoriana de Allende (GAP, Grupo de Amigos Personales, incluyendo el ex-Boina Negra de las Fuerzas Especiales del Ejército de Chile, Mario Melo Pradenas fueron muertos, varios de ellos en combate con los Soldados Conscriptos que tomaron La Moneda. Antes del golpe, Miguel Enríquez había convencido a Allende en formar una guardia pretoriana.

Estadio Nacional

En los días inmediatamente después del golpe, el Secretario Asistente de Estado para Asuntos Interamericanos informó a Henry Kissinger, que el Estadio Nacional en Santiago estaba siendo utilizado como un centro de detención para 5.000 presos.[1][2]Para finales de 1975, la CIA informaba que 3.811 prisioneros continuaban detenidos en el estadio.

En 2011, el gobierno de Sebastián Piñera reconoció oficialmente que 36,948 chilenos sospechados de ser guerrilleros o militantes) fueron detenidos an algun momento y que muchos sufrieron torturas físicas o algún tipo de angustia mental bajo interrogatorio, así como 3.095 cuidadanos que murieron o desaparecieron entre 1973 y 1990.[3]

Sin embargo, según el gobierno de Patricio Aylwin, 800 chilenos murieron o desaparecieron en 1973 y otros 700 murieron o desaparecieron entre 1974 y 1973, con un número igual de detenidos que fueron torturados.[4]

Lucha contra el MIR

Entre los muertos y desaparecidos durante el régimen militar existe una lista de 663 guerrilleros con nombre y apellido pertenecientes al MIR.[5]

El comandante MIR, Andrés Pascal Allende, ha admitido que las fuerzas guerrilleras perdieron 1.500-2.000 combatientes muertos o desaparecidos.[6]

Participación cubana

Después del golpe militar de Chile en 1973, Castro prometió a los revolucionarios chilenos "toda la ayuda en el poder de Cuba para ofrecer." A lo largo de la década de los 70 y 80, los guerrilleros del MIR, FPMR, etcétera y cientos de exiliados chilenos recibieron entrenamiento militar en Cuba.

Una vez completado su formación militar, la inteligencia militar cubana ayudó a los guerrilleros y militantes regresar a Chile, proporcionando falsos pasaportes y los necesarios documentos de identidad falsos.

El 6 de agosto de 1986, las fuerzas de seguridad chilenas descubren 80 toneladas de armas en el pequeño puerto pesquero de Carrizal Bajo que llegaron desde Cuba para el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) y Partido Comunista de Chile (PCCh) . Las armas guerrilleras incluyen explosivos plásticos C-4, 123 lanzagranadas antitanque RPG-7 y 180 lanzacohetes M72, así como 3.383 fusiles de asalto M-16.[7]

Según Luis Heinecke Scott, "lo que se quería implantar aquí era una guerra de guerrillas al estilo de las producidas en Nicaragua o El Salvador. Una guerra popular prolongada. Y eso fue lo que el comunismo no logró hacer, merced a los descubrimientos de Carrizal Bajo."[8]

Relaciones con los Estados Unidos

Relaciones con Gran Bretaña

Chile fue oficialmente neutral durante la Guerra de las Malvinas, pero el radar de largo alcance chileno Westinghouse desplegado en el sur de Chile dio a la flota británica constante aviso temprano de los ataques aéreos argentinos, lo que permitió que los buques de guerra y las tropas británicas en San Carlos y otras partes tomar acciónes defensiva a tiempo.

Constitución de 1980

Derechos humanos

En octubre de 1979, el periódico estadounidense The New York Times informó que Amnesty Internacional había documentado la desaparición de aproximadamente 1.500 chilenos desde 1973. [9]

La mayoría de los chilenos que fueron muertos o desaparecidos tuvo lugar en los últimos tres meses de 1973, como es admitido varios sectores de derechos humanos. El segundo período de desapariciones, detenciones e interrogatorios militares en masa se llevó a cabo desde enero 1974 hasta finales de 1974, cuando 232 guerrilleros o militantes murieron en enfrentamientos y 516 detenidos fueron fusilados por órdenes de las cortes militares.[10]

Aislamiento internacional

Lucha contra el FPMR

El Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) admite la pérdida de 49 guerrilleros muertos o desaparecidos, pero esta cifra no incluye las perdidas entre militantes y civiles necesarios para la función de la organización guerrillera.

Número de desaparecidos

De los 2.774 guerrilleros o militantes izquierdistas muertos o desaparecidos en los 17 años de la dictadura militar chilena, 1.522 murieron o desaparecieron entre el 11 de sep­tiem­bre y el 31 de diciem­bre de 1973.

Entre los muertos y desaparecidos durante el régimen militar hubieron al menos 663 guerrilleros marxistas pertenecientes al MIR.[11]

El comandante MIR, Andrés Pascal Allende, ha admitido que los guerrilleros marxistas perdieron 1.500-2.000 combatientes muertos o desaparecidos.[12]

Desaparecidos aparecidos

En noviembre de 2008, una de las supuestas víctimas de la dictadura militar, Germán Cofré Martínez, apareció sano y salvo, y su nombre tuvo que ser borrado del memorial del Cementerio General en Santiago.

En septiembre de 2009, el ministro chileno Alejandro Solís admitió que conocía de casos falsos de detenidos desaparecidos.[13]

Uno de estos casos es el de Gustavo Soto Peredo, quien falleció a causa de una puñalada al corazón por un delicuente en 1990 y cuyo hijo cobró compensación monetaria hasta el 2005.

También existe el caso de Carlos Rojas Campos, quien fue encontrado sano y salvo en Argentina (las autoridades recibieron esta información, sin embargo no suspendieron los pagos a la familia[14]); Pedro Villas Márquez, que falleció en un accidente ferroviario y Carlos Muñoz Mejías, muerto en un accidente de tránsito en 1973.

Emperatriz Villagra aparece en la lista de desaparecidos del Informe Rettig, pero había fallecido en 1955. Otro de los falsos desaparecidos en el Informe Rettig es Celso Gutiérrez Lara.

Por su parte, María Luisa Sepúlveda, asesora en Derechos Humanos del gobierno de Verónica Michelle Bachelet, explicó que "el trabajo de las comisiones (Rettig y Valech) no es infalible (...). Esta es una buena lección que tenemos que aprender, si llegara a aparecer otro caso, algo que no podemos descartar, debemos manejarlo distinto."[15]

El ex vicecomandante del Ejército de Chile, General (R) Guillermo Garín, aseguró que "no cabe la menor duda que existiendo o apareciendo estas nuevas evidencias hay derecho perfecto para dudar de todo lo que se ha estado diciendo y explotando políticamente en torno a estas situaciones de detenidos desaparecidos."[16]

Número de exiliados

En 2003, Mauricio Saavedra y Margaret Rees en un artículo publicado por el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI) afirmaron que "De una población de apenas 11 millones, más de 4.000 fueron ejecutados o desaparecieron, cientos de miles de personas fueron detenidas y torturados, y casi un millón huyeron del país."[17]

De acuerdo a un estudio especial del gobierno de los Estados Unidos, 80.000 chilenos fueron exiliados y recibieron ciudadanía en el extranjero en los años 70.[18][19]

De acuerdo an María Lusky Friedman, entre 1975 y 1979, 15.000 chilenos se establecieron en Francia, 12.000 fueron a Canadá, 9.000 fueron recibidos en Australia y el resto fue recibidos en Venezuela, España, Estados Unidos, México, Suecia y otros países.

El 20 de septiembre de 1973, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados(UNHCR) fue dado el permiso para abrir una oficina de procesamiento en Santiago, que ayudó a encontrar varios países para aceptar a 20.000 chilenos que habían sido detenidos o que temían persecución militar.[20]

Durante el régimen de Pinochet, un total de 20.000 chilenos fueron aceptados en Suecia.[21]

Entre 20.000-40.000 exiliados chilenos eran los titulares de pasaportes sellados con la letra "L" (que signficaba Lista Nacional), identificando a ellos como persona no grata que tenían que pedir permiso para regresar al país.

Víctimas del terrorismo de izquierda

Durante los primeros tres meses del régimen militar de Pinochet, las fuerzas armadas chilenas y carabineros sufrieron 162[22]muertos en varios enfrentamientos con guerrilleros y militantes del MIR y Partido Comunista.

Entre 1980 y 1990 se registraron las siguientes cifras de víctimas:

  • 53 civiles muertos, victimas directas de las bombas o asesinatos por parte de los terroristas o militantes izquierdistas.
  • Unas 60 personas murieron y 510 resultaron heridos tras el choque y descarrilamiento de dos trenes cuando guerrilleros o militantes sabotearon una de las líneas de tren en Limache.[23][24]
  • 200 carabineros, miembros del Ejército, Fuerza Aerea, Armada, guardias de seguridad privada y guardia cárceles muertos en la línea del deber.

A finales de marzo de 2013, se anunció que el gobierno chileno estaba considerando la propuesta de parlamentarios para resarcir a los cerca de 30.000 Soldados Conscriptos chilenos movilizados tras al Golpe de Estado y que permanecieron casi el doble del tiempo esperado en la línea del deber.[25]

Los expertos consideran que el síndrome de estrés postraumático está detrás de 250 suicidios de ex Soldados Concriptos chilenos registrados durante las últimas cuatro décadas.

Referencias

  1. "...after General Pinochet came to power in 1973, members of Allende's Popular Unity government were herded together with supporters and innocent bystanders, around 5,000 in total, in the National Stadium in the capital, Santiago, where they were imprisoned and subjected to random violence, torture and murder." Encyclopedia of Power, Keith Dowling, p. 419, SAGE Publications, 2011
  2. "In the days following the coup, the regime imprisoned 5,000 citizens in Santiago's National Stadium, a soccer venue turned into a "house of horrors."" The Hidden History of 9/11, Paul Zarembka, Seven Stories Press, 2011
  3. Controversial victims on Chile's official list, Omaha World-Herald, August 18, 2011
  4. New Chilean Leader Announces Political Pardons
  5. CAIDOS DEL MIR EN DIFERENTE PERIODOS. CEME (CENTRO DE ESTUDIOS MIGUEL ENRIQUEZ)
  6. Los Allende: Con Ardiente Paciencia Por Un Mundo Mejor, Günther Wessel, p. 155, Editorial Tebar, 2004
  7. El descubrimiento posterior de una cantidad apreciable de armas introducidas por mar, desde Cuba, a través de una desconocida playa del Norte Chico, llamada Carrizal Bajo, en la que el FPMR estuvo claramente involucrado, terminó por afianzar el distanciamiento con el PC, que justificó lo hecho." Más acá de los Sueños, Más allá de lo Posible: La concertación en Chile, Volume 1, Carlos Bascuñán Edwards, p. 80, Lom Ediciones, 2009
  8. Las Ardientes Cenizas del Olvido: Vía Chilena de Reconciliación Política 1932-1994, Brian Loveman, Elizabeth Lira, p. 472, Lom Ediciones, 2000
  9. A Green Light for The Junta?, New York Times, October 28, 1977
  10. "En esta fase (enero de 1974-agosto de 1977) el total de víctimas causadas por agentes del Estado o por particulares a su servicio, en el país y en el extranjero, fue de, al menos, 748 personas. De ellas, 232 corresponden a personas muertas y 516 a detenidas desaparecidas." Nunca Más en Chile: Síntesis Corregida y Actualizada del informe Rettig, Comisión Chilena de Derechos Humanos, p. 79, Lom Ediciones, 1999
  11. CAIDOS DEL MIR EN DIFERENTE PERIODOS. CEME (CENTRO DE ESTUDIOS MIGUEL ENRIQUEZ)
  12. Los Allende: Con Ardiente Paciencia Por Un Mundo Mejor, Günther Wessel, p. 155, Editorial Tebar, 2004
  13. Existen pruebas de fraude al Fisco en caso de falsos detenidos desaparecidos
  14. "Aparecidos": la pólvora de los derechos humanos
  15. Gobierno conocía casos de falsos detenidos desaparecidos desde hace casi dos años
  16. "Aparecidos": la pólvora de los derechos humanos
  17. The lessons of Chile—30 years on
  18. "Since the overthrow about 80,000 Chileans have moved out of their country." U.S. Refugee Programs: Hearing before the Committee on the Judiciary, United States Senate, 96th Congress, Second Session, April 17, 1980, p.398, U.S. Government Printing Office, 1980
  19. "Since the events of September 1973, about 80,000 Chileans have fled their country." World Refugee Crisis, U.S. Government Printing Office, 1979
  20. "On September 20, 1973, just nine days after the coup, the UNHCR opened an office in Santiago and mobilized many efforts to facilitate the withdrawal from Chile of those politically persecuted by the regime and their reception in different countries. More than 20,000 were assisted by UNHCR in those years." Transitions to Democracy: A Comparative Perspective, Kathryn Stoner, Michael McFaul, p. 218, JHU Press, 2013
  21. "Since 1973, about 20,000 Chileans have arrived in Sweden as refugees." Official Report of Debates, Volumes 1-2, Council of Europe, Parliamentary Assembly, 2002
  22. Latin America's Wars: The Age of the Professional Soldier, 1900–2001, Robert L. Scheina, p. 326, Potomac Books, 2003
  23. Pinochet warns terrorists after two-train crash kills 58
  24. "The crash occurred on a single line of track which had been damaged in early 1986 by a bomb attack." Keesing's Contemporary Archives, Volume 32, Keesing's Limited., 1986
  25. Los conscriptos de entre 1973 y 1990 podrían recibir US$ 40 millones de indemnización