Vladimir Lenin

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Lenin

Lenin (ruso: Ленин) es el seudónimo de Vladímir Ilich Uliánov (ruso: Владимир Ильич Ульянов; Simbirsk, Rusia, 10 de abriljul./ 22 de abril de 1870greg. - Gorki, 21 de enero de 1924), dictador de origen judío y líder bolchevique. Fue el primer presidente del Gobierno soviético (el Consejo de Comisarios del Pueblo) de la Unión Soviética, elegido en el II Congreso de los Soviets de diputados obreros y soldados de toda Rusia el 25 de octubre de 1905.

Fue autor de un conjunto teórico y práctico basado en el marxismo para la situación política, económica y social de Rusia de principios del siglo XX. Posteriormente fue llamado leninismo, y actualmente se reconoce esta línea política y de acción como marxismo-leninismo.

Lenin fue uno de sus seudónimos revolucionarios. Se supone que eligió este nombre como oposición a Georgi Plejánov, quien usaba el seudónimo Volgin, por el río Volga. Uliánov, según esta tesis, eligió el río Lena, que es más largo y circula en la dirección opuesta. En cualquier caso, Plejánov parece que tuvo una influencia significativa sobre Lenin en aquella etapa de su vida, de forma que la veracidad de esta explicación aún está sujeta a dudas. Existen otras teorías sobre el origen de su nombre, ya que el mismo Lenin nunca explicó por qué lo escogió. En Occidente se le ha llamado algunas veces de forma errónea como Nikolái Lenin, aunque nunca fue llamado así en Rusia.

Primeros años

Primeros años

Lenin, cuyo verdadero nombre era Vladímir Ilich Uliánov, nació en Simbirsk (en la actualidad Uliánovsk) el 22 de abril de 1870. Su padre era un funcionario de origen mongol y su madre, María Alexandrowfla Blank, era de origen judío. Lenin posteriormente se casaría con la judía Nadezhda Krupskaya. En la casa de Lenin se hablaba yiddish, según el agente británico Herbert Fish, que vivió dos años junto al caudillo soviético.[1]

El primer incidente que alteró la tranquilidad de su juventud se produjo en 1887, cuando la policía arrestó y ejecutó a su hermano mayor por haber participado en una conspiración para asesinar al zar Alejandro III. Lenin se matriculó en la Universidad de Kazan ese mismo año, pero fue expulsado al poco tiempo por participar en actividades revolucionarias radicales y se trasladó a la hacienda de su abuelo, situada en la localidad de Kokushkino.

Durante este primer retiro (1887-1888) estudió las obras clásicas del pensamiento revolucionario europeo, especialmente El capital de Karl Marx, y no tardó en declararse seguidor de la ideología de este pensador. Pasado algún tiempo, fue admitido en la Universidad de San Petersburgo y terminó sus estudios de derecho en 1891. En 1895 participó en la fundación de la Unión para la Lucha por la Emancipación de la Clase Obrera de San Petersburgo. La policía no tardó en arrestar a los líderes de esta organización. Tras pasar quince meses en la cárcel, junto a una de sus compañeras, Nadiezhda Krúpskaia -que pronto se convertiría en su esposa-, Lenin fue deportado a Siberia hasta 1900. Después de este primer destierro allí, huyó a Suiza, donde fundó el periódico Iskra (La chispa) en colaboración con Georgui Plejánov, L. Martov y otros marxistas. Esta publicación se convirtió en un instrumento eficaz de cohesión entre los socialistas y contribuyó a la incorporación de nuevos miembros al movimiento.

Escribió su principal obra de teoría política ¿Qué hacer? (1902) mientras se encontraba en el exilio. Su proyecto para la revolución se basaba en la existencia de un partido sometido a una férrea disciplina, compuesto por revolucionarios preparados para actuar como "vanguardia del proletariado" y conducir a las masas trabajadoras a una inevitable victoria frente al absolutismo zarista. En realidad el objetivo era mucho más oscuro: formaba parte de la dominación mundial por parte de la sinarquía internacional.

Preparativos para la revolución

Lenin pasó en Europa la mayor parte del periodo anterior a 1917. Regresó a Rusia tras la Revolución de 1905, pero se vio obligado a abandonar nuevamente el país en 1907 ante la falta de apoyo que acabó con la insurrección.

Durante los años que pasó en Europa, Lenin (los bolcheviques) y los mencheviques se acusaban mutuamente de ser responsables del fracaso de la revuelta y muchos de sus más brillantes discípulos abandonaron sus filas. La ruptura definitiva con los mencheviques tuvo lugar en la Conferencia de Praga celebrada tres años después, en la que los mencheviques fueron excluidos del partido.

El estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-18) le dio la oportunidad de poner en práctica sus ideas: definió la contienda como fruto de las contradicciones del capitalismo y del imperialismo (El imperialismo, fase superior del capitalismo, 1916) y, en nombre del internacionalismo proletario, llamó sin éxito al movimiento socialista mundial a transformar la contienda en una guerra civil generalizada; más tarde, el deterioro del régimen zarista por efecto de la guerra le permitió pensar en lanzar la revolución socialista en su país como primer paso para una era de revolución mundial.

A pesar de las "críticas" al sistema capitalista, los bolcheviques fueron financiados por banqueros de Wall Street: los Rothschild, los Warburg, Kuhn, Loeb, Olef Aschberg, Schiff, Lazare, Hirsch, Gunzbourg, Speyer, Wallenberg, Guggenheim, Breitung, etc., todos promovieron revoluciones socialistas-marxistas y anarquistas.

Revolución y guerra civil

Propaganda soviética exaltando el culto a la personalidad con la imagen de Lenin

La Revolución Rusa de octubre de 1917 que derrocó al régimen zarista fue un acontecimiento que Lenin no había previsto ni tuvo nada que ver con él, pero regresó apresuradamente a Rusia con la ayuda del ejército alemán, ya que este veía en Lenin un agitador capaz de debilitar a su enemiga Rusia.

"Lenin fue enviado a Rusia por los alemanes de la misma manera que usted podría enviar un frasco que contiene una cultura con fiebre tifoidea o cólera para ser vertido en el suministro de agua de una gran ciudad, y funcionó con una precisión asombrosa. Apenas llegó Lenin y ya comenzó a hacer señas con un dedo aquí y con otro dedo allí para esconder personas en retiros en Nueva York, Glasgow, Berna y otros países, y reunió a los principales espíritus de una secta formidable, la secta más formidable del mundo, de la cual fue sumo sacerdote y jefe. Con estos espíritus a su alrededor se puso a trabajar con la demoníaca habilidad de destrozar todas las instituciones de las que dependían el Estado y la nación rusa. Rusia fue derrotada. Rusia tuvo que ser derrota. Ella fue puesta bajo el polvo".
Winston Churchill durante un debate el 6 de noviembre de 1919.[2][3][4]

Su llegada a Petrogrado (el nombre con el que fue rebautizada San Petersburgo) se produjo un mes después de que los obreros y soldados hubieran derribado al zar. Los bolcheviques de Petrogrado, entre los que se encontraba Stalin, estaban de acuerdo en que los representantes del ejército y de los soviets de trabajadores respetaran al Gobierno Provisional de Kerenski que se había establecido, pero Lenin rechazó esta línea de actuación. En la llamadas Tesis de abril alegó que sólo los soviets podían satisfacer las esperanzas, aspiraciones y necesidades de los trabajadores y el campesinado. El congreso del partido bolchevique aceptó el programa de Lenin bajo el lema "Todo el poder para los Soviets", considerando la revolución de marzo como la fase burguesa que había de preceder a la inaplazable revolución proletaria.

Después de un fallido levantamiento de los trabajadores en julio de 1917, Lenin pasó en Finlandia los meses de agosto y septiembre ocultándose del Gobierno Provisional. Durante ese tiempo plasmó su concepción del auténtico gobierno socialista en el ensayo Estado y Revolución, su aportación más importante a la teoría marxista, en la que aboga por la necesidad de la "dictadura del proletariado" como elemento de superación del Estado basado en la dominación de unas clases por otras. Asimismo, solicitó en repetidas ocasiones al Comité Central del partido que promoviera una rebelión armada en la capital. Finalmente su plan fue aprobado y puesto en práctica. Tras este tiempo de agitación, en el que se disuelve el Gobierno Provisional y en el que tenían controlado el II Congreso de los Soviets, los bolcheviques de Lenin creían dominar la situación por lo que no tienen inconveniente en que se celebren las elecciones democráticas a la Asamblea Constituyente. Los resultados fueron muy distintos de los esperados por Lenin, puesto que solo consiguieron el 23% de los votos. Tras este revés solo le quedaba imponerse por la fuerza. El golpe se convirtió en la triunfante Revolución de octubre gracias a la estrategia bolchevique de centrar sus demandas en el fin de la guerra (lo que les atrajo el apoyo de los soldados y las clases populares) y el reparto de tierras (que les permitió contar con la simpatía del campesinado). Pocos días después de la revolución bolchevique contra el gobierno democráticamente elegido en octubre, Lenin fue elegido presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (Jefe de Gobierno) y tomó las medidas oportunas para consolidar el poder del nuevo Estado soviético.

Lenin embalsamado

Como líder indiscutido del Partido (que en 1918 pasó a llamarse Partido Comunista), dirigió desde entonces la edificación del primer Estado socialista de la Historia. Cumplió sus promesas iniciales al apartar a Rusia de la guerra por la Paz de Brest-Litowsk (1918) y repartir a los campesinos tierras expropiadas a los grandes terratenientes. Pero, consciente del carácter minoritario de sus ideas radicales, demostrado por los resultados electorales, adoptó una violenta dictadura de partido único, empleando métodos brutales de represión. Disolvió la Asamblea constituyente (1918), proscribió a la oposición y creó una policía política para perseguir a los disidentes incluyendo a los demás socialistas, siguiendo literalmente las tesis de Marx de acabar con los socialistas no marxistas; a escala mundial, exigió a los demás partidos socialistas fidelidad absoluta a sus directrices, , provocando la escisión del movimiento obrero con la aparición en todos los países de partidos comunistas sometidos al control de una Tercera Internacional comunista (Komintern) con sede en Moscú (1919). Delegó en Trotski la organización del Ejército Rojo, con el que consiguió arrasar al ejército blanco tras una dura Guerra Civil (1918-20). Una vez recuperado el control del antiguo imperio de los zares, articuló el territorio creando la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1922), a la que dotó de organización formal por la Constitución de 1923.

Acuciado por las necesidades de la guerra, pero también siguiendo sus propias convicciones ideológicas, impuso una política de socialización inmediata de la economía, nacionalizando los principales medios de producción y sometiendo las actividades a una estricta planificación central; provocando el hundimiento de la producción y una desorganización general de la economía rusa. Aquejado por una grave enfermedad, Lenin se fue retirando paulatinamente de la dirección política, mientras veía cómo sus colaboradores -especialmente Trotski y Stalin- iniciaban la disputa por la sucesión, siendo este último el que le sucediera.

Primer genocida

Asesinados por la Checa de Kiev (Ucrania) en 1919, durante el Terror Rojo (1918-1922), la época más dura de la dictadura de Lenin.

Lenin fue el primer genocida comunista de la historia, propugnando un exterminio dirigido hacia sectores sociales concretos, el burgués, el clérigo, el aristócrata, el capitalista o simplemente el izquierdista que no siguiera las consignas bolcheviques. También fue el primero en utilizar redes de campos de concentración, detenciones de rehenes y matanzas en masa de civiles. Y tampoco fue en Auschwitz, como la historia oficial cuenta, donde se utilizó el gas para exterminar a población civil, sino en Tambov por orden de Lenin el 12 de junio de 1921 para exterminar a los campesinos rebeldes que se escondían en los bosques.

En cualquier caso, las cifras de víctimas mortales[5] del leninismo, de noviembre 1917 a enero 1924, hablan por sí solas, a saber:

  • Más de 1 millón de personas asesinadas por motivos políticos o religiosos.
  • Entre 300.000 y 500.000 cosacos asesinados.
  • Cientos de miles de trabajadores y campesinos asesinados por hacer huelgas.
  • Más de 240.000 muertos en la represión de la rebelión de Tambov.
  • Más de 50.000 prisioneros de guerra blancos ejecutados.
  • Entre 3,8 y 6 millones de muertos por hambrunas entre rusos, kazajos y tártaros.

Krupskaya, la mujer de Lenin

La esposa de Lenin, llamada Krupskaya. Defendía el "derecho" a la violación.

La mujer de Lenin −también judía− conocida como Krupskaya, pero cuyo verdadero nombre era Nadiezda Konstantinovna, acentuó su lucha tras la muerte de su esposo mediante el adoctrinamiento.

En su Outchit Gazeta escribió (10/Oct./1929): "Aunque la socialización de las mujeres no está formalmente ratificada en la lucha soviética, debe convertirse en una realidad y penetrar en la conciencia de las masas.

Consecuentemente, cualquiera que intente defender a una mujer que es (indecentemente) asaltada, muestra una naturaleza burguesa y se declara a sí mismo a favor de la propiedad privada.

El oponerse a la violación es resistirse a la revolución comunista de octubre."

Referencias

  1. Louis Marschals-ko: World Conquerors, pág. 52.
  2. Winston S. Churchill: His Complete Speeches, 1897-1963, Volume III. Chelsea House Publishers, London. 1974. p.2783.
  3. Winston S. Churchill: His Complete Speeches, 1897-1963, Volume III. Chelsea House Publishers, London. 1974. p.2870.
  4. House of Common's Debates: November 5, 1919
  5. "Grandes aportaciones del comunismo / El asesinato y el genocidio" Actuall (Consultado el 12 de julio de 2018).

Artículos relacionados

Enlaces externos