Xi Jinping

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Xi Jinping

Xi Jinping (en chino simplificado, 习近平; nacido en Pekín, 15 de junio de 1953) es el secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, presidente de la Comisión Militar Central​[1] y, desde el 14 de marzo de 2013, presidente de la República Popular China.[2]

Durante su gobierno, tiene lugar una guerra comercial con los Estados Unidos de Donald Trump en la que EE.UU. intentaba defenderse de la competencia desleal, la relocalización de empresas, la violación de los derechos de autor y el dumping de productos chinos en el mercado estadounidense.[3] Además, en su país se generó la pandemia de COVID-19, donde el gobierno ocultó la verdad sobre su propagación y silenció despiadadamente a los científicos y médicos que trataron de advertir al mundo, hasta que la enfermedad se propagó por el planeta.[4]

Biografía

Xi nació en Pekín en 1953, pertenece a la etnia han. Es hijo de Xi Zhongxun, ex viceprimer ministro de China y uno de los fundadores de la guerrilla comunista que operó en el norte de China contra el Kuomintang.

Durante la Revolución Cultural fue enviado a trabajar al campo, exactamente en la brigada de producción de Liangjiahe de la comuna de Wen'anyi del distrito de Yanchuan, en la provincia de Shaanxi, entre 1969 y 1975.[5]

Después estudiaría Ingeniería Química en la Universidad Tsinghua, en Pekín, donde también obtuvo el doctorado en teoría marxista y en educación ideológica y política en la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.[2][5]

Carrera política

En enero de 1974 se unió al Partido Comunista de China.[5] En su carrera política ha recorrido algunas de las provincias costeras con mayor desarrollo. En 1999 fue nombrado gobernador de la provincia de Fujian.[5]​ En 2000 fue nombrado secretario del PCCh de la provincia de Zhejiang.[2] ​Después de ganarse reputación de luchador contra la corrupción, en marzo de 2007 fue nombrado secretario del PCCh en Shanghái, reemplazando a Chen Liangyu, destituido del cargo acusado de corrupción.

En octubre de 2007 fue nombrado miembro (el sexto, según el protocolo), del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China.[5] Desde entonces hasta noviembre de 2012 también se desempeñó como miembro del Secretariado del Comité Central Partido Comunista de China y presidente de la Escuela Central del Partido.[5]

El 11 de febrero de 2008 fue nombrado encargado de los Juegos Olímpicos de Pekín, confirmando de manera extraoficial que Xi sería nombrado próximo vicepresidente.

El 15 de marzo de 2008 fue elegido vicepresidente de la República Popular China,[5] en la XI Asamblea Popular Nacional de China, al mismo tiempo que Hu Jintao fue reelecto presidente.

El 18 de octubre de 2010 Xi fue nombrado vicepresidente de la Comisión Militar Central, de esta manera pasó a ocupar puestos destacados en el Ejército Popular de Liberación, el Partido Comunista de China y el Gobierno.

Secretario general del Partido Comunista de China

El 15 de noviembre de 2012, tras la confirmación del Comité Central del Partido Comunista de China, Xi fue nombrado Secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China. Tras esto declaró que sus principales metas serían fortalecer la nación, elevar el nivel de vida de la población y acabar con la corrupción en los distintos niveles gubernamentales.

Presidente de China

El 14 de marzo de 2013, tras la confirmación de la Asamblea Popular Nacional de China, Xi asumió la presidencia de la República Popular China.

La filosofía política de Xi forma parte de la Constitución del Partido Comunista de China bajo el nombre de "pensamiento de Xi Jinping", en similitud al pensamiento Mao Tse Tung. También se ha señalado que se ha armado un culto a su personalidad.

A lo largo de su presidencia ha emprendido una amplia campaña anticorrupción la cual ha sido considerada como la mayor «purga» de oponentes desde los tiempos de Mao.[6]​ Las sanciones han afectado a más de un millón de personas.

El día 11 de marzo de 2018 el Comité Central del Partido Comunista de China votó a favor de la reforma de la Constitución que permitirá a Xi Jinping presentarse indefinidamente a la reelección, acabando con el límite de dos mandatos que se encontraba en vigor.[7]

COVID-19

La pandemia de COVID-19 comenzó en China a finales del 2019 en la ciudad de Wuhan,​ capital de la provincia de Hubei, cuando se reportó a un grupo de personas con neumonía de causa desconocida, vinculada principalmente a trabajadores del mercado mayorista de mariscos de dicha ciudad.

El 30 de diciembre, un grupo de médicos del Hospital Central de Wuhan, liderado por la doctora Ai Fen, lanzó una alerta sobre un "coronavirus similar al SARS". Ocho de estos médicos fueron arrestados bajo la acusación de difundir falsos rumores por parte de gobierno comunista chino, entre los cuales se encontraba el doctor Li Wenliang. China ocultó la verdad sobre su propagación y silenció despiadadamente a los científicos y médicos que trataron de advertir al mundo.[4]

Sin embargo, la alta transmisión del virus hizo que sea imparable de contener y evitar la propagación de forma disimulada por del gobierno chino, la enfermedad se propagó fuera de la ciudad hacia el resto del país y a posterior al extranjero llegando al resto del mundo.

A pesar de esta situación, su gestión durante la pandemia fue aceptada por el presidente OMS, el socialista Tedros Adhanom,[8] que fue cuestionado mundialmente por actuar con lentitud para detener la epidemia y de tener una relación demasiado estrecha con el gobierno comunista de China. Es más, la OMS y Adhanom han sido duramente criticados por mostrar más preocupación por la protección de la imagen de China que por la lucha contra la enfermedad.[4]

Purga política de su predecesor

En octubre de 2022, el ex presidente chino Hu Jintao, que gobernó el país entre 2003 y 2013, fue escoltado fuera del Palacio del Pueblo, donde se celebra la clausura del XX Congreso del Partido Comunista Chino, en lo que aparentó ser una purga política con escarnio público del veterano dirigente.

Poco después de que la prensa accediera al gran salón y con las cámaras ya captando lo que sucedía, unos esbirros se acercaron a Hu, sentado a la izquierda del actual presidente Xi Jinping. Le conminaron a levantarse y salir del recinto. El ex mandatario pareció resistirse verbalmente y mientras era escoltado fuera de la sala pudo cruzar unas breves palabras con Xi.

La inusual escena, que duró alrededor de un minuto al entrar los periodistas en la sala de plenos, supone la posible purga política de la facción del ex jefe del régimen chino, antecesor de Xi en el cargo. Recordemos que ya en su discurso de apertura, Xi fue muy crítico con la década de mandato de su antecesor:

Hace una década hubo avances pero también una serie de problemas que demandaban una acción urgente. Había dentro del partido una falta de entendimiento claro, falta de medidas efectivas y una tendencia a la debilidad. La burocracia, el hedonismo y la extravagancia persistía en muchos lugares y departamentos. Los privilegios eran un problema y se encontraron algunos casos chocantes de corrupción[9].
Xi Jinping

Referencias

Artículos relacionados

Enlaces externos