Shamil Basaev

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Shamil Basaev

Shamil Basáyev (en cirílico Шамил Салмáнович Басáев) (14 de enero de 1965 - 10 de julio de 2006) fue el jefe militar de la guerrilla chechena durante la última década del siglo XX y los primeros años del siglo XXI. Fue uno de los hombres más buscados por el gobierno ruso, aunque él mismo llegó a ofrecer una recompensa a quien lograra asesinar al presidente Vladímir Putin.

Biografía

Basáyev nació el 14 de enero de 1965 en la aldea chechena de Vedenó. Con sólo 26 años de edad, se presentó como candidato a la primera presidencia de la Chechenia post-soviética. Lo derrotó el militar Dzyojar Dudáyev y durante la Primera guerra de Chechenia, Basáyev combatió a su lado. En 1991, participó en el secuestro de un avión de pasajeros en el aeropuerto de Mineralnie Vodi, que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Turquía.

En 1995, el líder checheno provocó una de sus más graves acciones insurgentes: la toma de rehenes de un hospital de Budiónnovsk.

En 1996, tras la muerte de Dudáyev, Shamil Basáyev tomó las riendas del Ejército de la República Chechena de Ichkeria. En 1997, en las presidenciales, llegó segundo y fue nombrado vicepresidente. Pero la situación de relativa tranquilidad, regulada por los rusos, no satisfacía a Basáyev, quien seguía predicando la total independencia de Chechenia. Un tiempo más tarde, la incursión que Basáyev organizó en el Daguestán en agosto de 1999 sirvió de pretexto a Moscú para iniciar la Segunda guerra de Chechenia.

En septiembre de 1999, una oleada de atentados causó casi 300 muertos en varias localidades de la Federación Rusa. El Gobierno federal, que anunció una recompensa de un millón de dólares por la captura de Basáyev vivo o muerto, le responsabilizó tanto de aquellos sucesos como de una serie de atentados similares en los años sucesivos.

En febrero de 2000, durante el asalto de las tropas rusas a Grozni, la capital chechena, Shamil Basáyev perdió una pierna por la explosión de una mina antipersona. Entonces, por primera vez, se habló con insistencia de su supuesta muerte. Basáyev desmintió los rumores, ofreciendo 2 millones y medio de dólares a quien asesinara a Vladímir Putin, gran responsable, según el guerrillero checheno, de las decenas de miles de muertes de civiles y del destrozo general de Chechenia.

Durante los años de guerra con el Ejército federal, Basáyev, a quien se relacionaba con los shahid ('mártires' en árabe) dispuestos a inmolarse en atentados suicidas en todo el territorio ruso, endureció sus posiciones políticas y religiosas. Además de autoproclamarse imán y de profesar la rama más estricta del Islam, el wahabismo, pretendía ir mucho más allá de la guerra local y expandir el conflicto fuera del Cáucaso.

El 9 de julio de 2006, y según fuentes del FSB, Basáyev conducía uno de los coches que escoltaban a un camión lleno de explosivos, al parecer para cometer un atentado que coincidiría con la cumbre del G-8 en San Petersburgo. El convoy fue atacado por fuerzas especiales rusas cerca de la localidad de Ekazhevo, en Ingushetia. El camión cargado de explosivos explotó, falleciendo Basáyev. Tras analizar muestras de ADN del cadáver, el 10 de julio el Gobierno federal confirmó la muerte del guerrillero.

Artículos relacionados