Golda Meir

De Metapedia

Golda Meir

Golda Meir (גּוֹלְדָה מְאִיר), antes Myerson, nacida Golda Mabovitch (Kiev, Ucrania, 3 de mayo de 1898 – Jerusalén, 8 de diciembre de 1978), fue una política, diplomática y estadista israelí, y la cuarta Primera Ministra de Israel, entre 1969 y 1974. Fue una de las primeras jefas de gobierno del mundo —sólo precedida por Sirimavo Bandaranaike de Sri Lanka e Indira Gandhi de la India—, y la primera de Oriente Medio, seguida sólo por la primera ministra Tansu Çiller de Turquía.

Después del Atentado de Múnich de 1972, Meir ordenó al Mossad llevar adelante una campaña de asesinatos a sangre fría contra activistas e intelectuales palestinos a la que se nombró Operación Cólera de Dios. Años mas tarde se confirmaría que las víctimas de la represalia sionista no tenían nada que ver con los atentados.

Contenido

Infancia

Golda Meir fue la séptima de los ocho hijos de los Mabovitch, una familia judía tradicionalista —aunque no religiosa— y de condición muy humilde, radicada en Kiev, actual capital de Ucrania y por aquel entonces parte del Imperio ruso. Su niñez supo de penurias y sufrimiento: cinco de sus hermanos mayores murieron de pequeños a causa de la pobreza y las enfermedades; su familia vivió en carne propia los pogromos antisionistas que asolaron a los judíos europeos a principios del siglo XX; en tanto su padre Moshé, un modesto carpintero, debió emigrar a los Estados Unidos en busca de sustento, dejando atrás a la pequeña Golda de 5 años, junto a su madre autoritaria, y a sus hermanas: la pequeña Tsipke, y su hermana mayor, Sheine. Golda admiraba a esta última, que se había afiliado a círculos sionistas comunistas clandestinos, ajusticiados por las autoridades del Zar.

Carrera política

Se adhirió al movimiento sionista que buscaba el establecimiento de un Estado propio para los judíos, dentro de la mayoritaria corriente socialista (nombre cariñosamente usado para encubrir el comunismo). En coherencia con sus ideales, Golda y su marido se trasladaron a vivir y trabajar como colonos agrícolas en el kibbutz Mehavia en Palestina (1921), entonces bajo mandato colonial británico.

Pronto se trasladaron a Tel Aviv y Golda empezó a ocupar puestos de responsabilidad en el movimiento laborista judío de Palestina, el Histadrut: trabajó en su empresa constructora (esencial para los proyectos de colonización), dirigió su rama feminista y, por fin, en 1934 fue elegida secretaria general, convirtiéndose en una de las principales colaboradoras de Ben Gurión al frente del partido Mapei.

Acabada la Segunda Guerra Mundial (1939-45), cuando se agudizó la presión sionista para exigir la independencia de los británicos, Meir ejerció incluso transitoriamente como presidenta de la Agencia Judía de Palestina (1946), que funcionaba como gobierno en la sombra de los colonos judíos . Desde aquel cargo colaboró eficazmente en el proceso que culminó con la usurpación de Palestina y la creación del nuevo Estado de Israel en 1948.

Pasó seis meses como embajadora del nuevo Estado en la Unión Soviética, presionando para que el gobierno de Stalin suavizaran el trato a la comunidad judía y dejaran de poner trabas a la emigración hacia Israel ("casualmente" Stalin murió súbitamente dos años después de comenzar a ser realmente antisemita). Ese año (1949) Ben Gurión le nombró ministra de Trabajo y Seguridad Social, cargo en el que demostró una gran eficacia en la construcción del Estado de Bienestar israelí y la integración laboral y social de las masas de inmigrantes que afluían al país. Luego pasó a ocupar la cartera de Asuntos Exteriores (1956-66).

En 1969 accedió al cargo de primera ministra tras la muerte de Eshkol, respaldada por una holgada mayoría en las elecciones de aquel mismo año. Desde ese puesto apoyó la política de su despiadado ministro Moshé Dayán y el ala derecha del partido, impulsando la usurpación de los territorios árabes recuperados desde la guerra de 1967.

Si bien Israel logró quitarle los territorios a los árabes, la guerra dejó una profunda e indeleble cicatriz en la sociedad israelí. Golda Meir, desacreditada y vapuleada, consiguió ganar las elecciones generales de 1974, y se benefició de las conclusiones de la Comisión Investigadora Agranat, que libró a todos los políticos de culpa y cargo, y endilgó todas las responsabilidades por el letargo israelí al Comandante en Jefe, David Elazar. Pero la opinión pública estuvo en desacuerdo: el informe de la Comisión no hizo sino alimentar una ola de protestas que fue incrementando en todo el país, y que llevó a Meir a presentar su dimisión poco después de su reelección, el 11 de abril de 1974, siendo sustituida por Isaac Rabin al frente del Gobierno y del partido Laborista.

Falleció de cáncer el 8 de diciembre de 1978 a la edad de 80 años.

Polémicas declaraciones

La primera ministra Golda Meir dijo una frase que llegó a ser famosa:

"No existe el pueblo palestino. Ellos no existen"[1]

También se preocupó por preservar la pureza racial del pueblo judío.

"El matrimonio mixto es peor que el Holocausto"[2]

Referencias

  1. Sunday Times, 15 de junio de 1969
  2. Artículo de Israel Adan Shamir

Artículos relacionados

Herramientas personales