James Foley

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Una escena del video de la decapitación.

James Wright Foley (Rochester, Estados Unidos, 18 de octubre de 1973 - c. 19 de agosto de 2014) fue un periodista freelance estadounidense que trabajaba para la empresa de noticias estadounidense GlobalPost. El 22 de noviembre de 2012 es secuestrado por el grupo yihadista Estado Islámico, mientras cubría la Guerra Civil Siria, al noroeste del país. En agosto de 2014, fue decapitado en una ejecución filmada y distribuida a través de YouTube.

Foley es el primer ciudadano estadounidense ejecutado por dicho grupo en represalia por el ataque estadounidense a sus tropas en Irak, pero no sería el último ya que en septiembre el judío estadounidense Steven Sotloff compartiría su misma suerte. Antes de morir y en tono muy convincente y calmado, Foley culpó a la política exterior de EE.UU. por su muerte.

El periodista había sido retenido previamente por el Ejército de Libia en 2011 mientras cubría el conflicto en el país tras la caída del régimen de Muammar al-Gaddafi.[1]

Vídeo

En un vídeo difundido a través de los foros yihadistas y subido a YouTube, Foley se despide de su familia y acusa al gobierno de Estados Unidos de ser el único culpable de su ejecución, por su intervención en Irak. El encapuchado que será su verdugo se dirige a Obama hablando en inglés con acento londinense, por lo que se cree que sería un inmigrante que retornó para unirse a la yihad. Después se sitúa detrás del condenado y comienza un movimiento para degollar a su víctima. Si bien no se incluye la decapitación completa en el vídeo, aparece el cuerpo sin cabeza en otra toma.

En las imágenes, además de Foley, de 40 años, aparece otro periodista estadounidense secuestrado, Sotloff, y cuya vida “depende de la próxima decisión de Obama”, según dice en la grabación el autor de la decapitación.

Según EE.UU. el vídeo de la ejecución sería auténtico.

"La Inteligencia de Estados Unidos analizó el vídeo recientemente difundido que muestra a los estadunidenses James Foley y Steven Sotloff. Hemos llegado a la conclusión de que el vídeo es auténtico".[2]
Caitlin Hayden, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca

El periodista francés Didier François, que compartió cautiverio con su colega James Foley, reveló en una entrevista para la radio Europe 1 que el reportero estadounidense fue separado y golpeado cuando los yihadistas hallaron en su laptop unas fotografías de su hermano, quien es miembro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Además contó que Foley fue constantemente víctima de falsas ejecuciones. Por esta razón se especula que Foley, quien realiza un largo discurso previo a su decapitación, luce tranquilo en ese momento. Varios especialistas concuerdan en que no tenía conocimiento que iba a ser cruelmente ejecutado.[3]

Discurso del periodista

"Llamo a todos mis amigos, a mi familia y a mis seres queridos a levantarse contra mis verdaderos asesinos, el gobierno de los Estados Unidos", dice al principio. Y continúa: "Porque lo que me sucede hoy es sólo una consecuencia de su complacencia y criminalidad".

"Mi mensaje para mis queridos padres: dejadme algo de dignidad y no aceptéis ninguna compensación miserable por mi muerte de parte de la misma gente que, efectivamente, puso el último clavo en mi ataúd con la reciente campaña aérea en Irak".

"Me dirijo a mi hermano John, quién es un miembro de la Fuerza Aérea Estadounidense. Piensa en lo que estás haciendo. Piensa en las vidas que destruiste, incluida la de nuestra propia familia. Me dirijo a ti, John. Piensa en quién tomó la decisión de bombardear Irak recientemente y mató a esa gente, quien quiera que hayan sido. Piensa, John, ¿a quiénes han asesinado realmente? ¿Piensan en mí, en ti o en nuestra familia al tomar esa decisión?"

"Yo morí ese día, John. Cuando tus colegas tiraron esa bomba sobre esta gente, firmaron mi certificado de muerte. Quisiera tener más tiempo. Me hubiera gustado tener una esperanza de libertad y de volver a ver a mi familia. Pero ese barco ya ha zarpado".

"Creo que, al final de todo, desearía no ser estadounidense", termina Foley.

Discurso del verdugo

"Éste es James Wright Foley, un ciudadano de su país", dice el verdugo en el vídeo dirigiéndose al presidente estadounidense Barack Obama, con un acento que sugiere que es de Londres o de alguna de las ciudades del sudeste de Gran Bretaña.

"Como Gobierno, ustedes han estado a la vanguardia de las agresiones al Estado Islámico. Han conspirado contra nosotros y han llegado muy lejos en materia de interferir en nuestros asuntos (...) Ya no están luchando contra la insurgencia; nosotros ahora somos el Ejército Islámico, el Ejército de un Estado que ha sido aceptado por un gran número de musulmanes en el mundo entero".

Suponiendo que a la persona del vídeo le corresponde la voz del audio, expertos en islamismo explicaron que la línea argumentativa del verdugo es común entre los círculos islámicos, especialmente de Occidente.

"Se sorprenderían de los efectos que este tipo de declaraciones tienen en el Reino Unido, incluso entre grupos no yihadistas", dice Ghaffar Hussain, director de la fundación antiextremista Quilliam. Usar a un británico para llevar adelante la ejecución, y para hablar en el vídeo, tampoco es nada sorprendente: "En primer lugar, no es difícil para el Estado Islámico conseguir un inglés: se calcula que hay unos 500 luchando por ellos en Medio Oriente. En segundo lugar, están haciendo un vídeo para una audiencia occidental, por lo que necesitan alguien de habla inglesa para ser entendidos".

"Y tercero: es más shockeante para los televidentes, especialmente en Gran Bretaña, pensar que el verdugo proviene de un país como el de ellos, y que fue educado en una escuela como la de ellos".

Análisis

El público estadounidense da por hecho que una pistola debió estar apuntando a la cabeza de Foley para obligarle a leer ese discruso. Sin embargo, la convicción y la vehemencia de las palabras de Foley llaman la atención, y podrían refutar esa idea.

Algunas especulaciones suponen que el reportero, después de casi dos años de cautiverio, sufría Síndrome de Estocolmo: la condición por la cual la víctima comienza a empatizar con sus captores.

Una mejor explicación, de cualquier manera, es que Foley simplemente desconocía cuán cerca estaba de su propia muerte.

Se sabe que el periodista había sido sometido previamente a "asesinatos simulados", después de los cuales había sido liberado ileso a cambio de la obediencia a sus captores. También puede haber sido inducido a hacer esa declaración suponiendo que ésta nunca se haría pública.

"Por lo general, las personas secuestradas entran en shock antes de ser asesinados, pero en este caso, da una sensación increíble de lucidez y claridad", según Chris Chainey, un negociador con rehenes de la policía inglesa que ha trabajado en la liberación de personas en Irak.[4]

"Eso sugiere que él no sabe que está a punto de ser asesinado, y que supone que todavía tiene algo por ganar a partir de colaborar con sus captores".

La tesis de Chainey se apoya en el hecho de que el vídeo del asesinato parece haber sido filmado en varias tomas por separado. La primera toma, en la que Foley habla, lo muestra concentrado y relativamente calmado mientras aparece leyendo su declaración.

Referencias

Artículos relacionados

Vídeos