Revolución Cultural

De Metapedia
(Redirigido desde «Revolución cultural»)
Saltar a: navegación, buscar
Una víctima de los Guardias rojos durante la Revolución Cultural

La Gran Revolución Cultural Proletaria (en chino: wénhuà dà gémìng, literalmente 'Gran Revolución Cultural') fue una gigantesca purga organizada por el líder del Partido Comunista de China Mao Zedong, quién entre 1966 a 1976, animó a las masas a denunciar y detener a altos cargos del partido e intelectuales a los que Mao y sus seguidores acusaron de traicionar los ideales revolucionarios, al ser, según sus propias palabras, partidarios del camino capitalista.

En el trasfondo fue una lucha por el poder en la que la aspiración de Mao por recuperar su autoridad tras el fracaso del Gran Salto Adelante se vio apoyada por las ambiciones de otros miembros del partido, como su esposa Jiang Qing y el líder del ejército Lin Biao. El objetivo principal era apartar del poder político a Liu Shaoqi, jefe del estado, y a Deng Xiaoping, secretario general del Partido.

Desarrollo

Mao, apoyado por un sector dirigente del Partido (Banda de los Cuatro), utilizó una gigantesca movilización estudiantil (Guardias rojos) para desacreditar al ala derecha, pro-capitalista (encabezada por Liu Shaoqi, Peng Zhen y Deng Xiaoping), dentro del aparato del Partido Comunista Chino. Esta recorrió todo el país, afectando también a las áreas rurales, terminó por extenderse a la clase obrera y, finalmente, a los soldados del Ejército Popular, convirtiéndose en un cuestionamiento generalizado contra las autoridades del Partido, que amenazaba con escapársele de las manos.

Este proceso dio lugar a la conformación de Comités Populares de obreros, soldados y cuadros del partido por cerca de la mitad del país, los cuales funcionaban como órganos de doble poder popular en las distintas tareas de administración y gobierno; situación que Mao logró encauzar, situándolos bajo la dirección del Partido.

Esta situación duró hasta 1976, momento en que un golpe de Estado militar encabezado por Deng Xiaoping, con una dura represión, restauró en el poder a la facción encabezada por él mismo, procediéndose al arresto de la Banda de los Cuatro y la vuelta al statu quo, emprendiendo los cambios en la economía que, bajo el nombre de socialismo con características de mercado, iniciarían la vuelta a la economía de mercado capitalista.

Papel de los judíos

Los judíos estuvieron profundamente involucrados en las revoluciones comunistas no sólo en Europa y en Rusia, sino también en Asia, y especialmente en China, donde estuvieron detrás del ascenso al poder de Mao Tse Tung, el tirano que torturó y asesinó de 70 a 80 millones de chinos durante su brutal reinado. Prácticamente no había comunidades judías de las que hablar, aún así, los judíos que llegaron a China no solo participaron en la revolución, sino que también ayudaron a iniciarla y luego se quedaron o se unieron luego. Entre los judíos que participaron activamente en la revolución comunista en China se incluyen Grigorii Gershuni, Grigorii Voitinski, Boris Shumiatsky, Michail Borodin, Adolf Joffe, Pavel Mif, David Crook, Sidney Rittenberg, Israel Epstein, Sidney Shapiro, Solomon Adler, Sam Ginsbourg, Michael Shapiro y más. Su principal actividad para la revolución fue casi exclusivamente la elaboración de propaganda y el lavado de cerebro.[1]

Referencias

  1. Yitzhak Shichor, Jewish Contributions to the Chinese Revolution University of Haifa and Hebrew University of Jerusalem.

Artículos relacionados