Kleinfontein

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Busto en honor a Hendrik Verwoerd en Kleinfontein, quien durante su gobierno convirtió a Sudáfrica en la potencia económica del continente.

Kleinfontein es un asentamiento cercano a Pretoria, en Sudáfrica. Fue fundado por afrikaners en 1992 como una "aldea cultural". Se ha desarrollado y tiene una economía limitada. Sus fundadores buscan la autodeterminación bóer, mediante la creación de un estado propio (Volkstaat).

Es uno de los pocos asentamientos puramente blancos de Sudáfrica.

Este complejo privado cuenta con 800 hectáreas. Solo ‘Afrikaners’, blancos descendientes de holandeses, son admitidos en el recinto, y ni siquiera los policías negros son autorizados a entrar en el perímetro.

Entre sus vecinos se cuentan dirigentes nacionalistas, que reclaman la vuelta a la Sudáfrica que desmanteló Nelson Mandela en 1994 al alcanzar la Presidencia. La bandera oficial no ondea en Kleinfontein porque es un símbolo de la nación multirracial; «la razón por la que nos encontramos en esta situación», según el presidente de la comunidad, Jan Groenewald. Los habitantes de la urbanización cuando se les cuestiona sobre si eso no es "racismo" aseguran que no se trata de eso, sino de cultura, y que, en todo caso, el complejo es una propiedad privada en la que se reserva el derecho de admisión. «Para ser residente debes ser ‘Afrikaner’ descendiente de los primeros pobladores y cristiano protestante. "No pensamos en términos de raza, sino de cultura, aunque no podemos negar que tenemos razas diferentes", explicó Jan Groenewald al diario sudafricano Times.

Objetivo: la autodeterminación

Su aspiración es lograr la autodeterminación del pueblo Afrikaner, y tienen previsto negociar con el Ayuntamiento de Pretoria la autonomía de la localidad. «Tarde o temprano el Gobierno tendrá que aceptar lo que estamos haciendo aquí», añadió Groenewald. La mayoría de los habitantes de Kleinfontein son jubilados y profesionales liberales que eligieron el complejo por «razones de seguridad», en una Sudáfrica sumida en el caos desde que Mandela tomó el poder en el país.

La urbanización es al menos el segundo complejo solo para blancos que existe en Sudáfrica. El otro pueblo exclusivo para Afrikaners es Orania, en la provincia de Cabo Norte, ocupa una propiedad privada de 8000 hectáreas y cuenta con negocios, granjas, y hasta su propia moneda: el Ora.

Artículos Relacionados