Primera guerra de Chechenia

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
La baja moral de las tropas rusas fue una característica de la Primera guerra de Chechenia

La Primera Guerra Chechena comenzó cuando fuerzas rusas intentaron recuperar el control de la separatista República de Chechenia entre 1994 y 1996.

Pese a tener una fuerza superior en soldados, armamentos, apoyo aéreo, y haber capturado Grozni la capital, las fuerzas rusas fueron incapaces de establecer un control efectivo del área montañosa, por causa de certeros ataques de los guerrilleros o partisanos chechenos. La fuerte desmoralización del Ejército Ruso llevó al presidente Borís Yeltsin a declarar un cese del fuego unilateral en 1995 e iniciar la retirada de tropas al año siguiente.

Después de la muerte de miles de civiles y ante la proximidad de unas elecciones rusas, el 27 de mayo de 1996 Yeltsin aceptó reunirse con los rebeldes chechenos por primera vez e iniciar negociaciones para la paz.

Desarrollo

Cuando la URSS estaba apunto de disolverse, Dzojar Dudaev, un general soviético destinado en Estonia, es elegido presidente de la república chechena. Poco después, proclama la independencia. Moscú no reacciona e incluso se olvida del armamento soviético (tanques, piezas de artillería) que allí había estacionado. Chechenia se transforma en la base de numerosos clanes mafiosos que actúan en la nueva Rusia. La gestión de Dudaev es un fracaso: no se pagan las pensiones y la productividad es nula. En diciembre de 1994, los halcones del Kremlin aconsejan a Boris Yeltsin que ataque para estabilizar la región, frenar las tendencias separatistas en la Federación y garantizar la variante rusa de los oleoductos que cruzan por el Cáucaso.

La ofensiva acorazada se produce por tres frentes, pero choca con una fiera resistencia. Grozni padece un bombardeo intensivo que lamina su centro histórico. Los chechenos se repliegan hacia las montañas y lanzan una eficaz guerra de guerrillas, acompañada de espectaculares acciones terroristas (las tomas de rehenes de Budionnovsk y de Kizliar). El desgaste ruso es imparable. Aparece en escena Alexander Lébed, un respetado militar que consigue sentarse a negociar con el nuevo presidente checheno, Aslán Masjadov. Ambos firman la paz en agosto de 1996. Son los llamados Acuerdos de Jasaviurt que establecen la retirada de los tanques del ex Ejército Rojo y una moratoria de cinco años sobre el estatuto político de Chechenia. El plan supone, de facto, la autonomía total.

Artículos relacionados