Serguéi Lavrov

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Serguéi Lavrov
Desde hace tiempo escuchamos a los sabios judíos decir que los mayores antisemitas son justamente los judíos.

—Sergei Lavrov

Serguéi Víktorovich Lavrov (Moscú, 21 de marzo de 1950) es un político y diplomático ruso, Ministro de Asuntos Exteriores desde 2004.

Carrera diplomática

Sirvió como diplomático para la Unión Soviética en Sri Lanka hasta 1976. En 1981 formó parte de la Delegación Diplomática Soviética en las Naciones Unidas hasta 1988. El 24 de febrero de 2004 fue designado por el presidente de Rusia, Vladímir Putin como Ministro de Asuntos Exteriores, sucediendo a Ígor Ivanov. Se mantuvo en el cargo a lo largo de los dos primeros mandatos presidenciales de Putin, en 2008 fue ratificado en el cargo por Dmitri Medvédev, a quien acompañó durante su período presidencial, y volvió a ser ratificado en el cargo por Vladímir Putin a su regreso al Kremlin. Lleva 18 años continuados al frente de la Cancillería rusa.

Controversia sobre el judaísmo de Hitler

Durante una entrevista a un canal italiano el 1 de mayo de 2022, el periodista le preguntó como es eso de que Rusia invadió Ucrania para combatir al nazismo si el propio presidente del país es judío. Lavrov respondió:

También Hitler tenía orígenes judíos, por lo que no significa absolutamente nada. Podría estar equivocado, pero Hitler también tenía sangre judía.
Sergei Lavrov

Pero además, acusó de antisemitas a los judíos:

Desde hace tiempo escuchamos a los sabios judíos decir que los mayores antisemitas son justamente los judíos[1].
Sergei Lavrov

Israel calificó las afirmaciones de Lavrov como "una falsedad imperdonable" y el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí exigió una disculpa.

Esas mentiras pretenden acusar a los propios judíos de los crímenes más horribles de la historia que se cometieron contra ellos.
Naftali Bennett, Primer Ministro de Israel

Según Israel, el presidente ruso Vladimir Putin "se disculpó" en una llamada con el primer ministro Bennett[2]. Sin embargo, el relato de Rusia sobre la conversación no menciona ninguna disculpa[3] y sugiere que la llamada se produjo con motivo del Día de la Independencia de Israel. El Kremlin se limitó a declarar que ambos mandatarios destacaron la necesidad de preservar "la verdad histórica" de la Segunda Guerra Mundial, "incluidas las víctimas del Holocausto"[4].

Desde el comienzo de la guerra, Israel había evitado hacer críticas directas al gobierno ruso y decidió no aplicar sanciones formales a sus oligarcas por temor a complicar las relaciones con Rusia.

Referencias