Invasión de Afganistán de 2001

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El holocausto afgano.

La Invasión de Afganistán de 2001 se inició el 7 de octubre de 2001, después de que Estados Unidos acusara al régimen talibán afgano de ocultar a Osama bin Laden, responsable directo de los atentados del 11 de septiembre. Estados Unidos y numerosos países aliados procedieron a invadir y ocupar sangrienta e ilegalmente Afganistán.

Desarrollo

Estados Unidos obtuvo el apoyo de la ONU. El día de la invasión, fuerzas especiales de Estados Unidos se infiltraron en el territorio con el objetivo de contactar a la denominada Alianza del Norte para incorporarlos a la operación contra el gobierno Talibán. A las 17.00, hora local, se inició una campaña de bombardeos contra las posiciones del ejército Talibán y de campos de Al Qaeda.

Los primeros ataques se dirigieron contra supuestos campos de entrenamiento de Al Qaeda -donde se sospechaba que podían disponer de misiles tierra-aire Stinger suministrados por el propio Estados Unidos a la resistencia durante la invasión soviética de los 80- y los sistemas de defensa antiaérea afganos. Aproximadamente al quinto día de las operaciones, los sistemas de defensa antiaérea estaban prácticamente destruidos, las pistas de aterrizaje de aviones inutilizadas y las comunicaciones internas del ejército afgano eran incapaces de coordinar las operaciones militares.

Por su parte, la Alianza del Norte tenía problemas para avanzar en el frente hacia la capital. A los quince días de la invasión requirió de Estados Unidos el bombardeo de las posiciones talibanes para tratar de continuar. Su armamento estaba compuesto de obsoleto material soviético y su capacidad de combate era suficiente para la resistencia pero incapaz para iniciar una ofensiva.

En la segunda parte de la campaña los objetivos de Estados Unidos eran los vehículos terrestres talibanes, tanto carros de combate como vehículos de transporte de tropas. Igualmente se buscaba a Osama bin Laden y al líder afgano, el Mohammed Omar, que fue atacado pero no alcanzado cerca de Kandahar a finales de octubre. A principios de noviembre los raids aéreos sobre el ejército talibán habían hecho mella y el día 2 las fuerzas de la Alianza del Norte podían avanzar libremente hacia Kabul.

El 9 de noviembre comenzó la batalla de Mazar-e-Sharif.

Avanzan los talibanes

Así, el 13 de noviembre de 2001, la capital Kabul fue tomada por la Alianza del Norte. Este hecho marcó el fin del régimen, y se impuso a Hamid Karzai como nuevo presidente. No obstante, Bin Laden no fue capturado. Los años siguientes la guerra prosiguió y los miembros de la OTAN tuvieron muchísimas bajas, ocupando nuevamente los talibanes muchos territorios.

En el año 2007 según algunos analistas los Talibanes podrían haber reconquistado el poder aún con las tropas invasoras occidentales todavía en el país.[1]

En agosto de 2008 la situación empeora para Estados Unidos y para la OTAN ya que sus bajas aumentan siendo que en junio, julio y agosto hubo más bajas que en Irak, sumando estos tres meses son casi 120 muertos comparando esto con los 190 que murieron en los primeros 3 años del conflicto es una clara muestra del recrudecimiento de la guerra.[2]

Para octubre del 2008, el país continúa en un clima de guerra constante y, según el Financial Times, en un descontento creciente con el gobierno de Hamid Karzai. Según el periódico, el descontento podría extenderse hacia el norte, donde los líderes de la Alianza del Norte, excluidos y presionados por Karzai, estarían rearmándose.

Responsables del genocidio en Afganistán: Hamid Karzai y George Bush.

Genocidio

En mayo de 2009 la Casa Blanca declaró que no detendría los bombardeos contra el país, negándose a la petición del presidente de Afganistán, Hamid Karzai, luego de que dos pueblos fueran bombardeados, causando la muerte de más de un centenar de civiles.[3][4]

Artículos relacionados

Referencias