Renta básica universal

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Necesitamos crear alguna fuente de sustento para que nadie tenga la cruel necesidad de robar primero y luego morir.

—Tomas Moro, "Utopía", 1516.

Un perroflauta español pidiendo dinero en las calles mientras toca un instrumento musical.

La renta básica universal, es el derecho a recibir regularmente de manos del Estado y de manera incondicional, un dinero destinado a cubrir gastos básicos por parte de los ciudadanos o residentes de un país. Su carácter incondicional, al tratarse de una renta "universal", significa que tanto aquellos que no quieren trabajar como los que cuentan con altos ingresos o un gran patrimonio, seguirían disfrutando de una renta básica a costa de los impuestos pagados por el resto de la sociedad.

Por lo tanto, esta propuesta se diferencia de la asistencia social a aquellos que, por circunstancias ajenas a su voluntad, no pueden trabajar y no cuentan con ahorros suficientes como para vivir con dignidad.

Definiciones

Según el economista español Jose Iglesias Fernández, el hecho de que alguien exista, significa que el resto de la sociedad está obligada a cubrir los gastos de aquello que esta persona necesite para vivir con dignidad:

La Renta Básica es un concepto muy sencillo, que consiste en el derecho que tiene cada ciudadano/a a percibir una cantidad monetaria periódica para cubrir las necesidades materiales, sin ninguna condición que lo limite. Es decir, únicamente por el mero hecho de nacer, por la singular razón de existir, la sociedad esta obligada a proporcionar a cada ser humano los medios materiales que garanticen el bienestar social que necesita para sobrevivir con dignidad.
Jose Iglesias Fernández

Según Juan Ramón Rallo, doctor en economía:

La renta básica universal es proporcionada por el Estado a todos los ciudadanos de manera incondicional. Es una renta que se paga a los más pobres y a los más ricos, a quienes trabajan y a quienes no lo hacen, a quienes podrían trabajar y a quienes se niegan a hacerlo.
Juan Ramón Rallo

Como explica su defensor más conocido dentro de España, Daniel Raventós:

La definición de la renta básica es clara y sencilla: es un ingreso pagado por el Estado a cada miembro de pleno derecho de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre; o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva.
Daniel Raventós

Asimismo, el que probablemente sea su principal proponente mundial, Philippe van Parijs, la describe de este modo:

Una renta básica es una renta abonada por la comunidad política a todos sus miembros individuales, con independencia de su situación económica o de su predisposición a trabajar.
Philippe van Parijs

Por el contrario, una renta subsidiaria de subsistencia como la que defendía Friedrich Hayek, se proporciona a aquellos que no pueden prosperar por sí mismos. Por consiguiente, la idea de Hayek se aproxima más a la de un seguro universal de subsistencia: garantizar a todos los ciudadanos que si, debido a circunstancias ajenas a su voluntad, son incapaces de generar la suficiente riqueza como para subsistir, el dinero que necesitan se le proporcionará de manera subsidiaria. No es pues, una renta básica ni universal.

Historia

Portada de una edición moderna del libro "Utopía" con la ilustración que llevaba la primera edición de 1516.

Una de las primeras referencias a lo que hoy se entiende como renta básica proviene de la novela de Tomas Moro, "Utopía" de 1516. Allí se describe una suerte de paraíso socialista donde los individuos conviven en una isla de 54 ciudades idénticas, menos la capital. No existe la propiedad privada, todo es público y vivían la misma cantidad de personas en cada ciudad. Si por alguna razón habían más personas en una ciudad, cada 10 años se mudaban para equilibrar la población y que las personas no tuviesen arraigo y por tanto identidad cultural asociada a una región.

Los ciudadanos vestían ropas hechas por ellos mismos. Al no existir la propiedad privada, no existe el dinero y todos trabajaban por el bienestar de todos. La jornada laboral era de seis horas y si llegase a existir abundancia, se reducía la jornada para todos. La educación es para todo aquel que fuese apto para ello y que sus investigaciones den resultados.

El libro describe un estado de bienestar para todos los habitantes, donde los individuos mas productivos, los mas capaces y los mas esforzados, estarían contentos con recibir los mismos beneficios que holgazanes, vagos o incompetentes. Al no abandonar sistemáticamente la ciudad aquellos mas productivos, las necesidades básicas del resto quedarían cubiertas por la cooperación de todos.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Vídeos