Golpe de estado del 23 de febrero de 1981

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Antonio Tejero durante el golpe.

El golpe de estado del 23 de febrero de 1981 (conocido comúnmente como 23-F) fue un fallido intento de golpe de estado cuyo objetivo era devolver un régimen franquista en España por parte de un grupo de guardias civiles liderados por el teniente coronel Antonio Tejero que, en medio de una votación realizada en el Congreso de los Diputados irrumpieron en la sala, manteniendo secuestrados durante una noche entera a los diputados que se encontraban en el edificio.

Antecedentes

La crisis económica y el paro hacían difícil la vida en una España que vivía una transición hacia la democracia tras 40 años de régimen franquista. Por su parte, la banda terrorista marxista ETA sumía el país en un continuo baño de sangre con la realización frecuente de atentados. La nueva organización territorial del estado no estaba clara aún, y grupos filofranquistas veían como el gobierno permanecía latente en gran medida ante las adversidades. La legalización del genocida Partido Comunista Español (PCE) fue la chispa que llevó a los militares a planear devolver el anterior régimen al gobierno.

Operación Galaxia

Artículo principal: Operación Galaxia


Tras la legalización del PCE, el ejército muestra un profundo rechazo hacia la misma. Días después de la decisión, el almirante Gabriel Pita da Veiga y Sanz, ministro de marina, presenta su dimisión. El consejo superior del ejército emite un comunicado en el que manifiesta su disconformidad con la decisión, aunque asegura acatarla. Sin embargo, un año después era desarticulado un plan de intento de golpe de estado, conocido con el nombre de Operación Galaxia.

Crisis de gobierno

En 1980, el gobierno de Adolfo Suárez entraba en crisis. Tras la dimisión del entonces ministro de cultura, el PSOE presenta una moción de censura contra la UCD que conllevó, en cierto modo, que también dimitiese el vicepresidente del gobierno. Entre 1981 y principios de 1982 los acontecimientos comienzan a precipitarse tras los rumores de sustitución del presidente del gobierno y, por su parte, los abucheos e incidentes hacia el rey por grupos de la izquierda radical durante una visita al País Vasco. Con semejante panorama, el día 18 Calvo-Sotelo presentaba su gobierno, pero en la votación del día 20 no obtuvo la mayoría necesaria para la investidura, por lo que debía producirse una nueva votación el día 23, día que elegirían los golpistas para su tentativa de golpe de Estado.

El asalto

El día 23 de febrero todo estaba perfectamente coordinado para que el golpe de estado saliese tal y como estaba planeado. Eran las 18:00 horas de la tarde cuándo las votaciones en el Congreso comenzaban, y ya estaban los guardias civiles preparados. Justo 22 minutos después, mientras un diputado socialista se preparaba para emitir su voto, comenzaba la operación. Un grupo de guardias civiles, encabezados por el teniente coronel Antonio Tejero irrumpía en el Congreso armados con varios subfusiles y pistolas. Éste se subió a la tribuna arma en mano y dijo la famosa frase "¡Quieto todo el mundo! ¡Que se sienten, coño! ¡Al suelo!", y una cámara de televisión recogió el tenso momento. Fue entonces cuando el coronel Gutiérrez Mellado se levantó y les pidió que cesaran el golpe de estado, a lo que los militares respondieron con numerosos disparos que provocaron el pánico en la sala. Mientras tanto, en Valencia, como ya estaba planeado, se inició una sublevación por parte del Capitán General Jaime Milans del Bosch, quién ordenó sacar algunas compañías de carros de combate y fuerzas militares que rodearon la ciudad esperando el avance del golpe.

El golpe fracasa

Numerosos acontecimientos aún no aclarados correctamente hicieron que el golpe de estado fracasase. A la una y cuarto de la madrugada del día 24 de febrero el rey daba un mensaje de tranquidad, mostrando su apoyo a la democracia y condenando el golpe. Tras la intervención, Del Bosch anuló sus planes sobre las cinco de la madrugada y se entregó a la policía. Tejero resistió hasta por la mañana y sobre las 15:00 horas aproximadamente se liberó a todos los políticos del Congreso de los Diputados. No hubo que lamentar ningún herido, tan sólo pequeños agujeros por las paredes de la sala que actualmente se pueden observar.

El 8 de Marzo de 1981 fueron juzgados Antonio Tejero, Milán del Bosch y el militar Alfonso Armada por el intento de golpe de estado. Fueron condenados a 30 años de prisión.

Artículos relacionados

Videos

Golpe de estado del 23 de febrero de 1981