Enéas Carneiro

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Enéas Carneiro
Enéas Ferreira Carneiro (5 de noviembre de 1938, Rio Branco, Brasil - 6 de mayo de 2007, Rio de Janeiro, Brasil) fue un médico, docente y político brasileño, fundador del Partido de la Reconstrucción del Orden Nacional‎ (PRONA), una fuerza nacionalconservadora. Se postuló tres veces como candidato a presidente de su país, siendo su mejor actuación la de 1994, en la que terminó como el tercer hombre más votado de la elección.

Biografía

Juventud

Carneiro transcurrió su infancia en la pobreza. A los 9 años, luego de que su padre falleciera, tuvo que comenzar a trabajar para apoyar a la economía familiar.

Durante su adolescencia se interesó por el pensamiento socialista, especialmente por la obra de Friedrich Engels. Fue también admirador del modelo sociopolítico de la URSS. Sin embargo sus lecturas posteriores sobre economía, sociología, filosofía y política lo llevaron a juzgar a esas ideas como inviables.

Actuación como médico

Luego de completar el servicio militar obligatorio, ingresó a la Escuela de Sanidad del Ejército. Allí se formó como anestesiólogo, participando después en miles de intervenciones quirúrgicas en el Hospital Central del Ejército.

Su interés por la medicina lo empujó a enrolarse en la Escuela de Medicina y Cirugía de Rio de Janeiro en 1960, mientras que su amor por la ciencia lo hizo estudiar física en la Universidad del Estado de Guanabara a partir de 1962. Tras egresar de ambas carreras se convertiría en docente universitario.

Se especializó como cardiólogo cursando una maestría en la Universidad Federal de Rio de Janeiro, llegando a publicar en 1977 al libro O eletrocardiograma, el cual se convirtió en una obra de referencia sobre el tema para los estudiantes brasileños.

Carrera política

Hastiado de vivir en un país gobernado por una casta política inepta, Carneiro fundó al PRONA en 1989 como plataforma para lanzar su candidatura presidencial. Gracias a sus comerciales televisivos propagandísticos, pasó de ser un completo desconocido en la vida política brasileña a un candidato capaz de obtener el 0,53% de los votos válidos.

Su desempeño mejoraría en la siguiente elección de 1994. En esa ocasión Carneiro se ubicó como el tercer candidato más votado de Brasil, tras haber obtenido el 7,38% de las adhesiones populares.

En 1998, en su último intento por ponerse la banda presidencial de su país, el líder de los nacionalconservadores hizo una campaña basada en las promesas de la fabricación de la bomba atómica, la nacionalización de los recursos naturales y la revalorización de las FFAA. Obtuvo no obstante sólo el 2,14% de los votos.

Dos años más tarde intentó ser prefecto de San Pablo, pero no pudo obtener más de 3 puntos en total. De todos modos en aquella ocasión el PRONA pudo colocar algunos concejales en el parlamento municipal.

Entre 2002 y 2006 se desempeñó como diputado federal, habiendo ganado su banca con un gigantesco caudal de votos en el estado de San Pablo. Hacia el final de su mandato, los síntomas de una enfermedad empezaron a debilitarlo. Por ese motivo optó por no emplear su tiempo en una campaña presidencial costosa y agotadora, sino buscar su reelección como diputado, objetivo que finalmente logró.

Enfermo de leucemia, recibió un tratamiento de quimioterapia que le hizo perder su característica barba, pero, al no conseguir resultados positivos, lo abandonó antes de culminarlo, muriendo en la paz de su hogar en mayo de 2007.

Pensamiento

Carneiro fue un conservador nacionalista, que rechazaba el encasillamiento dentro del clivaje izquierda-derecha, caracterizándose como un defensor de la soberanía nacional ante el avance de la globalización. Se oponía al imperialismo internacional del dinero, repudiando a los políticos que promovían la reducción del Estado, las privatizaciones de los servicios públicos y el entreguismo de lo nacional a los intereses extranjeros. Estaba a favor de que existieran grandes fuerzas sindicales poderosas, siempre y cuando sus líderes no fuesen corruptos.

Carneiro manifestaba un sentimiento antiimperialista muy sincero, siendo particularmente crítico del imperialismo estadounidense, al que juzgaba como rapaz y violento, y al que consideraba capaz de imponerse militarmente en algún momento sobre Brasil. Años antes de que surgiera el BRICS, Carneiro ya sostenía que, para contrarrestar la hegemonía de EEUU, era necesario que su país se aliase a Rusia, India y China para lograr acuerdos de cooperación mutua.

Desde su puesto de parlamentario intentó promover -aunque sin éxito- a las ideas económicas de Lyndon LaRouche.

El médico también se oponía a la legalización de las drogas y a la aceptación social de la homosexualidad, por ser ambas cosas parte de una estrategia de desmoralización social alentada por oligarcas internacionales como George Soros, quienes son los más interesados en lucrar con esos flagelos. Su oposición al aborto provenía de su repudio a la estrategia neomalthusiana de despoblar territorios del Tercer Mundo para que los amos del mundo pudieran heredar sus recursos naturales.

Estaba a favor de aumentar el presupuesto destinado a la defensa nacional, sosteniendo que unas Fuerzas Armadas numerosas y poderosas le permitirían a Brasil evitar convertirse en víctima de los proyectos neocoloniales contemporáneos, al mismo tiempo en que podrían contribuir al desarrollo interno. La idea de tener un arsenal de armas nucleares era justificada por Carneiro, básicamente, alegando que de esa manera su país obtendría el respeto de la comunidad internacional del cual en ese entonces carecía.

Artículos relacionados