Proteccionismo

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El proteccionismo es el desarrollo de una política económica en la que, para proteger los productos del propio país, se imponen limitaciones a la entrada de similares o iguales productos extranjeros mediante aranceles e impuestos a la importación que encarezcan el producto de tal suerte que no sea rentable.

Situaciones

La política proteccionista ha conocido distintos periodos de auge y decadencia. De forma general, en situaciones de economía de guerra o de autarquía, el proteccionismo se aplica de manera tajante.

En situaciones de crisis económica, ciertos niveles de protección a los propios productos evita una caída fulminante de precios y el consiguiente descalabro de algún sector de la economía nacional.

Proteccionismo en la actualidad

En la actualidad el proteccionismo está claramente presente en la Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea y de Estados Unidos, frente al resto de las economías del Tercer Mundo o emergentes para evitar que, con mano de obra y costes más baratos, la agricultura de aquellos se vea en claro retroceso, y es uno de los debates abiertos en la Organización Mundial del Comercio, toda vez que tal nivel de protección impide el desarrollo de las economías más pobres.

Según el economista Juan Ramón Rallo, mientras que los países ricos recurren al proteccionismo para protegerse frente a los menores salarios en el tercer mundo; los países pobres adoptan similares medidas contra la entrada de productos elaborados con tecnología de punta que permite una reducción en los costes de producción. Como resultado existe una doble restricción al libre comercio. Tanto unos como otros adoptan estas medidas.

Rol del comercio internacional

Si bien algunas restricciones pueden ser justificables, el comercio internacional ejerce un rol en toda economía saludable. En este sentido vale la pena analizar la posición de de Cristina Fernández cuando en 2011 defendió la sustitución de importaciones:

Es necesario no depender de la importación, por eso no queremos importar ni un clavo y queremos que sea todo producto argentino[1].
Cristina Fernández

Para entender qué es el comercio exterior, hay que tener en cuenta lo siguiente: ningún país posee todo lo que necesita[2]. Esto hace que dependa de otros países para cumplir con la demanda de cierta mercancía o servicio. Por ejemplo, un país puede ser rico en acero pero carecer de cobre. El comercio exterior permite ese intercambio haciendo posible que las naciones involucradas cubran sus necesidades de mercado. Asimismo, muchas materias primas, tecnología y productos importados son esenciales para la producción nacional y para las exportaciones.

Nos encontramos aquí con uno de los conceptos básicos de la economía tradicional: la idea de que los países pueden obtener ventajas si comercian entre sí, centrándose en lo que mejor hacen, en lugar de intentar producirlo todo[3]. La verdad, según especialistas, es que ninguna de las dos posiciones tiene que llevarse a su posición más extrema. Muchos países pueden buscar tener elementos de autosuficiencia y a la vez obtener de otros algunas de sus necesidades más básicas.

Referencias

Artículos relacionados

Enlaces externos