Informe Korherr

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Informe Korherr

El Informe Korherr[1] es un documento acerca del desarrollo de la situación de los judíos en Europa bajo el control alemán desde 1933 hasta el 31 de diciembre 1942. Fue realizado por el inspector jefe de la Oficina de Estadísticas de las SS, el Dr. Richard Korherr, entre diciembre de 1942 y el 18 de enero de 1943, siguiendo las instrucciones de Heinrich Himmler. El informe final, publicado en marzo de ese mismo año, resumía los avances de la Solución Final al Problema Judío y contenía un informe complementario que abarcaba el primer trimestre de 1943.

Si bien el texto en sí mismo en ninguna parte hace alusión alguna a un exterminio de judíos, la historia oficial fomenta toda clase de teorías conspirativas que sostienen que estamos frente a evidencia documental directa de un plan secreto contra los judíos. Para ello basta con reemplazar la palabra "evacuación" o "tratamiento especial" por "exterminio" al ser las primeras dos palabras unos supuestos eufemismos que encubrirían el significado "real" del plan.

En la década de los setentas esta y otras teorías conspirativas fueron desbaratadas cuando el propio autor del informe salió a la luz pública para aclarar que en ningún momento se refirió a un exterminio. No habiendo sido acusado de crimen alguno, el Dr. Korherr escribe "Tengo que protestar contra el empleo del verbo 'morir' en este contexto" y calificó la interpretación que se le estaba dando a los textos de "absolutamente inexacta". La realidad es que no hay nada en el documento en sí que avale la tesis del exterminio; conclusión a la que se suele llegar retorciendo el sentido de los textos en base a una idea preconcebida.

Las cifras

En marzo de 1943, Korherr informó que un total de 1.873.594 judíos de varias nacionalidades se hallaban sujetos a un programa de "evacuación", "incluyendo Theresienstadt y Sonderbehandlung" (sic). El informe también contenía el número de judíos en los guetos de Theresienstadt, Lodz y el Gobierno General, en los campos de concentración y en ciudades alemanas a cuenta de un permiso especial concedido por motivos económicos. También se subraya que entre 1933 y el 31 de diciembre de 1942 murieron en los campos de concentración alemanes, 27.347 judíos.

Teorías conspirativas exterministas

Como ya se ha dicho, la historia oficial presenta este documento como prueba de genocidio. Se alega que cuando Himmler hubo examinado el informe, dijo a Korherr, por medio de Brandt, que el término "Sonderbehandlung" no debía utilizarse en aquél y que debía hablarse del transporte hacia el Este. Sin embargo, el documento tal y como ha llegado hasta nosotros utiliza la palabra en el sentido indicado. No insinúa cómo debe interpretarse la palabra, pero ya que se refiere a Theresienstadt, es obvio que debe hacerse en sentido favorable; como una referencia a algún trato de favor.

Poco después Himmler escribió en un documento, supuestamente con sus iniciales, que consideraba "el informe como una precaución para el futuro y en especial con intenciones de camuflaje". El documento no indicaba qué es lo que iba a camuflarse pero al ser juzgado Adolf Eichmann testificó que tras el desastre de Stalingrado (enero de 1943), el Gobierno alemán aceleró la marcha de las deportaciones "por razones de camuflaje", o sea para tranquilizar al pueblo alemán diciendo que todo marchaba correctamente en el exterior. Himmler precisó que el informe Korherr no sería hecho público "en el momento" pero lo del camuflaje podría aún interpretarse en el sentido sugerido por Eichmann (la declaración de Eichmann no era acerca del informe Korherr).

Como claramente se desprende de todos los trabajos sobre la política alemana de poblaciones en Polonia, por ejemplo los de Dawidowicz y el de Koehl, se transportaba constantemente a los judíos de acuerdo con la política alemana global de concentrarlos tan al Este como fuera posible. Según el informe Korherr de marzo de 1943, habían sido transportados 1.449.692 judíos "de las provincias orientales a Rusia Oriental". Más adelante se especificaba que el 90% de éstos había pasado por campos del Gobierno General y otros habían pasado por campos del Warthegau (es de suponer que quería decir principalmente Lodz). El gigantesco gueto de Varsovia fue saldado en la primavera de 1943 y la mayoría de los judíos fueron enviados hacia el Este, con Treblinka haciendo las veces de campo de tránsito para el reasentamiento. Sin embargo esto sólo se consiguió después de una enconada resistencia judía, y una batalla que tuvo resonancia mundial mientras sucedía.

No obstante, el reasentamiento no se completó puesto que siempre hubo al menos algunos judíos donde el gueto y todos los guetos mayores se mantuvieron en uno u otro grado a lo largo de la guerra. Cuando en un gueto se anunciaba un reasentamiento, era tarea de la Judenrat elaborar las listas de aquellos a reasentar, y con sólo raras excepciones, los judíos a reasentar se marchaban pacientemente, ya que era bien sabido que el "reasentamiento" tenía un significado literal.

Parece que las epidemias eran comunes en los guetos. Los alemanes las atribuían a una "falta de disciplina" por parte de los judíos. Tomaron cuantas medidas pudieron y, como anunció el New York Times en al menos una ocasión, "se mandaron a Varsovia muchas ambulancias para desinfectar el gueto".

Significado del informe según el autor mismo

Richard Korherr en torno al año de 1978.

Aunque el documento se conservó como "prueba" de lo que se presume que dice en lenguaje secreto, nadie mostró interés en preguntarle al propio autor a que se refería. No fue hasta muchos años después cuando Korherr puso en peligro su libertad y seguridad personal al salir a aclarar el tema públicamente en la Alemania de pos guerra. En una carta al semanario alemán Der Spiegel protestó contra la interpretación que se estaba dando al documento.

La afirmación según la cual yo habría podido establecer que más de un millón de judíos han podido morir en los campos del Gobierno General de Polonia y de los territorios del río Varta, a consecuencia de un tratamiento especial (Sonderbehandlung), es absolutamente inexacta. Tengo que protestar contra el empleo del verbo 'morir' en este contexto. Es justamente el término "tratamiento especial" el que me incitó a pedir una explicación por teléfono a la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA). Se me respondió que este término se aplicaba a los judíos que debían ser asentados (angesiedelt) en el distrito de Lublin.
Richard Korherr, en una carta a Der Spiegel del 25 de julio de 1977

Korherr trabajó para Alemania Oriental como Ministro de Finanzas después de la guerra, afirmando desconocer cualquier significado secreto de las cifras del informe, por lo que fue finalmente despedido de su puesto en 1961.

En resumidas cuentas, no hay nada en el documento en si que avale la tesis del exterminio. Tesis a la que solo se puede llegar retorciendo el sentido de los textos en base a una idea preconcebida. Estamos, por tanto, ante un nuevo error de razonamiento que consiste en dar por admitido, desde el principio de la demostración, aquello que se pretende demostrar.

Robert Wolfe engaña a sus lectores

En la pag. 34, Robert Wolfe reproduce las páginas primera y novena del Informe Korherr:

En la última página del informe, reproducida aquí, hay un pasaje que dice: "En suma, desde 1933, la comunidad judía de Europa ... habrá perdido pronto la mitad de su efectivo" por el asesinato y la emigración (...). Heinrich Himmler devolvió el informe al Dr. Korherr para su corrección, pidiéndole que sustituyera la expresión fácilmente reconocible "trato especial de los judíos" por "transporte de los judíos hacia el Este de Rusia", con el fin de ocultar la realidad de la masacre. En realidad el informe estimaba cuantos judíos habían sido "transportados" hacia la muerte y cuantos quedaban todavía por matar.

Se apreciará la deshonestidad que supone añadir, a continuación de la frase traducida del informe Korherr, la expresión: "por el asesinato y la emigración". Este añadido hace creer al lector poco atento que el estadista alemán estudiaba concienzudamente el estado ya avanzado del Holocausto el 31 de diciembre de 1942, cuando la verdad es que su informe no contiene para nada ninguna alusión a un hipotético asesinato en masa. A fin de reforzar su tesis, Wolfe explica que, en el informe final, Korherr reemplazó la expresión "trato especial de los judíos" por "transporte de judíos hacia el Este de Rusia". Pero nuestro autor 'olvida' mencionar que en 1977 el propio Korherr explicó este asunto. Consiguientemente, cuando Korherr corrigió su informe, no trataba de ninguna manera de camuflar una masacre en masa, sino de sustituir un término por otro más adecuado. Además, actualmente se sabe que numerosos judíos no estuvieron en Auschwitz o en Treblinka más que de paso, siendo enviados enseguida más lejos hacia el Este.[2] Por tanto las afirmaciones de Korherr quedan confirmadas y su informe del 27 de marzo de 1943, lejos de probar el Holocausto, demuestra por el contrario que los judíos fueron, conforme a lo que se había dicho en Wannsee, "empujados" hacia el Este.

Bibliografía

Referencias

  1. Korherr Report, Núremberg documents, NO-5193-5198
  2. Jean-Narle Boisdefeu La Controverse sur I'Extermination des Juifs par les Allemands

Artículos relacionados

Enlaces externos