Justicia social

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Se puede ser injusto por voluntad de ofender a la justicia o por una mala lectura de lo que es la justicia. Pero casi siempre es el segundo caso el que se da.

—Simone Weil

Buenistas chilenos vistiendo ropa de marca, protestan contra la desigualdad en 2019.

La justicia social es un término utilizado por los socialdemócratas para referirse a la igualdad de oportunidades, el Estado de bienestar, la distribución de la renta, los derechos laborales y sindicales o el igualitarismo material, lo que se conoce como "igualdad mediante la ley". Este implica la posibilidad de tratos desiguales ante la ley con el objetivo de reducir desigualdades sociales. Como ejemplos de este igualitarismo material encontramos la redistribución de la riqueza o la discriminación positiva.

Orígenes ideológicos

La igualdad fue impulsada por el movimiento obrero y de modo más general, por la izquierda. Durante más de un siglo, buscó reducir las desigualdades entre las posiciones sociales gracias a la seguridad social contra los imprevistos de la vida y los riesgos de la economía. Esa redistribución de la riqueza se producía mediante retenciones sociales y un impuesto progresivo sobre la renta a fin de financiar los servicios públicos y del Estado de bienestar.

Es así como a día de hoy, distintas corrientes funcionales al marxismo cultural, entre cuyos precursores podemos encontrar a Antonio Gramsci y Ernesto Laclau, promueven este igualitarismo material y social, bajo el argumento de promover una equidad real. Así, la eterna dialéctica marxista de la "clase opresora" sobre la "clase oprimida" parece repetirse hasta el cansancio y trascender el aspecto económico en dirección a la cultura, en las corrientes hegemónicas actuales.

¿Igualdad de derechos o igualdad de resultados?

La igualdad ante la ley, significa que todos tenemos los mismos derechos y obligaciones, lo que permite que aquellos individuos mas productivos destaquen sobre el resto. Por otro lado, la igualdad mediante la ley implica utilizar al Estado para favorecer a unos a costa de otros, con la finalidad de emparejar resultados. Es aquí donde, desde la ley, se pretende ir más allá de penar todo tipo de discriminación y se empieza a discriminar a las "clases opresoras" en nombre de la equidad. Asimismo, quienes administran esa esquiva justicia social muchas veces con fines electorales son políticos y burócratas en lugar de jueces o tribunales.

Para entender por qué la igualdad mediante la ley no solo podría significar el atropello de distintos derechos y libertades, sino que, en realidad, no es más que una ficción, tenemos que comprender que el ser humano como individuo es único e irrepetible. Parece una obviedad reconocer las diferencias inherentes entre individuos y como estas influyen en sus capacidades y toma de decisiones. Sin embargo, para estos grupos promotores de la “verdadera igualdad”, existiría una especie de "derecho a tener cosas" por sobre el derecho a elegir, trabajar y esforzarse por obtenerlas.

La igualdad mediante la ley, es una ficción porque las diferencias individuales que pesan tanto en aspectos sociales como económicos, eventualmente terminarían acentuándose sin la intervención constante del aparato estatal. Precisamente al atacar estas diferencias, las políticas de redistribución de la riqueza terminan matando la productividad ante la falta de incentivos por sobresalir. Por otro lado, las políticas de discriminación positiva suelen ser ineficientes y en verdad injustas.

Mientras que la igualdad ante la ley apunta a garantizar un sistema no discriminatorio; la igualdad mediante la ley es completamente antagónica, pues tiene que recurrir necesariamente a algún tipo de discriminación para hacer a todos iguales. Es así que depende de la conveniencia de los políticos y la presencia constante del Estado en la vida personal del individuo para subsistir. La justicia social es por tanto una promesa vacía; una excusa del poder para justificar cualquier intervención política en la vida y en la propiedad de los ciudadanos.

Fuentes

Artículos relacionados