Karl Silberbauer

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Karl Josef Silberbauer nació en Viena, Austria, el 21 de junio de 1911 y murió en el año 1972. Fue un suboficial con el rango del SS Oberscharführer (Sargento Superior) del Sicherheitsdienst (servicio de seguridad) holandés.

Carrera policial

En 1931, se presentó como voluntario a prestar servicio en el Ejército Austríaco. Luego del servicio pasa al servicio de policía uniformada conocida como "Feldjäger" en 1937, siguiendo así los pasos de su padre. El 23 de septiembre de 1938, se une a la Policía de Investigaciones Criminales. En 1941, se unió a la Gestapo en Viena donde presta servicio hasta el 10 de noviembre de 1943 cuando es trasladado a Holanda. En 1943 fue transferido a la Sicherheitsdienst en La Haya, siendo asignado a la Sección IVB4, bajo las órdenes del SS Obersturmbannführer (Teniente Coronel) Adolf Eichmann.

Después de la guerra

Silberbauer sufrió un grave accidente en motocicleta en Holanda y es trasladado al Hospital de Amsterdam hasta febrero de 1945 cuando volvió a Viena, donde cumplió catorce meses de prisión por sus actividades durante la Segunda Guerra Mundial. En 1954 se le rehabilita como miembro de la policía vienesa.

En 1958, con el fin de desacreditar a los revisionistas que sostenían que el Diario de Ana Frank era falso, el judío Simon Wiesenthal comienza la búsqueda del hombre que la arrestó. El nombre de Silberbauer había aparecido en 1948 durante la investigación que pretendía descubrir quien había sido su delator.

Wiesenthal solicitó la ayuda del padre de Anne, Otto Frank. Este rechazó colaborar al considerar que era al delator que había que buscar, y no el oficial del arresto. Simon Wiesenthal, sediento de venganza, continuó la búsqueda y durante dos años fue descartando a otros catorce austriacos que tenían el mismo nombre. Finalmente lo localizó en Viena en octubre de 1963. Silberbauer fue suspendido de su puesto de policía mientras no acabara la investigación de sus actividades durante la guerra. Cuando los medios holandeses conocieron su paradero los entrevistaron. Silberbauer admitió que él mismo había arrestado a Ana Frank y que solo cumplía órdenes. La investigación para encontrar al delator fue reabierta cuando la historia se hizo pública el 11 de noviembre de 1963.

Aunque sus recuerdos de la detención eran claros, Silberbauer no pudo decir quién había sido la fuente de la denuncia. Sus superiores solo le habían indicado que era una fuente fiable y Julius Dettmann, que era quien había recibido la información, se había suicidado tras la guerra. No pudo aportar información adicional alguna que permitiese una investigación. Dada la falta de pruebas de conducta criminal y gracias también a la declaración de Otto Frank, que afirmó que el trato que recibieron de Silberbauer durante la detención había sido correcto y carente de crueldad, las pesquisas judiciales fueron abandonadas a pesar de las reiteradas protestas de Wiesenthal.

A Silberbauer se le retiró la suspensión y pudo volver a su cargo aunque solamente en la sección de Ficheros criminales ordenando fotografías de delincuentes pues no se le permitió portar armas nuevamente ni prestar servicio de Investigaciones.

Falleció el año 1972.

Artículos relacionados