Guerra de Secesión

De Metapedia

En este cuadro, las tropas del Norte con sus característicos uniformes azules (a la izquierda), cargan contra el ejército Sureño (a la derecha) que aparecen vistiendo sus uniformes grises.

La Guerra de Secesión o Guerra Civil Estadounidense (en inglés: American Civil War) fue un conflicto significativo en la historia de los Estados Unidos de América, que tuvo lugar entre los años 1861 y 1865.

Los dos bandos enfrentados fueron las fuerzas de los estados del Norte (la Unión) contra los recién formados Estados Confederados de América, integrados inicialmente por 7 estados del Sur que proclamaron su independencia.

Varias tribus amerindias, poseedoras de esclavos, apoyaron a la Confederación, provocando en el territorio indio una pequeña guerra civil muy sangrienta.

Como resultado de la Guerra de Secesión, las fuerzas de la Unión lograron imponerse gracias a la superioridad numérica y un exitoso bloqueo naval que debilitó al bando Confederado. Después del conflicto los estados que habían optado por la independencia de la Unión, fueron sometidos obligándoles a integrarse nuevamente en ésta y acatar las leyes abolicionistas.

Contenido

Causas

El detonante del conflicto fue la negativa de Abraham Lincoln a permitir que los estados del sur lograran la independencia para vivir de acuerdo con sus propias leyes. Este les negó su Derecho de autodeterminación, declarando ilegal la independencia e imponiéndoles un bloqueo comercial.

Según la opinión generalizada de los historiadores oficialistas, dos fueron las causas fundamentales de la secesión. Por un lado la intención de los republicanos de restringir, incluso eliminar, el esclavismo. Por otro lado, las grandes limitaciones de poder político que tenían los estados de la Unión.

Pero como lo admitiría el propio Lincoln, la abolición de la esclavitud no fue la causa de la guerra sino un medio para debilitar a los estados del sur, cuya economía dependía de esta práctica.

Mi objetivo supremo en esta lucha es la salvación de la Unión y no la protección o el aniquilamiento de la esclavitud. Si yo pudiera salvar la Unión sin libertar un solo esclavo, lo haría; y si pudiera salvar la Unión libertando a unos y a otros no, también lo haría. Lo que hago con respecto a la esclavitud y a la raza negra lo hago porque creo que contribuye a salvar la Unión. Y lo que dejo de hacer lo dejo de hacer porque no creo que pueda contribuir a salvar la Unión.
Abraham Lincoln.

La venta o subasta de esclavos era una actividad común en los estados del sur. Utilizados para labores domésticas y agrícolas, sobre todo en plantaciones algodoneras, los esclavos negros eran tasados según sus capacidades físicas.

En el trasfondo, esta guerra fue una lucha entre dos tipos de economías, una industrial-abolicionista (Norte) y otra agraria-esclavista (Sur), las cuales eran totalmente diferentes y opuestas entre sí. Los Sureños declararon que no peleaban sólo por la esclavitud. Después de todo, la mayoría de los soldados confederados eran demasiado pobres para poseer esclavos. Mientras casi el 40% de todos los judíos propietarios de viviendas en los Estados Unidos poseían uno o más esclavos, menos del 5% de la población blanca tenía esclavos y menos el 2% de los blancos tenían esclavos en toda América antes de la Guerra civil[1].

De hecho el presidente de los Estados Confederados Jefferson Davis no hizo referencia explícita alguna a la esclavitud en su discurso de investidura. En su lugar acentuó la importancia de los derechos de los estados a implantar sus propias políticas, en detrimento de un gobierno federal, como la razón fundamental de la secesión.

El Vicepresidente de la Confederación, Alexander Stephens, declaró como la nueva Constitución eliminaba las tarifas y la cláusula de comercio (Commerce Clause, artículo de la Constitución que otorgaba la exclusividad al Gobierno federal de comerciar con Estados extranjeros), quitando, de este modo, poder al Congreso para regular cualquier aspecto comercial. Stephens creía que un nuevo país tendría una clara delimitación entre las responsabilidades federales y estatales, y llevó a una posición similar a esta a Carolina del Sur durante la «Crisis de la Anulación» (Nullification Crisis) donde mantenía que el Gobierno federal no debía pagar las construcciones e infraestructuras internas de los estados.

Desarrollo del conflicto militar

Al llegar a la presidencia el candidato republicano Abraham Lincoln, quién era favorable a los intereses del Norte se produjo la división con los estados del Sur. Los del norte, o "republicanos", eran 23 estados, con 2.200.000 soldados. Los del Sur, o "confederados", contaban con 1.064.000 soldados, aportados por principalmente por 7 estados (Carolina del Sur, Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Louisiana y Texas) mas otros 4 estados que se unieron a la confederación posteriormente. La Confederación buscaba lograr la independencia de la Unión por lo que nombraron como presidente a Jefferson Davis. Abraham Lincoln no estaba dispuesto a permitir la separación, la declaró ilegal, y el Sur debió sufrir bloqueo de suministros para desembocar en una guerra armada que se extendió por cuatro años. Sin embargo el Sur aspiraba a que la guerra de independencia no significara una ruptura total de las relaciones con el Norte.

Los confederados generalmente tuvieron la ventaja de pelear en su propio territorio, y su moral era excelente. Tenían magníficos soldados, pero eran mucho menores en número que las fuerzas de la Unión del Norte. Al finalizar la guerra, algunos de los integrantes de dichas partidas fueron perseguidos como forajidos por las tropelías cometidas durante la contienda.

El ejército Sureño obtuvo importantes victorias en la primera etapa de la guerra, pero en el año 1863 su comandante, el General Robert E. Lee, se dirigió hacia Pensilvania. En Gettysburg se encontró con un ejército de la Unión, y así dio comienzo la batalla de mayor magnitud jamás librada en suelo estadounidense. Después de tres días de lucha desesperada, los Confederados fueron derrotados. La marina de la Unión rápidamente impuso un bloqueo que creó grave escasez de material bélico y bienes de consumo en la confederación. Al mismo tiempo, en el río Misisipi, el General de la Unión, Ulysses S. Grant, tomó la importante ciudad de Vicksburg. Las fuerzas de la Unión controlaban ahora todo el valle del Misisipi, dividiendo en dos a la Confederación y ahogando su salida al mar.

En 1864, un ejército de la Unión al mando del General William Tecumseh Sherman atravesó Georgia destruyendo el campo. Mientras tanto, el general Grant se batía implacablemente con las fuerzas de Lee en Virginia. El 2 de abril de 1865, Lee se vio forzado a abandonar Richmond, la capital de la Confederación. Una semana después se rindió y todas las demás fuerzas confederadas se rindieron poco después. El 14 de abril de 1865, Lincoln fue asesinado por el actor John Wilkes Booth. El 12 de mayo de 1865, la Unión atacaba el Rancho Palmito en el condado de Cameron, en la frontera de México, donde permanecían todavía fuerzas confederadas.

El saldo de la contienda fue de 360.000 muertos (110.000 caídos en combate) para la Unión y 258.000 (93.000 caídos en combate) para los Confederados. Hubieron cientos de miles de heridos en cada bando. Ante la falta de higiene en las operaciones, la cantidad de amputados creció de forma alarmante.

Principales Batallas de la Guerra

Abajo se muestra una lista de las batallas más importantes y decisivas de la Guerra Civil Estadounidense.

Referencias

Artículos relacionados

Herramientas personales
Otros idiomas