Yákov Yurovsky

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Yákov Yurovsky

Yákov Mijáilovich Yurovski nació el 19 de junio de 1878 en Tomsk, Siberia, Imperio Ruso y murió el 2 de agosto de 1938, en Moscú, Unión Soviética. Fue conocido por asesinar al último emperador ruso, el zar Nicolás II de Rusia y su familia tras la revolución rusa de 1917.

Juventud

Yákov fue el octavo de diez hijos de una familia judía. Por eso su familia odiaba y despreciaba por tradición a la Rusia imperial. Estudió en una escuela de Tomsk, pero nunca la terminó.

Comenzó su vida laboral aprendiendo el arte de la relojería. Vivió en el Imperio Alemán desde 1904, donde se convirtió al luteranismo y cambió su nombre. Tras retornar a Rusia durante la Revolución Rusa de 1905, se unió a los bolcheviques. Arrestado varias veces durante años, se convirtió en un ferviente comunista.

Ejecución de la familia imperial

En la noche del 16 de julio de 1918, un escuadrón bolchevique asesinó cobardemente al último emperador de Rusia, el zar Nicolás II, junto con su esposa Alejandra de Hesse y sus cuatro hijas: la Gran Duquesa Olga de Rusia, la Gran Duquesa Tatiana Nikoláyevna de Rusia, la Gran Duquesa María Nikoláyevna de Rusia y la Gran Duquesa Anastasia Nikoláyevna de Rusia, además del zarévich Alexis de Rusia. Junto con la familia, su médico de cabecera Botkin y otros tres sirvientes también fueron asesinados. Todos fueron muertos a tiros y apuñalados en una habitación de la casa Ipatiev en Ekaterimburgo, una ciudad en la región de los Urales, donde fueron hechos prisioneros.

Se cree que Yurovski disparó al zar y a su hijo en persona, mientras que sus compañeros de escuadrón asesinaron a los otros miembros de la familia real. Presuntamente las ejecuciones fueron realizadas por un pelotón de fusilamiento: algunas balas erraron en sus objetivos, y la joyería cosida en las ropas de las hijas actuó como chaleco antibalas, por lo que algunos miembros de la familia fueron rematados con disparos a quemarropa en la cabeza.

Para prevenir cualquier intento de culto al zar muerto, los cuerpos fueron enterrados en el campo. Los cadáveres de Nicolás y su familia se creyó durante largo tiempo que habían sido sepultados en un pozo minero, en un lugar conocido como los Cuatro Hermanos. Después se comprobó que realmente fueron depositados allí la noche del 16 al 17 de julio, pero a la mañana siguiente —cuando los rumores comenzaron a circular por Ekaterimburgo, descubriendo el lugar del enterramiento— Yurovski ordenó rescatar los cadáveres y enterrarlos en otro lugar. Cuando el vehículo que trasladaba los cuerpos se averió en el camino al sitio elegido, se improvisaron nuevos planes y se enterró la mayoría de los cadáveres en una mina oculta y sellada en el camino Koptyaki, una vía ya abandonada, 12 millas al norte de Yekaterinburgo.

Todas las instrucciones recibidas por Yurovsky fueron emitidas por el Sóviet de los Urales quien a su vez, las recibió del Yákov Sverdlov, principal dirigente del Soviet Central e íntimo de Lenin.

Tras la Guerra Civil

Tras la Guerra Civil Rusa, Yurovski ejerció como Jefe del Tesoro del Estado Soviético (GosHran). Murió en 1938, producto de una úlcera péptica.

Artículos relacionados

Enlaces externos